aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Jueves, 8 de diciembre de 2016
M. Ambiente
Noelia Fragoso Delgado

27/1/2014

Cauces limpios, menor riesgo
La Confederación Hidrográfica del Ebro ha impulsado un proyecto de limpieza integral que verá la luz este año. Realizará extracciones estratégicas de grava y sedimentos en el cauce del río, lo que permitirá aliviar los efectos de las riadas producidas por las avenidas del río tras tormentas torrenciales y el deshielo de primavera.
Xavier de Pedro visita las obras de retirada de sedimentos en Pina de Ebro
Xavier de Pedro visita las obras de retirada de sedimentos en Pina de Ebro

Zaragoza.- Las avenidas de los ríos son un fenómeno natural de fuerza mayor que puede llegar a mucha altura y tener efectos que no puedan absorber las defensas creadas por el hombre. Éstas no son una absoluta garantía de que no va a haber problemas, por lo que hay conjugar sistemas como el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), que ayudaron a laminar con la regulación de embalses y reducir las afecciones en 2013; los mapas de peligrosidad o la laminación de las avenidas en los embalses; así como una mejor coordinación con los servicios de Protección Civil.

Experiencia sobre ello ha tenido la Confederación Hidrográfica del Ebro, que desde octubre de 2012 ha tenido que actuar en un gran número de municipios aragoneses a causa de los destrozos provocados por las riadas producidas después de tormentas torrenciales.

Los alcaldes de los municipios le siguen reclamando la limpieza de cauces, aunque sea dentro de las zonas protegidas que no permite la normativa. Una reglamentación que el mismo presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, considera rígida y para la que pide flexibilidad al Gobierno central.

Y es que De Pedro cree que los procedimientos complejos y que dilatan en el tiempo las actuaciones de limpieza han generado un cambio en el Eje del Ebro, que ha llevado a la acumulación de sedimentos, que ha convertido avenidas del río ordinarias en extraordinarias, por los daños que causan.

Así, la CHE ha impulsado un proyecto de limpieza integral, pero que deberá ser programada con requerimientos medioambientales, en los puntos con excesivo acumulo de gravas. Se espera que vea la luz este año para mantener continuadamente el cauce con extracciones en zonas estratégicas, aliviando en cierta forma los efectos de las riadas.

Asimismo, se está poniendo en marcha la directiva de inundaciones con el diseño de mapas de riesgo y medidas concretas de actuación, también relacionándose con los planes de urbanismo. “En esa línea hay que seguir trabajando porque hay innovación continua, con nuevos métodos tecnológicos”.

La CHE quiere evitar las afecciones cuantiosas en los municipios
La CHE quiere evitar las afecciones cuantiosas en los municipios

Por otro lado, De Pedro aboga por mejorar el sistema de avisos aunque subraya que cuando se trata de avenidas súbitas, como en el caso de Oliete, “no da tiempo a poner en alerta a los sistemas, pero me consta que Protección Civil trata de mejorar el aviso a la población, mientras que nuestros sistemas de medición ven los caudales de los ríos y se comunican a Protección Civil, pero en las tormentas que descargan en zonas concretas en poco tiempo, resulta difícil este tipo de acciones”.

Las actuaciones en 2013 por parte de la Confederación han llegado a todos los municipios. En el tramo medio del Ebro, lo primero en ejecutarse fueron las reparaciones de motas y defensas por valor de 1,4 millones de euros en 38 puntos en El Burgo de Ebro, Pina de Ebro, Nuez de Ebro, Villafranca, Osera, Fuentes de Ebro, Peñaflor y Cabañas; en Navarra, en Milagro, Valtierra, Castejón, Arguedas, Tudela, Cabanillas, Buñuel y Cortes y en La Rioja, en Alfaro. A esto se unen las actuaciones de limpieza realizadas en Boquiñeni, Pina de Ebro, Novillas y Pradilla de Ebro, por un valor de 950.000 euros.

En el Valle del Ésera se han invertido cuatro millones de euros y el grado de ejecución de las obras asciende al 90%, quedan reparaciones en la zona denominada de los pescadores y en los muros de entrada y salida de Benasque y se han concluido las actuaciones en restitución de alineaciones y adecuación de cauce.

En Villanova y Sesué también se ha terminado prácticamente y ya se ha finalizado la mota defensiva. Mientras, en Castejón de Sos también se ha concluido la mota y las obras están al 90%. Asimismo, se acaba de iniciar una actuación en Campo, ya que la contratista es la misma que la de Castejón y primera empezaba por ese municipio.

En la Cuenca del Martín, tras las inundaciones de agosto, se han invertido ya 150.000 euros en actuaciones y a estos se suman otros 150.000 euros para la zona de Hoz de la Vieja, Oliete y Albalate. Allí se han hecho reparaciones de muro defensivo, abastecimiento, reparaciones en núcleos urbanos y limpiezas puntuales.

Las riadas ordinarias se convierten en extraordinarias por el acumulo de sedimentos
Las riadas ordinarias se convierten en extraordinarias por el acumulo de sedimentos

Otras novedades

La Confederación Hidrográfica del Ebro está estudiando implantar una tarifa a los principales beneficiarios del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) para que contribuyan a la conservación, mantenimiento y modernización de este servicio.

La tarifa repercutiría a los usuarios del agua directamente beneficiados por esta gestión (grandes sistemas, hidroeléctricos, regantes…) y se podría incluir el propio Consorcio de Seguros debido a los resultados de un informe de la CHE que destacaba que sin la acción de los embalses los daños de algo más de 33 millones de euros hubieran ascendido a 102,2 millones de euros, lo que ha permitido reducir las reclamaciones de pago al Consorcio de Seguros, beneficiándole de la acción de los embalses.