aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Domingo, 4 de diciembre de 2016
M. Ambiente
Redacción

4/11/2013

La CHE concluye esta semana las actuaciones en el cauce del Ebro en Novillas y Pradilla
La Confederación Hidrográfica concluye esta semana las actuaciones en el cauce del Ebro que está ejecutando en Novillas y Pradilla. El presidente del organismo, Xavier de Pedro, ha visitado las zonas de trabajo junto a los alcaldes de ambos municipios y también se ha trasladado a Boquiñeni, Alcalá de Ebro y Cabañas de Ebro.
Imagen de archivo de una crecida del Ebro a su paso por Novillas
Imagen de archivo de una crecida del Ebro a su paso por Novillas

Zaragoza.- La Confederación Hidrográfica del Ebro concluirá esta semana las actuaciones de limpieza y redistribución de sedimentos que está realizando en Novillas y Pradilla de Ebro (Zaragoza), que se unen a las obras finalizadas ya en el término municipal de Pina de Ebro. Los trabajos tienen el objetivo de reducir los efectos de las crecidas en el tramo medio del río, dentro de los límites que marca la normativa medioambiental.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, se ha desplazado hoy, junto a los alcaldes de estos municipios, Luis Eduardo Moncín (Pradilla de Ebro) y José Ayesa (Novillas), a las zonas de trabajos. Además, ha continuado con un recorrido por otros municipios del tramo medio del Ebro en Aragón, en concreto Boquiñeni, Alcalá de Ebro y Cabañas de Ebro.

La retirada puntual o redistribución de gravas en el cauce del río Ebro, según los límites fijados por las administraciones medioambientales, tiene como objetivo mejorar la capacidad de desagüe del río, recuperando la circulación en el centro del cauce, de manera que se reduzca la velocidad de los caudales y en consecuencia, los efectos negativos de las crecidas en los cascos urbanos próximos al cauce en el tramo medio del Ebro.

En Novillas, donde se prevé finalizar los trabajos en los próximos días, se está realizando una retirada de sedimentos inferior a los 20.000 metros cúbicos y una redistribución de 2.700 metros cúbicos. En concreto, se ha actuado en la isla situada en la margen izquierda; se ha abierto el canal de desagüe del río Huecha y se están redistribuyendo los sedimentos hacia el pie de la mota situada aguas abajo. Así, se reduce el efecto de erosión de los caudales en la mota aguas abajo de la localidad y se mejora el ecosistema de ribera de la isla, ya que se dota de un aporte de caudal artificial durante todo el año al galacho formado en la margen derecha.

Por su parte, en Pradilla de Ebro, donde se están realizando ya trabajos de remate, se han redistribuido 18.000 metros cúbicos de sedimentos. Estas dos acciones, junto con la concluida en Pina de Ebro, han supuesto una inversión de 450.000 euros.

Por último, también se prevé que finalice esta semana la retirada de hasta 100.000 metros cúbicos de sedimentos en Castejón (Navarra).

El presidente del Organismo ha visitado, además, Boquiñeni, donde se reparó una defensa y se retiró la parte emergente de una isla de aproximadamente 4.000 metros cuadrados (8.000 metros cúbicos de depósitos sólidos) y una barra de gravas en la margen izquierda, aguas abajo de la isla, de unos 5.000 metros cuadrados (10.000 metros cúbicos de depósitos sólidos), con un presupuesto de 500.000 euros.

El Organismo de Cuenca ha ejecutado, además, otras acciones para proteger las poblaciones y explotaciones agrícolas, como el refuerzo de motas y defensas a los que se han destinado, tras los últimos episodios de crecidas en el tramo medio del Ebro, 1.400.000 euros. De estas, sólo resta concluir una obra en Pina de Ebro y se ha actuado en los otros 37 puntos previstos, en 17 municipios (en Aragón, El Burgo de Ebro, Nuez de Ebro, Villafranca, Osera, Fuentes de Ebro, Peñaflor y Cabañas; en Navarra, en Milagro, Valtierra, Castejón, Arguedas, Tudela, Cabanillas, Buñuel y Cortes y en La Rioja, en Alfaro).