aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Viernes, 19 de abril de 2019
Sociedad
17/2/2009

Aragón cuenta con cinco aulas para alumnos afectados por trastornos generalizados del desarrollo

Adrián Matute Escribano
Broto en una de las aulas con niños autistas

Zaragoza.- El autismo es un desorden en el desarrollo del cerebro que comienza en los niños antes de los tres años de edad y que deteriora su comunicación e interacción social causando un comportamiento restringido y repetitivo.

Las personas con autismo clásico muestran distintos tipos de síntomas: interacción social limitada, problemas con la comunicación verbal y no verbal. Aunque no existe una "cura", el cuidado apropiado puede promover un desarrollo relativamente normal y reducir los comportamientos considerados inapropiados. Para poder llevar a cabo este cuidado y una atención especial en estos niños, en Aragón existen ya cinco aulas especiales que tratan estos trastornos generalizados del desarrollo (TGD).

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, ha visitado este lunes el colegio concertado Jesús María-El Salvador de Zaragoza, uno de los centros aragoneses que dispone de dos aulas especializadas para niños con TGD. En total, son cinco las aulas de estas características que existen en Aragón, distribuidas en tres centros.

Estas clases del colegio de Jesús María-El Salvador trata a niños que padecen un trastorno de comunicación y de relación, pero tienen inteligencia conservada, a veces con áreas cognitivas muy desarrolladas como puede ser la memoria o la capacidad para el cálculo. Por ello, la principal intervención educativa que se realiza con estos alumnos se centra en la adquisición de habilidades sociales en contextos normalizados como son los colegios.

Cada una de estas aulas cuenta con un maestro especialista en pedagogía terapéutica y un auxiliar de Educación Especial. El objetivo es conseguir la máxima integración de los niños por lo que éstos asisten, siempre con apoyo del docente especialista, al mayor número posible de horas de clase en su grupo de referencia.

La unidad específica les ofrece la posibilidad de desarrollar procesos de comunicación, interacción y de aprendizaje que requieren de apoyos especializados y que no pueden llevarse a cabo en el aula normalizada.

El colegio Jesús María-El Salvador puso en marcha un aula de estas características en el curso 2007-2008 y en septiembre abrió una segunda. Por su parte, el colegio concertado Cristo Rey dispone de otras dos unidades similares y María Auxiliadora una más. El Departamento de Educación, Cultura y Deporte tiene reservada una sexta aula en el colegio público Jerónimo Zurita por si fueran necesarias más plazas escolares. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Luis Iribarren

Luis Iribarren

Nuevas zaragozanas, la verdadera transición pendiente

Que la rabia no nos ciegue. Si afirmamos que la transición ha terminado en fracaso, tanto en Aragón como en Barcelona, negamos una parte de la realidad. De qué realidad, de la que ha convertido el cruce de la Avenida de Madrid de Zaragoza a la altura de plaza Huesca-calle Delicias o el último tramo de la avenida Ramón y Cajal de Huesca, en el de Shibuya de Tokyo.