aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Domingo, 25 de septiembre de 2016
Cultura
Emilio César Mera Gallego

24/1/2014

La Fundación Santa María de Albarracín realiza trabajos de restauración en Albarracín, Tronchón, Molinos y Gea de Albarracín
La Fundación Santa María de Albarracín llevará a cabo este año labores de restauración interior del presbiterio de la catedral de Albarracín y trabajos de obra civil de iluminación del casco histórico de este municipio. Trabajará también en la ermita de la Virgen del Tremedal, en Tronchón, o en la de Santa Lucía en Molinos.
El presidente de la Fundación Santa María de Albarracín es José Ángel Biel
El presidente de la Fundación Santa María de Albarracín es José Ángel Biel

Albarracín.- La Fundación Santa María de Albarracín ha aprobado este viernes su plan de actuación para el presente ejercicio. Durante este año realizará trabajos de restauración interior del presbiterio de la catedral de Albarracín y de obra civil de iluminación del casco histórico de la localidad.

También llevará a cabo trabajos fuera de Albarracín. Concretamente, realizará labores de restauración pictórica de la bóveda de la ermita de la Virgen del Tremedal en Tronchón y trabajará en las pinturas murales de la ermita de Santa Lucía en Molinos y en el retablo del Cristo de la iglesia parroquial de San Bernardo en Gea de Albarracín.

Entre los meses de marzo y octubre llevará a cabo siete cursos para técnicos en distintas especialidades de conservación y restauración de bienes muebles. El director gerente de la Fundación, Antonio Jiménez, ha explicado que gracias a ellos se han podido restaurar “1.200 piezas” de distintos materiales.

La Fundación mantiene los cinco seminarios que venía realizando y los siete conciertos a lo largo del año. También habrá un largo número de exposiciones a lo largo de este 2014.

El presidente de la Fundación, José Ángel Biel, ha recordado que todas estas actividades se hacen “con el mismo dinero desde hace 14 años, 50 millones de pesetas entonces, 300.000 euros ahora”. Cree que éste es “un ejemplo de buena gestión”.