aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Lunes, 26 de septiembre de 2016
M. Ambiente
Redacción

12/6/2013

UAGA valora las cosechas afectadas en la Ribera Alta por la riada en 6,5 millones de euros
La organización agraria UAGA ha cifrado en 6,5 millones de euros los daños en las cosechas afectadas en la Ribera Alta del Ebro por la riada. Según sus datos recogidos en los nueve municipios, la superficie inundada es de más de 3.000 hectáreas, con Novillas y Gallur como los términos municipales con mayor afección.
Campos dañados por la última crecida
Campos dañados por la última crecida

Zaragoza.- Según los datos recogidos por la organización agraria UAGA en los nueve municipios de la Ribera Alta del Ebro, perjudicados por la quinta riada, en lo que va de año, la superficie inundada es de más de hectáreas, siendo Novillas y Gallur, con 500 y 900 respectivamente, los términos municipales con más afección. El valor total de estas cosechas, inundadas por la riada, en la Ribera Alta del Ebro, asciende a 6,5 millones de euros.

UAGA señala que hasta que el agua no se retire de las parcelas inundadas es muy difícil evaluar los daños, las mermas o pérdidas, ya que hay que esperar a ver cómo responden las plantaciones. Así mismo hay que esperar a ver la afección en la Ribera Baja. En cuanto a cifras, además de las citadas, en Pradilla son 200 las hectáreas afectadas de maíz y algo de alfalfa; en Boquiñeni 350 y en Luceni 320 de maíz y de chopos; en Remolino 60 de maíz y 14 de Alfalfa; en Alcalá 40 de maíz y 200 de girasol; en Alagón 300 de alfalfa y maíz; por último, en Cabañas, 250 de maíz y 100 de chopos.

A las pérdidas en cosecha advierten de que hay que añadir los daños en infraestructuras (caminos, acequias, riegos, naves o casetas) y los costes de reparación de la estructura de las parcelas agrícolas (nivelación).

En opinión de UAGA, la solución para evitar las inundaciones, “que se repiten cada año y en éste año vamos por cinco veces, que dejan importantes pérdidas e impotencia a los agricultores afectados, es que se limpie el cauce y regular el caudal”. La organización pregunta “cómo es posible que se pueda limpiar el Ebro, a su paso por la ciudad de Zaragoza (ahora las máquinas ya están preparadas para el inicio de esa limpieza) y no se pueda en la Ribera Alta y Baja”. Desde UAGA exigen “que se realice cuanto antes la restauración fluvial del cauce del río y la coordinación entre las administraciones y más agilidad en los trámites”. UAGA también reclama ayudas directas y rebajas fiscales para los agricultores afectados.

La organización además denuncia “la incapacidad y la dejadez, tanto del Ministerio como de la Consejería, para afrontar este grave problema” para los habitantes de la Ribera del Ebro y exige que sea “un problema de Estado”, ya que la reiteración de las riadas debe considerarse “desastre natural” y en consonancia con ello apliquen medidas. UAGA pone de manifiesto “la indignación de los agricultores de la Ribera que van a perder dos cosechas en el mismo año, con todos los gastos que conllevan y lo que es peor, sin obtener un mínimo de renta”.