aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 25 de septiembre de 2018
Editorial

12/11/2015

Desmán financiero que hay que corregir

El Ayuntamiento de Zaragoza no tiene dinero en su actual presupuesto para afrontar el pago de los servicios básicos que presta. Además, acumula importantes deudas por facturas correspondientes a años anteriores. El responsable  de Economía, Fernando Rivarés, ha vuelto a describir el desmán financiero que existe en el Consistorio y ha cargado contra el anterior equipo de gobierno por su mala gestión y por infradotar partidas.

A dos meses para que finalice 2015, el Consistorio ya ha agotado el dinero para servicios como el agua, el alumbrado público, la electricidad de los equipamientos, el autobús, la limpieza, la recogida de residuos y  la gestión de los puntos limpios. El panorama parece desolador y muy preocupante para los zaragozanos.  Pese a todo, Rivarés ha quitado hierro al asunto y ha garantizado que los servicios seguirán prestándose con normalidad.

Para conseguirlo, los esfuerzos deben centrarse en conseguir más recursos económicos este año y no en acumular deuda. Sin embargo, estos no deben hacerse costa de incrementar los impuestos abusivamente a las empresas que crean empleo en la ciudad. Así se lo hicieron saber a Zaragoza en Común, en la negociación de las ordenanzas fiscales,  los grupos municipales del Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos.

De todas formas, aún queda tiempo para incrementar los 693 millones de euros con los que en principio cuenta el futuro borrador del presupuesto. Una posibilidad pasa por reclamar con contundencia la deuda del tranvía. Son 40 millones de euros que no se pueden cuestionar, porque se asumieron en un convenio entre ambas instituciones. Los grupos municipales también tendrán que presionar para mejorar los cincos millones que corresponden por el convenio de Acción Social y para que la DGA incluya una partida presupuestaria para la Ley de Capitalidad.