aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Jueves, 13 de diciembre de 2018
Tribuna Digital

20/11/2018

Bullying en la sociedad y no solo en la escuela

Carlos Hué

El bullying escolar está de moda. Estos días se habla más que nunca del bullying con campañas que llegan hasta nuestras panaderías en forma de camisetas o de bolsas con algún slogan. Pero, ¿Es este un fenómeno nuevo? ¿Es un fenómeno muy extendido? Mi respuesta es que no, que el acoso escolar ha estado lamentablemente siempre presente en los colegios en forma de insultos, desprecio o agresiones físicas (esconder los libros, quitar el bocadillo, reírse de alguien, o pegarle en el patio del recreo). Y tampoco es muy extendido, pues aunque no hay datos bien contrastados sobre el fenómeno, podemos afirmar que en general, al menos en los centros educativos de Aragón, la convivencia es buena. Pero eso no quita para que el fenómeno no sea importante.

Ahora bien, el bullying no es solo cosa de los colegios o institutos, no, sino que es la manifestación en la escuela del acoso que se da, en ocasiones, en toda la sociedad. Entre todos, entre todas, hemos construido una sociedad de las cosas más que de las personas. Una sociedad materialista en la que lo que vale es tener, ser o estar por encima de los demás. De ahí la necesidad social por el dinero, la fama o el poder. En nuestros días, por ejemplo, es más importante tener dinero para un coche mejor, que tiempo para gastar con los amigos. 

El acoso se da en todos los grupos humanos, más o menos, pero se da. Así, en la familia, cuando nos juntamos a comer en una celebración grande, siempre hay algún primo o alguna cuñada que no nos gusta que se siente junto a nosotros y, por ello, evitamos ese lugar en el que él o ella se sienta y, si conseguimos mantenernos alejados, entonces muchas veces aprovechamos para criticarla, para reírnos de ella. En el trabajo, ocurre lo mismo en una comida de empresa, en la que intentamos colocarnos con aquellas personas que nos llevamos mejor evitando a esas otras que no nos caen bien. Pero, también, en la fábrica o la oficina ocurre con frecuencia que a alguna persona, por su apariencia, su cultura o su forma de hablar, entre todos, la aislamos, criticamos e incluso, aunque sea de forma verbal, la agredimos. Y esto lo hacemos para sentirnos más cerca de la mayoría, más integrados en nuestro grupo, pues comprobamos que teniendo un enemigo enfrente, es más fácil seguir unidos. Este fenómeno se puede dar también en el vecindario, en los clubes, en las asociaciones, en casi todos los agrupamientos. Pensamos que haciendo de menos a alguna persona, nosotros vamos a ser más. 

La realidad de los datos de investigación que nos presentan los estudios científicos en psicología positiva son bien distintos. Autores como Seligman o Fredrickson, nos señalan que nuestra felicidad y nuestra influencia en los demás dependen de lo contrario. La psicología nos dice que nos hacemos más grandes y más felices, cuando integramos, cuando aceptamos, cuando incluimos, cuando reconocemos que juntos somos más fuertes. 

Llegará el día, estoy seguro de que abandonaremos el acoso social en las familias, en las empresas, en el vecindario y, de este modo, acabaremos con el bullying escolar. 


* Psicólogo y Doctor en Ciencias de la Educación
10
comentarios
  • 10|valero dijo
    un problma serio que hay que erradicar ya
  • 9|fedic dijo
    la violencia está a la orden del dia, y lo peor es el morbo que genera,. una pena, en qué nos hemos convertido
  • 8|quesada dijo
    este mundo da asco a veces, es una vergüenza
  • 7|Teresita Martínez dijo
    Agredir gratuitamente está de moda y en todas las partes
  • 6|Sofía Manrique dijo
    No digo que el que no haga bullyin sea más feliz, pero desde luego los fines para los que se hacen son para hacer de menos al rival por lo que el acosador consigue su fin
  • 5|Gorka dijo
    Ahora que se acercan las celebraciones en las empresas con motivo de la Navidad vemos mucho de ello aunque no lo quieran llamar por ese nombre
  • 4|Chari dijo
    Hoy en día está a la orden del día aunque siempre lo hemos tendido aunque no se haya usado esa terminología
  • 3|Ignacio Melero dijo
    Es lo que tiene el grupo, el cobarde se hace fuerte cuando está acompañado
  • 2|Antonio M. dijo
    Creo que al contrario de lo que piensa este articulista cada día va a haber más bullying, somos tan competitivos que hacemos lo que sea por pisar al otro
  • 1|Merche A. dijo
    Totalmente de acuerdo, el bullying no solo se da en las escuelas, en la familia y, sobre todo, en el trabajo lo estamos viendo día a día
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
El Tirol. Alpes. Alemania.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra