aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Viernes, 16 de noviembre de 2018
Deportes

26/5/2006

Alfonso Soláns augura un "panorama alentador" al Real Zaragoza en el traspaso de acciones a sus nuevos dirigentes

El hasta ahora presidente del Real Zaragoza, Alfonso Soláns, ha traspasado la totalidad de sus acciones al grupo empresarial aragonés capitaneado por Agapito Iglesias, propietario del grupo Codesport, y Emilio Garcés, dueño de Tecnyconta. Han confirmado la marcha de ‘Cani’ y la contratación de Víctor Fernández como nuevo entrenador.
Héctor Mendal
Momento del traspaso de las acciones del club a los nuevos dueños
Momento del traspaso de las acciones del club a los nuevos dueños

Zaragoza.- Alfonso Soláns ha dejado de ser el presidente del Real Zaragoza. El hasta este viernes máximo accionista de la entidad zaragocista ha vendido la totalidad de sus acciones al grupo empresarial aragonés capitaneado por Agapito Iglesias, propietario de Codesport, y Emilio Garcés, dueño de Tecnyconta. Los nuevos mandatarios del club aragonés han confirmado la marcha de Rubén Gracia ‘Cani’ al Villarreal por 8,4 millones de euros, y la contratación de Víctor Fernández como nuevo técnico del conjunto blanquillo.

Con gesto serio, emocionado en algunos instantes, Alfonso Soláns ha expuesto su sentir tras diez años al frente del Real Zaragoza. Soláns ha recordado la figura de su padre, Alfonso Soláns Serrano, que el 2 de septiembre de 1992 tomaba los poderes como nuevo presidente del Real Zaragoza SAD. “Un hombre emprendedor, líder, que ayudó al club en su transformación en Sociedad Anónima Deportiva, y que esperó hasta el último momento, en vistas de que nadie se hacía cargo del club. Era muy zaragocista, generoso y amante de su tierra”, ha recordado el hasta este viernes máximo accionista zaragocista.

Tres años después, Alfonso Soláns entró como vicepresidente del club, “por expreso deseo de mi padre, ante la petición de ayuda de un padre a su hijo”. Posteriormente, tras la muerte de su progenitor el 29 de noviembre de 1996, Alfonso Soláns tomó las riendas de un club en el que ha permanecido hasta este viernes, 26 de mayo de 2006. Un periplo repleto de altibajos en el que la entidad zaragocista ha conseguido dos Copas del Rey y una Supercopa de España, pero en el que también ha habido un descenso a Segunda División y un lastre económico de unos 42 millones de euros.

En cuanto a la gestión deportiva que ha llevado a cabo, Soláns ha asegurado que “ha habido de todo: alegría, fiascos, tristezas, un penoso descenso a Segunda División, trofeos que quedan en los anales y en la historia del Real Zaragoza, para disfrute de todos sus aficionados”. En lo económico, Soláns ha asegurado que “ha primado siempre un criterio de honestidad, de máxima responsabilidad, de la defensa de los intereses de accionistas y abonados. Ha habido una absoluta dedicación y entrega al trabajo cotidiano y, por encima de todo, un cariño hacia el club sin afán de ningún protagonismo”.

Para Alfonso Soláns, el Real Zaragoza es “mucho más que una empresa”, pues une la ilusión, la pasión y la esperanza de todos sus aficionados. El ex presidente considera que “el Real Zaragoza siempre tendrá, como Sociedad Anónima, un dueño de su patrimonio, pero nunca del sentimiento zaragocista, que está repartido entre miles y miles de seguidores, y otros que no nos siguen diariamente pero que también vibran con su amor al club de la tierra”.

Alfonso Soláns

Un panorama "alentador"

Alfonso Soláns ha asegurado que en el Real Zaragoza se mezclan aficiones, intereses políticos, sociales y culturales, siendo “un elemento vital de la vida del pueblo”. “El Real Zaragoza nunca fue un negocio para mí”, ha señalado, al tiempo que hacía especial hincapié en que, en su gestión, ha primado el conseguir un equilibrio entre lo deportivo y lo económico, aun habiendo “muchos más gastos que ingresos”.

El ex máximo accionista zaragocista ha recordado que “no hemos tenido los recursos que otros clubes con los que competíamos poseían habitualmente, tanto en las ayudas de sus televisiones autonómicas como de sus instituciones”. Sin embargo, considera que “por fin se abre un nuevo horizonte”, puesto que “ha habido una reacción del Gobierno de la Comunidad Autónoma, que ya lo demostró cuando avaló aquella famosa operación de crédito junto a tres cajas de ahorros aragonesas". "Ha habido también una reacción por parte de Aragón Televisión para colaborar de manera más estrecha con el Real Zaragoza y, por fin, una reacción municipal, puesto que se han mejorado algunas instalaciones del campo de fútbol; hay un proyecto, que ahora está dormido, para conseguir un nuevo campo de fútbol, y ha habido unanimidad para la tramitación de un cambio de uso en el edificio que actualmente ocupan las oficinas del Real Zaragoza”, ha explicado.

