aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Lunes, 25 de marzo de 2019
Sociedad
16/12/2004

Fiesta en la plaza del Pilar

Joaquín Marco
Celebración del resultado
Celebración del resultado

Zaragoza.- La lectura del presidente del BIE, Wu Jianmin, del resultado de la votación que concede la Expo de 2008 a Zaragoza ha quedado ahogada por el grito con el que los ciudadanos que han llenado la plaza del Pilar han mostrado su alegría por ver, por fin, confirmada una noticia que se llevaba esperando, con confianza pero con nervios, desde hacía casi dos horas.

Más de 3.000 personas, según el cálculo más modesto, han acudido a la plaza del Pilar para seguir los resultados de la votación a través de la pantalla gigante instalada al lado del Ayuntamiento, a los que además deben sumarse los que han llenado la carpa de Radio Zaragoza, desde donde Genma Nierga ha transmitido su programa “La Ventana” para toda España y ha dado en directo el resultado.

A pesar del retraso de casi hora y media sobre las previsiones y del tiempo invernal, el ánimo de los ciudadanos no ha decaído en ningún momento, y sólo las noticias de que la votación se demoraba han conseguido levantar un murmullo de protesta. En todo momento, los zaragozanos no han dejado de mostrar el apoyo a su candidatura y las intervenciones en París de la delegación española o del bailarín Miguel Ángel Berna, no han dejado de ser sonoramente aplaudidas.

Los globos, banderas y pancartas, y el chocolate y pastas repartidos a los asistentes, han contribuido también a un ambiente festivo, en el que el entrechocar de globos y gritos como “ZH2O” o “Olé, maños” han llenado una tensa espera, que ha contrastado con la rapidez y falta de ceremonia con la que se ha dado a conocer el resultado.

Un ambiente de expectación que ha explotado definitivamente con el anuncio de la victoria. Confeti, cohetes y la música del Aleluya de Haendel, han marcado el inicio de una fiesta, que ha comenzado a extenderse por toda la ciudad.

Tras el anuncio, los comentarios eran unánimes: “estaba convencido” y “ya era hora”. Si en espera de saber el fallo había quien reconocía su nerviosismo, e incluso lo comparaba con la noche de Reyes, los comentarios tras tener la certeza de que Zaragoza acogerá la Exposición Internacional de 2008 destacaban todos que no se dudaba de lograrlo, y que el evento va a servir para impulsar las infraestructuras y la proyección de la ciudad.

Tras el momento histórico de las 18,15 horas en que se ha confirmado la noticia, la celebración ha seguido en la plaza del Pilar, pero muchos se han dirigido a los bares o han echado mano a los móviles para comunicar la nueva, “a mí, me ha mandado un mensaje una amiga que trabaja en Cáceres, para que le avisara en cuanto se sepa”, explicaba un asistente.

Y entre todas las voces, alguna recordaba también que ahora hay que empezar a contar los más de 1.100 días que quedan para que la Expo abra sus puertas.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Luis Iribarren

Luis Iribarren

Pulso a la ciudad de Huesca en sus políticas medioambientales

La ciudad de Huesca debe valorarse como espacio institucional que, por sus dimensiones y excepto en servicios que requieren economía de mucha escala, puede fijar pautas para políticas comarcales de prestación de servicios públicos. Para capitales de comarca.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Ötzi. Alpes del Tirol. Italia.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra
Semana Teatral
Por Francisco Javier Aguirre