aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Lunes, 26 de septiembre de 2016
Zaragoza
Guillermo Pemán Portella

27/5/2013

Siglo y medio de arte y hierro en peligro
La piqueta amenaza uno de los últimos ejemplos de patrimonio industrial de Zaragoza. La propuesta de levantar 200 pisos en la antigua fundición Averly ha levantado ampollas en un amplio sector de la ciudad que considera el edificio una obra de arte llena de tesoros. La plataforma Salvemos Averly recoge firmas en su defensa.
Patio interior de la empresa
Patio interior de la empresa

Zaragoza.- De su huella histórica en forma de hierro fundido pueden contemplarse ejemplos en un simple paseo por la ciudad. Es el legado de la fundición Averly, uno de los últimos restos de patrimonio industrial de Zaragoza, actualmente amenazado por una futura construcción de viviendas en sus instalaciones situadas en el paseo de María Agustín, número 59.

La propuesta de la empresa Brial de levantar 200 pisos en los edificios que ocupa ha levantado ampollas en un amplio sector de la ciudad que considera esta fábrica una obra de arte llena de tesoros. Hasta tal punto ha llegado la indignación ciudadana por este atropello patrimonial, que ha surgido la plataforma Salvemos Averly, una asociación que está a punto de recoger 10.000 firmas en su defensa.

Uno de los impulsores de esta entidad es Carlos Millán, gerente de GozARTE, empresa zaragozana que dedica sus esfuerzos a acercar el patrimonio de la Comunidad a los ciudadanos. Su principal cometido, en esta ocasión, se ha convertido en salvar a los 9.000 metros cuadrados de la fundición y ponerla en valor.

Como seña de identidad, Millán destaca la enorme cantidad de piezas artísticas y de maquinaria que han salido de sus entrañas para Zaragoza y para toda España. Este espacio esconde en su interior todas sus riquezas, un auténtico viaje en el tiempo donde se han conservado la maquinaria, sus archivos, moldes de piezas de hierro y todos los modelos.

“Entre sus cuatro paredes pueden encontrarse moldes de muchas de las fuentes que adornan la ciudad, farolas, o incluso de la veleta que encumbra la Seo. Las piezas tendrían un valor patrimonial enorme si se conservan en el contexto donde están ahora”, resalta para reivindicar que este edificio posee características diferenciadoras que lo convertirían en un recurso turístico rentable.

Una inmobiliaria planea la construcción de 200 pisos en el terreno
Una inmobiliaria planea la construcción de 200 pisos en el terreno

Desde el león del Batallador a los remates de las torres del Pilar

El sello de la industrialización del siglo XX recorre los rincones de Zaragoza de la mano de Averly. Su fundición artística ha dejado huella en gran parte de la ciudad. Como ejemplos destacan la fuente de la Samaritana, el león de Alfonso el Batallador en el Parque Grande, pasando por el chapitel rojo que remata la torre de la Seo, la escultura del Justicia en el monumento de la plaza de Aragón, farolas, papeleras, fuentes…

Pero ahora la creadora de parte de la historia de hierro de la ciudad peligra. Averly solo tiene protegida la fachada, la que da al paseo de María Agustín con la vivienda, la puerta y la reja. El resto no tiene ningún tipo de protección por parte de Patrimonio del Gobierno de Aragón. Ante esta situación, Salvemos Averly ha solicitado a la Administración autonómica que la declare Bien de Interés Cultural.

A partir de ahí, subraya Millán, habría que redactar un proyecto para convertir Averly en un recurso económico, turístico y cultural de la ciudad, “ya que tiene una viabilidad enorme”. La situación está complicada porque Brial ha comprado los terrenos a los actuales dueños de la fundición e impedirle la construcción de pisos podría suponer una indemnización económica.

Según Millán, habría que buscar una posición intermedia entre las que se baraja la construcción de pisos en una parte, pero respetando la nave y el edificio principal con su patio característico. “Averly podría ser rentable económicamente como un museo o incluso un plató de cine alquilable. Queremos que sea un motor económico de la ciudad”, sostiene.

Salvemos Averly reúne casi 10.000 firmas

La fundición más antigua de Aragón no camina sola. La plataforma ciudadana Salvemos Averly está a punto de conseguir 10.000 firmas que defienden las salvaguarda de sus instalaciones. Esta entidad ha emprendido una serie de acciones del estilo de charlas sobre el patrimonio perdido y sobre el que se debe preservar; con ejemplos de intervenciones exitosas y de otras “desastrosas”, de forma que sirvan para establecer pautas para avanzar en una gestión inteligente y útil de los atractivos patrimoniales.

La fábrica está en pleno centro de Zaragoza
La fábrica está en pleno centro de Zaragoza

Al mismo tiempo, se han iniciado contactos con instituciones como Unesco o Hispania Nostra para recabar su apoyo. Asimismo, ofrecerán rutas guiadas gratuitas para que los zaragozanos y visitantes descubran las piezas emblemáticas fundidas por esta factoría.

Las redes sociales también van a ser uno de los pilares de su actividad a través de Facebook (Amigos de Averly) y Twitter (@salvemosAverly), todo con el propósito de presionar a las administraciones para que se inicie la tramitación del expediente de declaración de la factoría Averly como Bien de Interés Cultural y evitar su derribo.