aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Domingo, 4 de diciembre de 2016
Huesca
Amanda Compañet Querol

15/1/2014

La CHE desautoriza la reapertura del camping de Castejón de Sos
El camping de Castejón de Sos deberá desaparecer tras el dictamen de la Confederación Hidrográfica del Ebro. Las instalaciones, que se vieron gravemente afectadas en las riadas del pasado mes de junio, no podrán reabrir al tratarse, según el informe, de una actividad vulnerable en una zona de flujo preferente.
Las máquinas siguen trabajando en el cauce del Ésera
Las máquinas siguen trabajando en el cauce del Ésera

Benasque.- La Confederación Hidrográfica del Ebro finalmente ha negado la autorización de reapertura al camping de Castejón de Sos, ya que se encuentra en una zona demasiado cercana al río y no puede garantizar su seguridad ante una nueva riada como la del pasado mes de junio. Una decisión que se ha tomado tras la realización de un informe en el que se han analizado las infraestructuras dañadas y que ha determinado que, de las 22 pasarelas y puentes existentes sobre el Ésera, sólo nueve estaban autorizados.

“Hemos sacado varias conclusiones del informe como que aquellas infraestructuras que han resultado más dañadas no estaban autorizadas”, ha admitido el presidente de la CHE, Xavier de Pedro, que también ha destacado el mal estado de puentes y pasarelas. “Vamos a tomar medidas con estas infraestructuras, sobre todo, en la más afectada, el camping de Castejón de Sos y en ese sentido se va adoptar una resolución que se firmará esta semana por la cual no se va legalizar este camping de cara un futuro”, ha argumentado el presidente en su visita a las zonas afectadas.

De Pedro también ha dejado patente que desde la CHE se les va a dar un plazo de seis meses “porque se considera que está en zona de flujo preferente del río con el fin de evitar que en un futuro se pudieran producir daños a personas”, ha avanzado sin dejar de lado el estudio y análisis de otro camping que tuvo una incidencia menor, pero que también va a ser objeto de investigación.

Al respecto, el alcalde de Castejón de Sos, José Manuel Abad, ha admitido que ya está trabajando para encontrar una nueva ubicación para un camping que es necesario para la localidad. “Ahora todo pasa por una solución de suelo y económica claro. Tenemos claro que el Ayuntamiento desea tener un camping porque el pueblo lo necesita, a nivel turístico y económico lo necesita todo el valle”, ha mantenido, avanzando que todo empezará por buscar una alternativa privada por si pudiera surgir “y en el caso que no salga en un plazo corto de tiempo el Ayuntamiento deberá ceder parte de su suelo para ubicar el camping”.

Respecto a pasarelas y puentes existentes, se ha comprobado que sólo nueve contaban con la correspondiente autorización. En una evaluación de daños ha quedado constatado que prácticamente todos los que no contaban con esta autorización administrativa se han visto afectados por este episodio (12 de los 13 no autorizados), mientras que entre los que sí contaban con autorización sólo ha tenido afecciones uno de ellos, poniendo de relieve la necesidad de este control administrativo en infraestructuras expuestas. Actualmente estas infraestructuras están en trámite de legalización.

Obras de emergencia 

Estas actuaciones de emergencia suponen una inversión de 3,7 millones de euros y a ellas hay que sumar las acciones que de forma inmediata ejecutó la Confederación tras el episodio en los puntos donde el efecto de la crecida había comprometido la seguridad. Por ello, se completó la reparación de cimentaciones en muros de defensa que sustentan edificaciones en varios puntos del núcleo urbano de Benasque y se retiraron sedimentos para rebajar el lecho del río Ésera en Sahún, aguas arriba del embalse de Eriste.

Para definir las actuaciones que se están concluyendo se tuvieron en cuenta las opiniones de los alcaldes de los municipios afectados con quienes De Pedro y técnicos del Organismo mantuvieron una reunión el pasado mes de agosto para informar de estos trabajos.

Durante el recorrido de este miércoles se han repasado las actuaciones realizadas y las que se están ejecutando actualmente como los trabajos en el casco urbano de Benasque. En este caso las obras están finalizadas y han consistido en la reconstrucción de los muros de encauzamiento afectados en varios tramos (entrada al núcleo, zona de pescadores, aguas abajo del puente del núcleo urbano y el camino de acceso a Anciles) y la reposición de márgenes en el entorno del helipuerto de la Guardia Civil.

De las mismas ha hablado el teniente de alcalde de Benasque, Manuel Mora, que entiende que todo está bastante consolidado. “Con las defensas que se han llevado y con la limpieza del cauce creo que no habrá ningún problema. Estamos hablando de una riada muy excepcional, creemos que no tiene porque verse afectado el casco de Benasque nunca más”, ha puntualizado.

Entre Benasque y el embalse, las actuaciones se encuentran a punto de concluir y actualmente se trabaja en la desembocadura del barranco Ramáscaro. Se ha procedido a la restitución de las alineaciones de márgenes, como ha sido el caso de Linsoles (Benasque) para adaptarlas a la situación previa a las crecidas y mejorar el comportamiento hidráulico, ampliando la anchura del cauce donde ha sido posible. En Villanova-Sesué se ha trabajado en tres puntos para restituir la alineación de márgenes, mejorándolas utilizando como materiales el exceso de sedimentos que se han depositado en el cauce. Se ha actuado en la denominada zona deportiva; en la zona aguas arriba del núcleo urbano.

Finalmente, en Castejón de Sos se están concluyendo las actuaciones en defensas y, se ha reconstruido la mota defensiva que sufrió una rotura durante el episodio de avenidas en el entorno del camping y se han reparado los daños puntuales en la misma mota aguas arriba, en el entorno del aeródromo. Mientras que en Campo se está reparando la defensa de la margen izquierda aguas arriba del núcleo urbano, mejorando su sección de desagüe y efectuando una reparación puntual de la margen derecha en las cercanías del puente en esta zona.