aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Martes, 27 de junio de 2017
Huesca
Elena Marcos Lázaro

28/8/2013

Una funeraria oscense ofrece la posibilidad de borrar la huella virtual de los difuntos
Ante el aumento de la competencia en el mundo de las funerarias, la empresa oscense Artmemori ha decidido ofrecer servicios con un valor añadido. El borrado de la huella virtual del difunto o la creación de un código QR en la lápida con la que poder ver la esquela o un recordatorio del difunto en el móvil son algunos ejemplos de ello.
Begoña Giménez, Carmen Sánchez y Marta Sariñena son las creadoras de la funeraria oscense Artmemori
Begoña Giménez, Carmen Sánchez y Marta Sariñena son las creadoras de la funeraria oscense Artmemori

Zaragoza.- Una empresa funeraria que ofrece más de la mitad de sus servicios a través de Internet. Esa fue la idea de Begoña Giménez, Carmen Sánchez y Marta Sariñena cuando comenzaron a perfilar su empresa, Artmemori, situada en Tamarite de Litera (Huesca).

Sin duda alguna, los servicios más novedosos son los que ofrecen bajo el nombre de “gestión póstuma de la identidad virtual”. Con las nuevas tecnologías, cuando una persona fallece deja atrás su patrimonio virtual, como páginas de Facebook, Twitter, correo o blogs.

Todo surgió a raíz de una experiencia personal, “en la que vimos que en las funerarias había una fuerte carencia respecto a cubrir algunas necesidades de las familias en duelo, algunos detalles que cuando uno sufre una pérdida se echan en falta”, ha comentado una de las creadoras de la empresa, Begoña Giménez.

Si la familia posee las contraseñas virtuales de su ser querido, Artmemori se ofrece a recuperar sus datos informáticos, recopilar sus contraseñas, cancelar sus cuentas y notificar su defunción en las redes sociales y cuentas de correo, y traspasar el contenido de sus cuentas.

Algunos no quieren borrar su huella virtual sino dejar un pequeño recuerdo de su ser querido en la red. Artmemori ofrece a las familias la posibilidad de crear una web “en la que pueden subir fotos, vídeos, poemas, anécdotas, recuerdos… lo que la familia considere oportuno para compartir con su entorno. Posteriormente, los amigos y familiares pueden enviar, a través de la web, sus condolencias o poner una vela como homenaje”, ha explicado Giménez.

También ofrecen la posibilidad de crear una caja de seguridad virtual, donde guardar su información más preciada, un testamento virtual certificado y la creación de una memoria digital a través de su identidad virtual. Asimismo, pueden gestionar la reputación virtual a través de la creación de perfiles póstumos en las redes sociales.

Lápidas con códigos QR

Las nuevas tecnologías no se quedan ahí. Begoña Giménez ha explicado que “hemos intentado evolucionar tecnológicamente” y ofrecen la posibilidad de insertar un código QR en la lápida del difunto para que sea recordado de una forma diferente.

“Generamos un código QR para que las funerarias puedan insertarlo en las lápidas y recordatorios. De esta forma, el típico recordatorio que se entregaba en los funerales ya incluye este un código QR, de manera que es como una especie de esquela virtual”, ha comentado Giménez.

Este código QR se puede leer a través de una aplicación que se instala en el móvil, y con la que se puede ver la esquela, imágenes o una web del ser querido.

Un servicio hecho a medida

Emprender en época de crisis no resulta imposible ya que, aunque tiene su parte negativa, “porque cuesta más encontrar recursos y las personas no están tan dispuestas a gastar en según qué”, desde Artmemori han sabido encontrar el nicho de mercado en el ámbito funerario: “las funerarias se han dado cuenta de que hay gran competencia y es necesario ofrecer servicios de valor añadido”.

Artmemori ofrece “un servicio hecho a medida de cada cliente y personalizado, por lo que lo denominamos boutique online”, ha asegurado Giménez. La empresa oscense está abierta desde el mes de mayo y ya ha recibido numerosos clientes interesados en un homenaje diferente y personalizado para sus seres queridos.

No todos los servicios que ofrecen son de pago. El acompañamiento en el duelo es el servicio que más éxito está teniendo. Además, “a través de las redes sociales o del blog la gente nos plantea sus dudas, nos explica sus experiencias y nos transmiten su necesidad de información”, ha destacado Giménez. Es ahí cuando, dependiendo del tipo de consulta, el servicio de asesoramiento puede ser gratuito.