aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Domingo, 23 de abril de 2017
Zaragoza

20/5/2012

Más de 200 niños y padres salen a pedalear por Zaragoza para reclamar una mejor movilidad infantil

Con globos, música y lo más importante la bici. Así se han reunido más de 200 niños y padres en la plaza del Pilar para recorrer las calles del centro de Zaragoza y reclamar una mejor movilidad infantil en este medio de transporte. Pedalea, la asociación que ha organizado el evento, considera que ésta es una de las principales carencias.
Laura Pérez Martínez
Los participantes han puesto globos a sus bicicletas
Los participantes han puesto globos a sus bicicletas

Zaragoza.- Montar en bicicleta sin preocuparse por el denso tráfico del centro de Zaragoza ha sido posible para los más de 200 niños y padres que se han congregado en la plaza del Pilar con el fin de tomar las vías de la capital aragonesa y reclamar una mejor movilidad para los pequeños. Se trata de la Bicicletada Escolar, organizada por Pedalea, que este año alcanza su sexta edición y con la que pretenden fortalecer el papel de la bici entre los escolares.

Provistos de música, globos y algunos de las ruedas supletorias han comenzado el itinerario haciendo sonar los timbres de sus bicicletas y demostrando que son capaces de circular por la ciudad sin problemas. “Con esta jornada intentamos que los niños, que son el elemento más débil dentro del tráfico de la ciudad, se vean por un día como los más fuertes y vayan por la calzada, por grandes avenidas”, ha señalado uno de los organizadores de Pedalea Javier Cañada, quien ha apuntado que otro de los objetivos es concienciar a la gente sobre la pésima movilidad de Zaragoza. “Una ciudad en la que los niños no pueden moverse solos no es una ciudad sana”, ha sentenciado Cañete.

Esta idea, que surgió a raíz de una bicicletada, coorganizada entre el colegio Hilarion Gimeno y Pedalea, para reivindicar una mayor seguridad en el entorno del centro escolar, cada año cuenta con más seguidores, especialmente entre los más pequeños. “Lo que más me gusta de montar en bici es que hacemos deporte y nos lo pasamos muy bien”, ha apuntado Jorge Marqués, de ocho años que sale cada sábado con su padre y con su hermana a pedalear por Zaragoza.

Esta misma opinión la comparte, Irene Clemente, de 7 años, quien prefiere el campo para salir con las dos ruedas, y el resto de pequeños que han asistido este domingo a esta bicicletada. Todos ellos han podido además disfrutar a su llegada al parque Buril, donde ha concluido la actividad, de una gymkhana en bicicleta, pruebas de habilidad, exhibiciones de bicicletas adaptadas y otros juegos.

La actividad se enmarca dentro del plan global “Con Bici al Cole” y desde este punto de vista, el colectivo también incide en que hay que confiar más en los escolares y dejarles que asuman la responsabilidad de ir solos al colegio a edades más tempranas. “Hay estadísticas que indican que en los años 60, 70 los niños ya tenían cierto grado de autonomía y ahora esto no sucede hasta los 10 ó 11 años”, ha añadido Cañete. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Voluntad de comprensión", de Diego Gracia
Javier Barreiro

Javier Barreiro

Los cabeza rapada

Moda de diversos pueblos en distintas épocas de la historia, rasurarse el cráneo tenía una finalidad práctica: despojar la cabeza de indeseables parásitos. Por esta razón, incluso en nuestro pasado reciente, a los niños se les cortaba el pelo al cero o al uno, sobre todo en los pueblos. En cambio, respecto a los adultos, el pelo al cero ha sido cosa poco vista en España hasta hace unas pocas décadas.