aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Sábado, 16 de febrero de 2019
Cultura

6/8/2007

Se retoman los trabajos arqueológicos en la ciudad romana de Labitolosa, en La Puebla de Castro

Los trabajos arqueológicos en la ciudad romana de Labitolosa, en La Puebla de Castro (Huesca), fueron retomados el pasado domingo en una colaboración arqueológica entre Aquitania y Aragón. En este lugar, que se localiza en la vertiente meridional del Pirineo, se han encontrado ya parte del foro, dos edificios termales y restos de algunas viviendas.
Redacción

Zaragoza.- La ciudad romana de Labitolosa, en el municipio altoaragonés de La Puebla de Castro, cada vez está más cerca de ver otra vez la luz, gracias a la reanudación de las excavaciones. El domingo pasado comenzó la campaña de trabajos arqueológicos en los restos de esta villa romana, que se sitúa en el prepirineo oscense. En la antigüedad, pertenecía al Convento Caesaraugustano, cuya capital era Caesar Augusta, y a la provincia Hispania Citerior, con capital en Tarraco.

Estos trabajos los realizan el Área de Arqueología del Departamento de Ciencias de la Antigüedad de la Universidad de Zaragoza y  el Centro Ausonius de Burdeos. Las excavaciones, en las que participan cuarenta estudiantes españoles y franceses, están dirigidos por la doctora María Ángeles Magallón Botaya. Además, este año cuentan con la presencia de los doctores Pierre Sillières y José Ángel Asensio. El proyecto está financiado por los gobiernos de Aragón y de Aquitania.

De Labitolosa sólo se conocía su nombre y emplazamiento. Su existencia estaba atestiguada por un documento epigráfico hallado en el siglo XVI, en el llamado Cerro Calvario, no lejos de La Puebla de Castro y por un testimonio literario del siglo VI en el que se menciona a la Terra Labetolosana. En su supuesto emplazamiento no se habían realizado nunca excavaciones arqueológicas con anterioridad al año 1991, fecha en la que se iniciaron los trabajos de campo sistemáticos que han transformado totalmente el conocimiento que se tenía de la ciudad.

El descubrimiento de una parte del foro, dos edificios termales, sus viviendas y sobre todo los excepcionales hallazgos epigráficos de la campaña del año 1994, han convertido a este pequeño núcleo en un lugar destacado entre las antiguas ciudades romanas de la Península Ibérica. Desde estos momentos este municipio de época flavia no solamente será célebre por su urbanismo y monumentos sino por los datos que ofrece sobre sus habitantes, especialmente acerca de sus élites municipales.

Las actuaciones científicas en Labitolosa se realizan mediante la conjunción de dos programas de investigación. Uno francés, denominado: "Investigaciones sobre la ciudad antigua de Labitolosa" y un segundo español: "Estudio de Labitolosa: una ciudad romana en el prepirineo oscense". Ambos tienen como objetivo principal el estudio de esta localidad hispano-romana en la cadena pirenaica en su totalidad, no tratando únicamente de la ciudad sino también del territorium en el que la misma ejerce su papel de control y del que extrae sus recursos, que en el caso Labitolosano abarca tanto la zona de montaña como el piedemonte. 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Aragón Estrena
Antonio Coscollar Santaliestra

Antonio Coscollar Santaliestra

El cruel titiritero

Aquellos a los que llamamos convencionalmente animales no se molestan en simular ser otro (excepto si están domesticados), y no necesitan aparentar lo que no son, tal vez sí parecer más grandes, como cuando mi gato se eriza, pero ese es un mecanismo de supervivencia y no de avaricia.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
 Pitztal. Alpes austríacos.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra