aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Viernes, 26 de mayo de 2017
Cultura

25/2/2007

Los jóvenes del diseño aragonés muestran su creatividad

La primera promoción del Centro de Diseño de la Fundación San Valero ya es una realidad. Diez alumnas han mostrado sus proyectos finales en los que la creatividad, la investigación y el fin empresarial caminaban de la mano para apostar por la moda con sello aragonés. El singular diseñador Carlos Díez Díez no ha querido perderse el acto.
Diego Guillén Ligori
Las alumnas del Centro de Diseño han presentado sus proyectos ante sus compañeros y profesores
Las alumnas del Centro de Diseño han presentado sus proyectos ante sus compañeros y profesores

Zaragoza.- “Todos tienen muy claro que quieren ser empresarios además de diseñadores, y yo a su edad me preocupaba más por innovar, por hacer cosas diferentes, sin pensar si se iba a vender o no se iba a vender”. El diseñador Carlos Díez Díez (Bilbao, 1967) recibió el año pasado el Premio L’Oréal a la mejor colección joven de Pasarela Cibeles y este viernes ha asistido a la presentación de los proyectos finales del Centro de Diseño de la Fundación San Valero de Zaragoza.

A largo de cinco horas, diez chicas han expuesto sus trabajos frente al resto de sus compañeros y ante la atenta mirada de un tribunal integrado por tres profesoras del Centro (Belén Morales, Victoria Trasobares y Teresa Lorenzo), el director de Diseño (Brian Aley) y el director del Centro de Diseño de la Fundación San Valero (Fernando Lostao). Además, como asesor de honor se ha contado con la presencia del diseñador Carlos Díez Díez.

“Veo un nivel alto en el sentido empresarial. Creo que le han dado más importancia a eso que al hecho de diferenciarse a nivel creativo. Hasta ahora, me ha parecido más interesente el proyecto empresarial que el estético”, ha señalado Díez. Por su parte, la profesora y también diseñadora Belén Morales ha añadido que en la presentación se ha podido ver “cómo son capaces de llevar a cabo un proyecto, de llevar a la realidad una idea, que es de lo que se trata, de combinar creación y empresa”.

Aún así, las diez alumnas han mostrado proyectos muy diferentes porque “nosotros intentamos que cada alumno tenga una identidad propia y cada uno siga una línea distinta: empresa, investigación, tejidos, patronaje… buscamos la identidad, la personalidad del diseñador”, ha subrayado Morales, quien se mostraba muy orgullosa del trabajo realizado con mucho esfuerzo por la primera promoción del Centro de Diseño.

Una chaqueta térmica

Erika Mayoral, de 23 años, ha presentado una colección de prendas de deporte activo para montaña y el resultado de una curiosa investigación. Mayoral ha logrado, a partir de una reacción entre óxido de calcio y agua (inspirándose en un sistema que existe para autocalentar bebidas), diseñar una chaqueta térmica con la capacidad de dar calor sin emplear ningún tipo de baterías o electricidad. En el turno de preguntas, su tutor ha manifestado además haberse puesto en contacto con químicos de la Universidad de Zaragoza que le habían confirmado la viabilidad del proyecto. “Sí, sí, es viable… Ojalá pudiera llevarse a cabo”, ha confesado Mayoral, quien se mostraba muy contenta de su paso por el Centro de Diseño.

Martha Peters ha presentado también su colección 2007-2008

Ya lo dijo Paco Rabanne. Después de la excelencia de Balenciaga con la tijera sólo era posible innovar con los materiales, la gran revolución en la que trabajan los creativos de hoy. “Siempre hay que intentar innovar y la innovación ahora está en los tejidos inteligentes. La creatividad puede dar mucho resultado por ahí”, ha subrayado Mayoral.

Por otro lado, la joven de 21 años Martha Peters ha realizado como proyecto su colección otoño-invierno 2007-2008 dirigida a un público alternativo y que tiene previsto poner a la venta. Peters ha elaborado la confección a partir de cinco vestidos de alta costura inspirados en música alternativa (voz metal, rock japonés, metal industrial, post punk y new metal). “La colección responde a la ropa que he estado diseñando y que he estado vendiendo como continuidad a mi carrera. Simplemente he querido hacerlo más a lo grande para poder lanzarme al mercado exterior”, ha explicado Peters. Aun así, ya pueden comprarse prendas de la joven zaragozana en Sopa de Azúcar, Cocoa y Angora, las tres en Zaragoza, y en varias tiendas del centro de Barcelona.

Carlos Díez Díez se ha interesado por alguno de los proyectos experimentales que han presentado las alumnas, aunque sobre todo se ha sorprendido por el minucioso trabajo realizado en el campo empresarial. “A mí me pueden interesar más otras facetas, pero creo que eso es una faceta también de un diseñador. Poder vender y poder crear tu sueño. Y si tu sueño es hacer una empresa que se adapte al mercado convencional también me parece una opción. No es la opción que yo elijo y por eso me parece más interesante el proyecto más experimental y utópico, pero creo que todo es válido”, ha comentado.

Buscar la diferencia

El singular diseñador, reconocido por su espesa barba y por vestir a sus modelos de pasarela con una barba similar, ha recomendado a las jóvenes que “den un paso más allá a la hora de diferenciarse. Vivimos en un mundo muy competitivo. Y hay millones de marcas en la calle con una competencia brutal. Yo creo que la mejor manera de salir adelante es ser fiel a uno mismo y buscar un producto que te haga único. Buscar la autenticidad, la diferenciación y el hecho de ser único”.

Y ha continuado: “El mejor consejo que les puedo dar es el que me he aplicado a mí mismo: que hagan un trabajo que les diferencie de lo que ya existe. Y sobre todo siendo conscientes de hacer un trabajo que se corresponda con el tiempo que vives. En definitiva, que hagan un trabajo que parta de ellos y para ellos para que puedan convencer a los demás”.

Hace unos días terminaba Cibeles, considerada la pasarela española más políticamente correcta aunque está intentado cambiar esa imagen, y Díez ha manifestado su interés por el trabajo de Delgado Buil y de otros jóvenes “que están haciendo cosas muy chulas”. “Sigo confiando más en la gente muy joven, sobre todo de espíritu, que en los que ya existían porque cada vez hay mejor nivel entre los jóvenes. Tienen muy buenas ideas y proyectos estéticos muy interesantes”.

Y también en Aragón tenía que palparse ese prometedor futuro. Marina Gil, Laura Gutiérrez, Erika Mayoral, Alba Torguet, Martha Peters, Laura Maillo, Adriana García, Julia Rivares, Marta Jiménez y Melisa Melero son las diez alumnas que este viernes han presentado sus proyectos en el Centro de Diseño de la Fundación San Valero. “Se percibe que estamos en una fase de desarrollo fuerte del diseño en Aragón”, ha puntualizado Belén Morales, quien precisamente se ha enterado durante el acto que era una de las ocho finalistas para confeccionar la indumentaria oficial del personal de Expo 2008. También una de las alumnas, Erika Mayoral, es finalista con la empresa Diseño Impresión Textil Aragón SL.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Nuestros blogs
Nuestros Blogs: Aragón Games
Nuestros Blogs: Aragón Games
Nuestros Blogs: Aragón Estrena
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Voluntad de comprensión", de Diego Gracia
Vicente Franco Gil

Vicente Franco Gil

El hartazgo de lo políticamente correcto

En un alarde de izquierdismo progresista, e incluso de proselitismo político, el Ayuntamiento de Zaragoza, cuyo gobierno lo ostenta Zaragoza en Común (ZeC), ha elaborado la "Guía de indicaciones para el uso de un lenguaje inclusivo y no discriminatorio", introduciendo el tercer género (¿?) y el lenguaje no sexista. Con ello se intenta imponer a los funcionarios municipales un estilo de expresión con distintivo propio que evite, al parecer, prejuicios y afrentas en el trato a la ciudadanía. En cierto modo esto suena a frase lapidaria: te doblegas o atente a las consecuencias.