aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil widget Goggle + Aragón Digital
Miércoles, 3 de septiembre de 2014
Política
Redacción

3/4/2013

Suárez respeta la manifestación contra la reforma de la Ley de Bases, aunque la considera precipitada
El consejero de Política Territorial, Antonio Suárez, ha manifestado su respeto a la manifestación contra la reforma de la Ley de Bases, aunque la considera precipitada, porque ha recordado que es un borrador. El consejero asegura que esta reforma es "necesaria" para mejorar los servicios racionalizando el gasto.

Zaragoza.- El consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, ha afirmado que respeta la protesta de alcaldes contra la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, si bien ha afirmado que “es precipitado”. Suárez entiende que la reforma de las administraciones locales es necesaria para mejorar los servicios que se prestan al ciudadano racionalizando el gasto.

En ese sentido, Suárez ha recordado que cualquier protesta es prematura porque “lo que hay es un anteproyecto que tiene un largo recorrido y habrá un debate importante de aspectos a mejorar”. De hecho, ha añadido, “ya remitimos alegaciones al Ministerio de Hacienda”. El consejero ha asegurado que esta reforma es una cuestión de Estado que debe venir acompañada de una nueva Ley en materia de financiación local.

Son declaraciones que el consejero ha realizado en el transcurso de su visita a los municipios de Cetina, Terrer y Saviñán. En esta última localidad, ha participado en la inauguración de una nueva ludoteca que se ha puesto en marcha gracias a la financiación de la Diputación de Zaragoza.

Además, el consejero ha tenido la oportunidad de visitar la residencia de ancianos que continúa a la espera de ser abierta 17 años después de que se iniciara su construcción. Suárez entiende que, después de haber invertido más de 1,2 millones de euros en este equipamiento social, es necesario ponerla en marcha.

De hecho, el alcalde de Saviñán, Ignacio Marcuello, ha insistido en que “la residencia atendería a las personas mayores de cinco municipios y, además, serviría para crear empleo en el municipio”. El Ayuntamiento, ha dicho Marcuello, quiere llegar a acuerdos con alguna empresa privada interesada en su explotación a través de una encomienda de gestión.

Finalmente, Antonio Suárez ha conocido el Palacio de los Condes de Argillo, un histórico inmueble, emblema de la localidad. El alcalde pretende buscar la financiación necesaria para comenzar con su restauración para “lograr que sea un motor turístico que genere empleo en la zona”.