aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Sábado, 10 de diciembre de 2016
Sociedad
Luis Miguel Gabás

2/1/2014

Desaparece un joven de 19 años durante la Nochevieja en Zaragoza
La Policía Nacional y un equipo de buceadores de Bomberos busca a un joven de 19 años que desapareció durante la Nochevieja en Zaragoza. El chico, que responde al nombre de Víctor da Silva, se encontraba celebrando el nuevo año en el cotillón del Espacio Ebro. Según fuentes policiales, allí estuvo con los amigos hasta que en un momento de la noche no se volvió a saber de él.

Zaragoza.- La Policía Nacional y un equipo de buceadores de Bomberos busca a un joven de 19 años que desapareció durante la Nochevieja en Zaragoza. Este chico nació en Sao Paulo (Brasil), pero vivía y estudiaba Administración y Dirección de Empresas (ADE) en la Universidad de Zaragoza, en la capital aragonesa.

El chico, que responde al nombre de Víctor da Silva, se encontraba celebrando el nuevo año en el cotillón del Pabellón de Ceremonias del Espacio Ebro, situado en el meandro de Ranillas.

El joven se encontraba con un grupo de unas doce personas cuando, según Alejandro, uno de sus amigos, de repente desapareció. Esto fue a escasos minutos de que la fiesta finalizara, sin haberse producido ningún tipo de incidente. Al principio sus compañeros no le dieron importancia, pero sí cuando no volvieron a saber nada de él, ni al día siguiente.

Por ello, se acercaron a su casa y vieron que no había nadie. Ante esto, fueron a la comisaría de la Policía Nacional en el barrio del Arrabal para interponer la correspondiente denuncia. La madre de este muchacho viaja a España, ya que se encontraba en Brasil.

Víctor da Silva es moreno, mide 1,78 cm y vestía un traje oscuro, camisa rosa clarita y una pajarita negra.

La Brigada de Homicidios de la Policía Nacional investiga esta desaparición. De hecho, durante la tarde ha tomado declaración a varios amigos para conocer qué pudo pasar aquella noche.

Sobre las 15.15 horas un equipo de buceadores (cinco personas) se han sumado a la búsqueda en el agua, ya que el río se encuentra en las inmediaciones de la zona en la que desapareció. Unas labores que han finalizado sin éxito en un cauce con una profundidad máxima de dos metros y con buena visibilidad