Soláns considera que, por fin, ha llegado “el momento del relevo”, afirmando que el patrimonio del Real Zaragoza “no debe descansar sobre una sola persona”. Alfonso Soláns tenía la ilusión de que el Real Zaragoza perteneciera a aragoneses y, por ello, ha rechazado ofertas de otros grupos empresariales de fuera de la Comunidad. Ahora, deja todas sus acciones en manos de Codesport y Tecnyconta, grupos empresariales capitaneados por Agapito Iglesias y Emilio Garcés, respectivamente. “Es necesario iniciar un nuevo ciclo” ha afirmado categóricamente.

Los nuevos propietarios del club llegan con la firme intención de sanear, en un breve plazo de tiempo, las cuentas del club. Unos números rojos que ascienden a unos 42 millones de euros. Soláns considera que se debe llevar a cabo una transición “ordenada, rápida, acelerada pero sin prisa”, para la que los nuevos accionistas contarán con el apoyo del recién extinguido Consejo de Administración. Alfonso Soláns, finalmente, ha indicado que se marcha de la presidencia “feliz”, puesto que él lo ha querido, pero “con nostalgia”, ya que ha “vibrado, disfrutado, emocionado y llorado tanto de alegría como de pena” con el Real Zaragoza. Ahora, asegura, ve el nuevo proyecto “como el primer abonado ilusionado”.

"Nuestros clientes son goles y aficiones"

Agapito Iglesias podría ser el nuevo presidente del club

Tras la retirada de Alfonso Soláns como máximo accionista del Real Zaragoza, han hecho su aparición en las instalaciones de La Romareda los nuevos propietarios del mayor paquete accionarial del club: Agapito Iglesias, presidente de Codesport, y Emilio Garcés, dueño de Tecnyconta. Tras la firma del traspaso de acciones Alfonso Soláns, junto a todos los miembros de su Consejo de Administración, se han marchado de la sala de prensa de La Romareda, haciendo el relevo al nuevo grupo que dirige, desde este viernes, el devenir del Real Zaragoza.

Agapito Iglesias ha asegurado que, para él, es “un honor representar al grupo que ha adquirido las acciones de este gran club”. Se trata de “un reto en el cual ponemos toda la ilusión de un gran club, que creemos debe estar a la altura de la ciudad y de Aragón”.

Los nuevos máximos accionistas de la entidad han mostrado su deseo de “crear ilusión en los aficionados, que se sientan a gusto creando un gran club”. Agapito Iglesias ha asegurado que, como Sociedad Anónima, “los clientes del Real Zaragoza son los goles y las aficiones, algo que esperamos ofrecer en un futuro cercano”.

Agapito Iglesias ha anunciado, además, que todavía no está claro qué cargos van a ocupar los nuevos máximos accionistas dentro de la entidad. No obstante, parece claro que él mismo será el presidente del club, y que Emilio Garcés podría ocupar la vicepresidencia de la entidad. El Consejo de Administración también será totalmente nuevo: “será plural, abierto y con profesionales del mundo del fútbol, porque Aragón tiene que estar donde tiene que estar”.

`Cani´ se va, llega Víctor Fernández

En cuanto a la parcela estrictamente deportiva, Agapito Iglesias ha anunciado lo que era un secreto a voces: la marcha de Rubén Gracia ‘Cani’ al Villarreal, equipo con el que se ha comprometido por cinco temporadas. “Hemos hecho todo lo posible para que Cani se quedara en el Real Zaragoza, pero ha comprado su libertad”. Y es que el Villarreal CF ha hecho efectivo este viernes, en la sede de la Liga de Fútbol Profesional, el pago de su cláusula de rescisión: 8,4 millones de euros.

Según Agapito Iglesias, el jugador “no ha querido esperar a que los nuevos accionistas que hemos confirmado la compra de este gran club estuviéramos cara a cara con él para crear una nueva ilusión”.

Sin embargo, Agapito Iglesias considera que el zaragocismo no debe desilusionarse por este hecho. Y, para ello, para ilusionar nuevamente a la grada, se ha hecho efectiva la contratación de Víctor Fernández como nuevo técnico zaragocista. “Creo que la afición lo necesita. Víctor Fernández creó una ilusión en Zaragoza y en Aragón. Ahora tiene un proyecto en el que va a colaborar intensamente, en el que ya se ha puesto a trabajar con el equipo que hay actualmente en el Real Zaragoza, y con el que se incorporará en breve”.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Luis Iribarren

Luis Iribarren

Emilio Gastón, vecino de Echo y de donde él quiera

¿Qué es un buen vecino no empadronado? ¿Qué son las políticas de repoblación más allá de meros repartos de subvenciones teledirigidas por partidos para municipios insostenibles porque también lo han decidid? Para museos que nadie visita por reiteración, para servicios y equipamientos que no se analizan como dinamización o no del territorio, para ser un simple bar abierto y atender a un motero que quiera darse una vuelta.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Jasa. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra