aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 18 de septiembre de 2018
Editorial

6/11/2015

Impuestos progresivos para favorecer la recuperación

El 99,9% de las compañías aragonesas son pymes, un total de 89.762 pequeñas y medianas empresas que dan empleo a 500.000 personas. Sin embargo, este número se ha visto disminuido de forma importante desde el comienzo de la crisis, cuando había casi 95.000. Esta pérdida ha supuesto un golpe demasiado duro para el tejido empresarial aragonés.

El segmento de la economía que más ha sufrido las consecuencias de la crisis son las pymes y los autónomos. Pero, paralelamente, el crecimiento tiene que venir de la mano de las pequeñas y medianas empresas. Son la pymes las principales creadoras de trabajo y riqueza y las que tienen que regenerar el tejido productivo del país. Pero no pueden hacerlo solas, por lo que el apoyo de la Administración es fundamental.

Las agrupaciones de empresarios critican que la mayor parte de la legislación se hace por y para las grandes compañías. Si las pymes tienen que ser las encargadas de crear empleo, es necesario que el sistema fiscal se adapte a ellas y se tenga en cuenta su estructura y dimensión. Por ello, es necesario implantar una progresividad en los impuestos para favorecer la reactivación económica.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, anunció este jueves que el Gobierno está creando plataformas tecnológicas para tratar de poner al alcance de las pequeñas empresas recursos que a veces parecen inaccesibles como la internacionalización o la innovación. Sin duda, se trata de una buena noticia que debe ir acompañada de otras actuaciones como el apoyo al emprendimiento, rebajando las trabas administrativas, o medidas que adapten la formación a las necesidades de las compañías.