aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Sábado, 1 de octubre de 2016
M. Ambiente
Redacción

22/1/2014

Alerta naranja por nieve en el Pirineo
Aragón se encuentra en alerta naranja por nieve en el Pirineo, además de amarilla por viento en toda la Comunidad. La Aemet ha informado de que se pueden alcanzar hasta los 30 centímetros de nieve acumulada a lo largo del viernes y la cota se sitúa en los 800 metros. Las rachas por viento pueden ser de hasta 90 kilómetros por hora.
Imagen de archivo de un temporal de nieve
Imagen de archivo de un temporal de nieve

Zaragoza.- El Centro Territorial de Aragón, La Rioja y Navarra de la Agencia Estatal de Meteorología ha señalado alerta naranja por nieve en el Pirineo, donde se pueden producir hasta 30 centímetros de acumulación, a lo largo de todo el viernes 24 de enero. Con una probabilidad de entre el 40% y el 70%. La cota de nieve se encuentra en los 800 metros.

Asimismo, la Aemet ha señalado alerta amarilla por nieve en el Pirineo, donde se esperan siete centímetros de nieve acumulada desde las 15.00 horas del jueves 23 y hasta las 00.00 horas del viernes 24 de enero.

De la misma forma, la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón ha señala alerta amarilla por viento, con rachas de 90 kilómetros por hora en el Pirineo oscense, durante toda la jornada del viernes 24 de enero.

Igualmente, se pueden producir rachas de 70 kilómetros por hora en la Ribera del Ebro entre las 12.00 horas y las 21.00 hotas del viernes 24 de enero. También en Teruel, donde en Albarracín, Jiloca, Gúdar y Maestrazgo se pueden producir rachas de viento de 80 kilómetros por hora y en el Bajo Aragón con ráfagas de 70 kilómetros por hora, entre las 12.00 y las 21.00 horas del viernes 24 de enero para todas las zonas.

Consejos de protección civil

Por su parte, Protección Civil también ha activado todo el operativo para hacer frente a cualquier situación de emergencia. El dispositivo se coordina desde el 112 SOS Aragón.

Los principales consejos de autoprotección ante nevadas intensas: preste atención a los medios de comunicación para obtener información de la Agencia Estatal de Meteorología; si pasa mucho tiempo en el exterior, lleve prendas ligeras y cálidas superpuestas; evite la entrada de aire extremadamente frío en los pulmones. Para ello protéjase el rostro y la cabeza; y desconecte todos los aparatos eléctricos que no sean necesarios.

Además también aconseja que tenga a mano velas, linternas y pilas; lleve ropa y calzado adecuado para las bajas temperaturas. Evite prendas ajustadas para que el aire circule entre la piel y la ropa actuando como aislante; son preferibles las manoplas a los guantes, ya que éstas reducen la zona expuesta al frío al conservar el calor entre los dedos; no realice ejercicio físico excesivo, puesto que el frío no es bueno para la circulación sanguínea; siga una dieta rica en nutrientes y vitamina C; y evite la ingesta de alcohol ya que favorece la pérdida de calor.

Si tiene que desplazarse en coche evite el viaje siempre que no sea imprescindible utilice, si es posible, el transporte público; infórmese de la situación meteorológica y del estado de las carreteras del trayecto y de la zona a la que se dirige; si el viaje es inevitable, procure no desplazarse sólo y revise su coche antes de salir; lleve en el vehículo radio, pala, cuerda, una linterna, ropa de abrigo, una manta y algún alimento rico en calorías; es imprescindible llevar cadenas o neumáticos de invierno y, si es posible, un teléfono móvil; evite conducir de noche; lleve el depósito de combustible lleno, repostando cada 100 kilómetros aproximadamente; antes de salir, e infórmese de dónde se encuentran los lugares de refugio en la ruta que piense seguir (albergues, hoteles…).

Igualmente, si el temporal le sorprende dentro del vehículo, permanezca en su interior con la calefacción puesta y la ventanilla entreabierta para facilitar la renovación del aire; mantenga limpio de nieve y desbloqueado el tubo de escape para evitar que los humos entren al interior del coche; si hay nieve dura o hielo, ponga las cadenas y conduzca con marchas cortas y sin cambiar bruscamente de dirección; no pise el freno al rodar sobre un tramo helado. Es preferible que el coche cruce el tramo por sí mismo; la radio le facilitará información sobre la situación meterorológica.