aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Sábado, 21 de julio de 2018
Tribuna Digital

8/7/2018

Esclavitud

Francisco Javier Aguirre

La historia de la esclavitud es larga. En la mayoría de las culturas se ha practicado. Incluso conspicuas figuras intelectuales, como Aristóteles, la justificaban. Durante varios siglos fue un sustancioso negocio en el que participaron personajes de toda laya, la nobleza incluida. Estos días está en candelero el primer Marqués de Comillas (1817-1883), cuya riqueza provino en buena medida de esa fuente: el ayuntamiento de Barcelona ha retirado hace unas semanas la estatua que el prócer tenía en la ciudad.

En nuestra órbita cultural, fue Francia quien más ostensiblemente se opuso a la esclavitud como estado social, a partir de 1794, aunque Napoleón la restauró después durante algunos años. En el imperio británico se fue aboliendo en sucesivas etapas, a partir de 1807. En España se promulgó el decreto de prohibición en 1837, aunque no afectó a los territorios de ultramar. En los Estados Unidos de América la situación sufrió muchas alternativas, según los territorios, hasta que Abraham Lincoln decretó en 1865 la abolición de la esclavitud en todo el ámbito de la Unión.

Tras este breve repaso histórico, cabe preguntarse cuál es el estado de la cuestión en la actualidad. Oficialmente no existe la esclavitud en ningún país del mundo, pero en realidad se mantiene mediante prácticas abusivas en el mercado laboral, sobre todo en algunos lugares del sudeste asiático. El tema de la mano de obra infantil es sangrante a este respecto. Con cierta periodicidad, además, llegan noticias relativas a la situación esclava de pequeños núcleos o grupos de personas inmigrantes en los países europeos, incluida España. 

Siendo todo ello lamentable, parece que la opinión pública mira hacia otro lado cuando se trata de una forma solapada, pero eficaz de esclavitud: la prostitución en la mayoría de los casos. Hay hombres y mujeres voluntarios en el comercio con carne humana, pero muchos se hallan abocados a esta lacra por otra esclavitud no siempre perceptible: la de la pobreza.

Hay sin embargo formas de esclavitud mucho más sutiles, menospreciadas o desatendidas socialmente. Se trata del sometimiento de la conciencia, e incluso de la anulación de la voluntad, que se produce en determinados ambientes sectarios, unos de contenido religioso y otros de proyección diversa. La esclavitud del espíritu no implica necesariamente la física, aunque a veces tenga consecuencias irreparables. ¿No son los fanatismos de toda índole una verdadera esclavitud? Limitan el conocimiento, impiden el razonamiento y anulan la capacidad crítica provocando situaciones negativas para el individuo y la colectividad.

Y si apuramos aún más el tema, ¿no somos esclavos mentales la mayoría de nosotros cuando vivimos como abducidos por el teléfono móvil, la tableta o el ordenador de bolsillo que consultamos de promedio unas 40 veces al día? ¿No podemos hablar de un síndrome de dependencia –situación que se acerca mucho a la esclavitud–, cuando el usuario de un móvil, por ejemplo y según las estadísticas, pasa en nuestro país más de tres horas al día, de promedio, consultándolo?.


* Escritor
14
comentarios
  • 14|FEOTON dijo
    Va a ser muy difícil liberarnos de una u otra esclavitud. El Gran Poder, el Poder Profundo, se las ingenia para tenernos sujetos de mil maneras, a veces mediante bobadas, cada vez más sofisticadas.
  • 13|LUIS I dijo
    Felicidades por el artículo. Ahora bien, dos consideraciones asaltan: en todas partes del mundo la prioridad número 1 es tener móvil. Estamos localizados por voluntad propia. Luego está en oriente el mantenimiento de la sociedad de castas que con la globalización ha afectado al mercado de trabajo en todo el mundo. Como vemos en Aragón, nacen "encadenados" a una actividad económica y una deuda con sus mafias. Pero también lo quieren y se sienten orgullosos de su tradición servil. El proteccionismo y Trump...
  • 12|terremoto dijo
    no estoy de acuerdo. No se puede comparar la esclavitud de hace cientos de años con lo que hay ahora, sí, dependemos de un trabajo en el que puee que haya "explotaciones", pero no somos dueños de nadie y cada vez hay mas libertad
  • 11|wei dijo
    y para cuando leyes que nos beneficien a nosotrs, "la clase media"? para cuando leyes que no nos obliguen a depender de algo tan precario?
  • 10|dsn dijo
    esclavitud... eso que nos intentan colar que se ha erradicado pero no... muy bien lo explicas con la explotacion laboral
  • 9|raquel perez dijo
    gracias por hablar tan claro!!!!!! aora di eso a mi hijos qu estan esclavizados de sus redesss
  • 8|aurora dijo
    me parece realmente interesante su postura, imagino que está diciendo que hemos avanzado hacia una especie de exclavitud "voluntaria", no?
  • 7|elena.g.r. dijo
    lo de los niños exclavos es que no tiene nombre, no s para que existen los organismos internacionales..............
  • 6|kikeku dijo
    siempre he pensado que la sociedad busca insistentemente cosas a las que hacerse adicto, pero leyendo esto ves qe adiccion puede ser sinonimo de exclavitud, una moderna en la que te metes tu solito
  • 5|lara f.r dijo
    Maravilloso a la vez que triste leer esto...muy triste
  • 4|monica E S dijo
    Mi padre siempre ha dicho que no somos libres y que después de todos los derechos que se consiguieron a lo lrgo de los años para los trabajadores los politicos siguen inventando astucias para tenernos dominados.... Sobre todo een lo que usted dice, el trabajo "explotador"
  • 3|raul r dijo
    Pues claro qe seguimos siendo exclavos!!!!!!!!!!exclavos de un sistema que nos obliga a trabajar como burros y que nos deja vivir escasamente sin recursos esclavos de un sistema que nos promete el oro y el moro despues d unos años (jubilacion) pero que cada vez lo retrasan mas,,, ¡hay que revelarsE!
  • 2|fran rus dijo
    Lo del móvil es abusivo, visto lo visto deberíamos empezar a limitar el uso para los niños, yo cuando los veo en el parque con la tablet ahi todos reunidos en lugar de tirarse por los toboganes... pffffffff es que no me imagino mi infancia como la de ellos
  • 1|jaime lp dijo
    Me parece una de las tribunas más acertadas que he leído. La hipótesis que propone me parece asombrosa. ¿Sigue existiendo la esclavitud? Igual no como hace dos siglos, pero concuerdo totalmente con lo que dice...
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine