aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 11 de diciembre de 2018
Zaragoza

18/12/2007

Dos monedas conmemorativas inmortalizarán la Expo

La Expo ha presentado las dos monedas conmemorativas de la Exposición que la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre ha acuñado en edición especial. Las monedas, con la imagen de la Torre del Agua y del Pabellón Puente, servirán para inmortalizar el evento y no tienen valor comercial. A partir de este miércoles, se pueden adquirir en cualquier oficina de CAI e Ibercaja.
David Salvador
Las monedas tienen la imagen de la Torre del Agua y del Pabellón Puente
Las monedas tienen la imagen de la Torre del Agua y del Pabellón Puente

Zaragoza.- La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda y Expo Zaragoza 2008 han presentado las dos monedas que el organismo estatal ha acuñado para conmemorar el evento internacional de 2008. Con su puesta a la venta, la Muestra pretende reforzar la campaña publicitaria del evento e inmortalizar lo que sucederá en Zaragoza a partir del 14 de junio. Se ha acuñado un total de 25.000 unidades en dos modelos diferentes. Con un anverso común, la imagen del Rey de España, el reverso de una moneda muestra la imagen de la Torre del Agua; el de la otra, el perfil del Pabellón Puente. Ambos contienen grabada la leyenda en disposición circular de Expo Zaragoza 2008, así como su valor no comercial, diez euros.

El presidente de la Real Casa de la Moneda, Sixto Heredia, acompañado del presidente de Expoagua, Roque Gistau, han enseñado los dos modelos de moneda. Heredia ha enfatizado su apuesta por la Exposición y ha apuntado el carácter de “elemento de referencia” que estas piezas otorgarán a la Muestra en un futuro. “Todo el mundo colecciona objetos y monedas, y son estas piezas las que ponen de manifiesto la historia de los países. Son parte del legado de un pueblo”, ha declarado.

Las monedas de la Expo se han acuñado con “máxima calidad” y tienen certificado de autenticidad. Como ha puntado Sixto Heredia, estas “pequeñas obras de arte” bañadas en plata, como las antiguas monedas españolas de ocho reales, son de acabado “proof, lo que les permite conservar perfectamente su brillo y relieve”. Ambas piezas tienen un coste de 46,40 euros, IVA incluido, y se podrán adquirir a partir de este miércoles, 19 de diciembre, en cualquier oficina de Ibercaja y CAI, socios patrocinadores de la Muestra.

Con la presentación de estas monedas se evidencia la colaboración pactada entre la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y Expo Zaragoza 2008, que tendrá continuación con la emisión de una colección de sellos conmemorativos del evento. Además, según han apuntado ambos presidentes, Sixto Heredia y Roque Gistau, la Real Casa de la Moneda también se encargará de la emisión de las etiquetas de seguridad para todos los productos oficiales de la Muestra.

Las monedas se venden en un estuche

Monedas de colección

Estas piezas exclusivas, tratadas desde su fabricación con sumo cuidado, muestran un dibujo particular. En el reverso de la primera pieza aparece la imagen de uno de los edificios emblemáticos de Expo Zaragoza 2008, la Torre del Agua. A la derecha, la leyenda Torre del Agua. Debajo, figura el valor de la moneda, diez euros. Rodeando los motivos y leyendas, una moldura circular en la que se reproducen gotas de agua, en referencia a la temática de la Exposición. Sobre la parte superior de la moldura y en disposición circular la leyenda Expo Zaragoza 2008. A la izquierda, la marca de Ceca. Unos hilos de agua atraviesan la moneda por la parte superior y por la inferior.

En el reverso de la segunda pieza está representado el Pabellón Puente, obra de la arquitecta iraquí Zaha Hadid y una de las entradas principales a la Expo. A la derecha el valor de la moneda, diez euros. A la izquierda, la marca de Ceca. En la parte inferior, la fecha de 2008. Rodeando los motivos y leyendas, una moldura circular en la que se reproducen unas gotas de agua. Sobre la parte inferior de esta moldura, en disposición circular, la leyenda Expo Zaragoza. A la derecha, también en sentido circular, la leyenda Pabellón Puente. Como en la otra pieza, unos hilos de agua que atraviesan la moneda por la parte superior y por la inferior.

Obras Expo

El presidente de Expo Zaragoza, Roque Gistau, ha aprovechado la oportunidad para certificar el correcto avance de las obras de la Muestra. Ha recordado que no se impondrá el tercer turno de trabajo para el Pabellón Puente, como existe en otras edificaciones, puesto que “ahora vamos en tiempo correcto”.

Gistau ha declarado que la construcción de Zaha Hadid, la que más problemas que está ocasionando, estará lista para después de Navidad. “En estas últimas semanas hemos adelantado más de lo previsto”, ha argumentado el presidente. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
José María Ariño Colás

José María Ariño Colás

Luces y sombras prenavideñas

Como todos los años, los polvorones a la entrada de los supermercados, la iluminación en algunos establecimientos comerciales y las compras compulsivas por parte de la ciudadanía anticipan una Navidad en la que, como siempre, las luces y las sombras mantendrán su habitual pugna. Pero no es de las luces navideñas ni del paulatino acortamiento de los días de lo que quería hablar, sino de las escasas buenas noticias y del futuro incierto que se cierne sobre nuestra comunidad autónoma, especialmente, sobre la provincia de Teruel.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
El Tirol. Alpes. Alemania.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra