aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Tribuna Digital

30/7/2018

Violencia machista

José Carlos Fuertes Rocañín

Es evidente que hay hombres violentos que consideran a la mujer como un ser inferior a su servicio. Hay otros trastornados que la consideran de su propiedad y que si no es para ellos, “no será para nadie”. Hay algunos individuos capaces de matar cruel y vilmente a ese “persona-cosa” que creen haber “comprado”, al igual que se hace con un cerdo o una vaca. Eso existe y hay que luchar con denuedo para cambiarlo.

Pero detrás, o al lado de esas conductas, lo que hay también es mucho desequilibrado mental, sujetos afectos de trastornos delirantes unidos a complejos de superioridad-inferioridad. Hay muchas alteraciones de la personalidad con patologías en el control de la impulsividad. Existen también muchos adictos a sustancias (incluida el alcohol, nuestra droga por excelencia) que les produce arrebatos y conductas violentas y, a veces, hasta incontrolables.

La violencia machista no se puede tratar solo con el Código Penal. Está demostrado que eso no sirve, o por lo menos no sirve tanto como nos gustaría y deseamos. Hay que educar de otra manera a los más jóvenes, sin duda. Hay que ser coherentes y dar ejemplo de una igualdad familiar auténtica. Es perentorio inculcar el respeto y admiración por la mujer. Pero, sobre todo, hay que ir a la raíz (de ahí viene la palabra radical) del problema y abrir nuestro, hasta ahora cerrado, ángulo de visión.

La causa, a mi entender, de una gran parte de la violencia machista hay que situarla, aunque sea impopular decirlo, en alteraciones mentales, a veces graves, como son los delirios, las dependencias a sustancias (con el alcoholismo a la cabeza), el retraso intelectual, las enfermedades de la impulsividad, incluso hasta las demencias, sobre todo en su estado de inicio. Negarlo sería, en mi opinón, un error.

Y si estamos ante desequilibrados y trastornados habrá que aplicar las llamadas jurídicamente "medidas de seguridad". Es decir, no basta con la punición. Hay que dar un paso mas y “entrar” en el cerebro de los “descerebrados” e intentar, si no modificarlo, sí apaciguarlo o anestesiarlo, para que su sadismo sea controlable, su agresividad disminuya a un nivel tolerables y sus conductas sociales se adecuen al ordenamiento jurídico.

Hay sujetos a los que el castigo no modifica la conducta, incluso, si me apuran, a veces hasta la agrava. Cuando tenemos un psicópata de verdad, o un enfermo delirante de celos, o un adicto severo a sustancias estimulantes, el paso al acto criminal es imposible de predecir; por eso, tenemos que tratarlos médicamente cuando todavía es posible prevenir sus acciones criminales.

Sé que mis palabras levantarán ampollas y alguno resucitará malévolamente la “ley de peligrosidad social de tiempos pretéritos” y el determinismo biológico. No es ese mi discurso. Pero mejor que poner brazaletes que no funcionan, alejamientos que no se cumplen, manifestaciones multitudinarias a posteriori a las que vamos los mismos, mejor que todo eso, es buscar las causas de la conducta violenta y actuar sobre el órgano productor de la misma: el cerebro.


*Médico Psiquiatra y Vicepresidente de la Sociedad Aragonesa de Psiquiatría Legal y Ciencias Forenses
12
comentarios
  • 12|maria dijo
    Parece que quiera justificar el comportamiento atroz de algunas personas. No entiendo, ¿las drogas son agravante o atenuante?. Le quiero recordar que violencia hay, ha habido y hubo, con "motivos" o "justificaciones" ideologías políticas, religiosas,..., entiendo que su editorial se puede aplicar también a estas personas. Viendo su editorial y un par de repuestas u opines, entiendo que los que no quieren ver son ustedes, estamos hablando de violencia machista, donde no cabe agravio comparativo ni justificación. Si quieren saquen otro tema, pero no se ofendan ni justifiquen.
  • 11|Francisco Javier Aguirre dijo
    De acuerdo con el doctor. Lo mismo que se trata al estómago o al riñón si están enfermos, hay que tratar al cerebro. Un asunto delicado, ciertamente, que exige investigaciones consistentes.
  • 10|Olga dijo
    Hay que tratarlos médicamente pero para siempre, un dulce sueño para que no vuelvan a hacer daño nunca jamás
  • 9|Gussssssss dijo
    Hay muchos hombres también en esta terrible situación, pero yo creo que se denuncia menos. Por lo tanto hay que darle la misma visibilidad a ambos sexos.
  • 8|HOLY dijo
    bffffffffff, es que este tema es muy peliaguado, la verdad.... No sé qué penas las que se deberian de aplicar para acabar con esto de una vez
  • 7|Nuria Orte dijo
    El castigo no modificará la conducta, pero al menos a los familiares de las muertas se sentirán un poco más aliviados.
  • 6|Lorena dijo
    Jodo alteraciones mentales, si se agarran a eso encima los hacemos santos
  • 5|Sole dijo
    La justicia es injusta en estos casos, penas más duras y erradicaremos esta plaga de muertes.
  • 4|FRAN dijo
    pena de muerte es lo que tendría que haber
  • 3|José Luis dijo
    Pues me gustan sus opiniones pero esta no la comparto, no creo que esa sea la solución.
  • 2|Respuestas a quién escribe este artículo dijo
    El caso al que me refiero es la mujer que asestó más de 30 puñaladas al hombre y afirmando que si no era para ella no sería para nadie. la muerte de una sola mujer es intolerable pero los hombres también deberían ser considerados personas, tener derecho a un juicio justo y presunción de inocencia y que no sé incitar al odio la psicosis desde todos los medios todos los días con todos los poderes del Estado. cada vez que por desgracia ocurre un atentado rápidamente nuestros políticos salen en los medios para indicar que todos los blancos todos los negros o todos los musulmanes no son responsables de este delito. contra el hombre hace en Access solutamente lo contrario incitar el mayor número de denuncias por el motivo más mínimo. incitar odio y la mayor psicosis todos los días en todos los medios. no se debe ocultar que hay más asesinatos de niños por parte de mujeres que de hombres Y también se deberían contabilizar todos los asesinatos de mujeres sobre hombres y veríamos que la diferencia no es grande Basta de odio y psicosis contra el varón heterosexual
  • 1|Respuestas para los que no quieren ver dijo
    El gran error y la terrible injusticia de las leyes de género, es que solo conciencia y protege a un sexo y una solo orientación sexual, la mujer heterosexual,y solo persigue a un sexo y a una orientación sexual el varón heterosexual . Una ley justa efectiva sensata, debe proteger a todas las personas y por supuestísimo jamás vulnerar derechos humanos fundamentales de esas personas u orientaciones sexuales a las que pretende proteger, como ocurre contra el varón heterosexual en las leyes de género, sino que debe garantizar los derechos humanos constitucionales a todas las personas:gays lesbianas, por supuesto también a los heterosexuales, intergenero..., todas las personas, pero muy especialmente a los niños, qué son los únicos inocentes y desprotegidos. Hay exactamente el mismo número de mujeres malas que hombres. Hay exactamente el mismo número de hombres maltratados psicológicamente que mujeres, incluso hay hombres maltratados físicamente. Pero el mayor,mayor maltrato y terrible perversidad supone el maltrato que el Estado ejerce sobre todo los hombres discriminando su presunción de inocencia, tribunales de excepción o especializados, psicosis y en consecuencia generación de odio contra todo ese colectivo, olvidando que el culpable de un delito solo es quien lo comete nunca los negros los altos o los los hombres las mujeres.No,la ley ya dispone de agravantes para ver cada caso e imponer la agravante,SI PROCEDE,por machismo hembrismo superior fuerza física,patriarcado matriarcado etcétera. lo demás es un crimen contra personas perseguidas y discriminadas por su raza por su género o por el color de su piel, y pretender llamar a esto leyes de igualdad no tiene nombre.Es aplicar el genocida y criminal derecho penal de autor nazi durante el holocausto judío en que tampoco hubo denuncias falsas. Las discriminaciones positivas o negativas solo las podría hacer Dios si existiera pero si lo hace el hombre se convierte en holocaustos, genocidios contra inocentes.Un ciego lo ve y más de13 años desde la ley de Zapatero no han hecho más que generar el problema. Este caso ha aparecido en los medios como si en España ya todos los hombres no estuvieran en una especie de libertad condicional en el que cualquier mujer sin escrúpulos puede convertir en prisión a su antojo obteniendo múltiples ventajas de forma automática, como si las mujeres fueron incapaces de hacer el mal exactamente igual que los hombres. Todos los días a todas horas incitando el odio y la psicosis contra el hombre heterosexual, pero aún siguen queriendo más y más y ya sólo queda el exterminio por género. Durante el Holocausto judío tampoco hubo denuncias falsas. Cuando por desgracia ocurre un atentado nuestros juiciosos y sensatos políticos rápidamente salen a la calle y en los medios para decir que todos los blancos,los negros,o los musulmanes no son responsables de este delito haciendo llamamientos a la calma y a la razón.Contra el hombre hacen absolutamente lo contrario,incitar el mayor odio,psicosis y denuncia contra todos los hombres. un Estado no es responsable de todos los individuos y jamás podrá garantizar que no se produzca ni un solo caso de asesinatos de hombres mujeres niños. La responsabilidad de un Estado es evitar que se vulneren los derechos humanos fundamentales por la raza ,el género o el color de la piel de las personas.Si ya es el propio Estado quién viola estos derechos humanos se convierte en el mayor maltrato y genocidio, cómo ocurre contra el varón heterosexual.
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
El Tirol. Alpes. Alemania.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra