aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Viernes, 16 de noviembre de 2018
Sociedad

23/3/2009

De Francisca Marqués López a Raquel Meller

Raquel Meller nació en Tarazona en marzo de 1888, ciudad en la que fue bautizada y vivió los cuatro primeros años de su vida. El museo que alberga el teatro Bellas Artes recoge importante documentación sobre su vida y trayectoria, con objetos de la propia Francisca Marqués López, que murió en 1962.
Fernando Orte
El museo de Raquel Meller
El museo de Raquel Meller

Tarazona.- Tarazona es cuna de grandes figuras, entre las que se encuentra Raquel Meller. Su nombre de pila fue Francisca Marqués López y nació un 9 de marzo de 1888 en el barrio del Cinto. En este mismo lugar, en la iglesia de Santa María Magdalena, recibió el bautismo.

Exactamente, nació en la calle Angosta de San Atilano, en el número de seis, en una casa que ya no existe. “Raquel Meller nació en el barrio del Cinto y no en una finca de la carretera de Soria, como se creyó en otras ocasiones”, aclara María Dolores Calvo Romero, presidenta de la asociación.

La labor realizada en los últimos años sirve también para arrojar luz acerca del lugar donde la artista pasó su infancia. “Francisca Marqués López no nació en Tarazona de forma casual , ya que sus padres -Telesforo Marqués Ibañez, natural de Vanacloche (Teruel); e Isabel López Sainz, de Inestrillas (La Rioja)- se casaron en Tarazona el 13 de junio de 1887 en la Iglesia de la Merced, según obra en su partida de matrimonio”, asegura María Dolores Calvo Romero.

Autora del libro ‘Raquel Meller: una mujer, una artista’, señala que los padres de la Meller residieron en Tarazona, al principio en la antigua calle San Francisco –hoy Visconti- y después en la citada Angosta de San Atilano. En el Cinto, su madre regentó una tienda de la época antes de dar a luz a una artista que alcanzó la fama a nivel internacional.

“En este barrio pasó los primeros cuatro años de su vida, luego, por trabajo de su padre, marcharon de un lugar a otro y residieron tres años más entre Tudela, Añón de Moncayo y Tarazona”, explica. En Barcelona trabajó de modista hasta actuar por vez primera en 1907, comenzando así una trayectoria universal bajo el nombre de Raquel Meller. Murió en julio del año 1962, en un hospital de la ciudad condal.

La muestra recopila carteles y fotografías de la artista.

El museo de una artista que nunca renegó de sus orígenes

Durante mucho tiempo, los turiasonenses creyeron que renegó de su origen turiasonense, algo que la asociación que preside María Dolores Calvo Romero demostró que era falso. Tanto que, de unos años a esta parte, Tarazona presume tanto de ella como la artista lo pudo hacer de su ciudad. Y el mejor ejemplo es el museo ubicado en el teatro Bellas Artes, donde actuó el 18 de julio de 1943.

Una primera sala recopila abundante documentación gráfica, como fotografías de la artista, algunas de actos públicos y otras de su vida privada. “Todo el material llegó a nuestras manos por parte de Matilde Vázquez, hija de Carlos Vázquez, el pintor de cámara de Raquel Meller”, apunta.

Carlos Vázquez, su pintor

Una fotografía recoge al propio Vázquez pintando a Raquel Meller delante de las montañas de Montserrat, en Barcelona, un cuadro que hizo el mismo año en que plasmó a la artista ataviada con su traje del ‘Relicario’ con la plaza de toros de Tarazona al fondo. “Es el único pintor que pudo inmortalizarla teniéndola como modelo”, apostilla.

Julio Elizalde Barraquer, descendiente de la familia Vázquez, también aportó material a este museo, ampliado en recientes fechas. Por ejemplo, labores hechas por la propia Raquel Meller, enviadas a la madre de Matilde Vázquez cuando estuvo enferma, realizadas en el año 1929, cuando el pintor hizo los citados cuadros.

Objetos personales

El segundo de esos cuadros preside la sala principal del museo, que reúne piezas como vestidos empleados en alguna de las películas que grabó Francisca Marqués López. Incluso están expuestos varios abanicos, cedidos por la familia de su nuera. También una cubertería –de Julio Elizalde- y otros objetos aportados por la ahijada de Raquel Meller, Raquel Marco. “Es la hija de los primeros bailarines que llevó en la compañía cuando actuó sus primeros años en Francia”, desvela.

Cartel de la actuación en Tarazona en el año 1943

Igualmente, el museo cuenta con la llave de la casa donde Raquel Meller nació en Tarazona, incluso el perfume de la artista o unas violetas que dedicó al escritor Ángel Zuñiga, con quien mantuvo una estrecha amistad. “Sus sobrinos nos las hicieron llegar”, explica Calvo Romero.

El cartel de "Violetas imperiales"

Otra de las salas contiene imágenes de varias de sus actuaciones y películas, como ‘Carmen’, ‘La rosa de Flandes’, ‘Actuaciones en el Palace’, ‘La tierra prometida’ y su largometraje por excelencia, ‘Violetas imperiales’. Portadas de revistas, libros y recortes de periódicos ilustran la etapa artística y personal de la Meller. Hasta está el cartel original que anunció la actuación que ofreció en el teatro Bellas Artes en julio de 1943.

El Ayuntamiento de Tarazona apoya incondicionalmente la labor que, desde hace años, viene realizando la Asociación Cultural ‘Raquel Meller’. Tanto, que a finales del año pasado, bautizó una céntrica plaza con el nombre de la insigne artista, quien también da nombre al edificio que alberga el conservatorio de música de Tarazona.  

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Luis Iribarren

Luis Iribarren

Emilio Gastón, vecino de Echo y de donde él quiera

¿Qué es un buen vecino no empadronado? ¿Qué son las políticas de repoblación más allá de meros repartos de subvenciones teledirigidas por partidos para municipios insostenibles porque también lo han decidid? Para museos que nadie visita por reiteración, para servicios y equipamientos que no se analizan como dinamización o no del territorio, para ser un simple bar abierto y atender a un motero que quiera darse una vuelta.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Jasa. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra