aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Lunes, 5 de diciembre de 2016
Editorial

8/1/2014

Todos salen ganando

Este mismo mes de enero la red de autobuses se ampliará en medio millón de kilómetros. Se trata de parte del acuerdo que el Ayuntamiento de la capital aragonesa alcanzó con Autobuses Urbanos de Zaragoza y el comité de empresa para poner fin a un conflicto que cifraba en 125 los despedidos forzosos. Una docena de líneas se verán afectadas por esta nueva reordenación, ya sea modificando su recorrido o aumentando frecuencias o paradas. Una forma de contentar a todas las partes, aunque sin duda los más beneficiados son los ciudadanos, que amplían sus posibilidades de transporte.

Con esta ampliación se da solución también a reclamaciones que llevaban mucho tiempo sobre la mesa. Los funcionarios por fin contarán con una línea que, en horario laboral, preste servicio hasta la Ciudad de la Justicia y hasta Parque Venecia, por el otro extremo. También se alarga otra ruta para que llegue a los últimos edificios de Arcosur, reduciendo las quejas de estos usuarios que se vieron severamente perjudicados con la anterior remodelación, derivada de la puesta en marcha de la línea completa del tranvía.

Las entidades supravecinales más representativas, Federación de Barrios y Unión César Augusta, así como Chunta Aragonesista e Izquierda Unida, han participado en el reparto de los 500.000 kilómetros. De esta forma, se ha alcanzado una propuesta muy consensuada que lleva el nombre de casi todos los zaragozanos, que son quienes finalmente tienen que salir ganando.

No hay que olvidar que el 85% de los zaragozanos utiliza el autobús en sus desplazamientos habituales, frente al 15% que opta por el tranvía.  A pesar de que en esta remodelación el tranvía ha tenido mucho peso, ya que muchas líneas están supeditadas a su recorrido, era necesaria una mayor coordinación entre los dos medios aunque sólo sea para disimular el favoritismo que el Ayuntamiento ha venido demostrando desde la llegada de los convoyes.

La ampliación de la red favorece al servicio de transporte en distintos barrios de la ciudad y, sobre todo, facilita la reincorporación de los trabajadores que habían sido despedidos de manera forzosa. El Ayuntamiento ha cumplido su parte en este conflicto laboral y lo ha hecho contentando a todos los implicados.