aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Lunes, 12 de noviembre de 2018
Tribuna Digital

4/7/2018

El paraíso, la serpiente y Mario Vaquerizo

Antonio Coscollar Santaliestra

La vergüenza (también la falta de ella) es la primera emoción descrita en la Biblia, libro que ha formado la mentalidad de tres religiones (las llamadas religiones del libro), el judaísmo, el islamismo y, especialmente para nosotros, el cristianismo, y que ha configurado esta imprudente amalgama que llamamos civilización occidental. Todo empezó en el jardín del Edén.

Al principio, se nos dice, el hombre y la mujer estaban desnudos, y aun así no sentían vergüenza, pues la vergüenza aun no había sido creada. Pero al comer del fruto prohibido desobedecieron el mandato divino, y fue entonces cuando los ojos se les abrieron tanto que al descubrirse desnudos se ocultaron detrás de unos matorrales.

Aquel incidente de la fruta prohibida, de la serpiente y de lo que Adán y Eva utilizaron para cubrirse las vergüenzas, todo junto dio el salto hasta la cultura occidental en forma de un anhelo irresistible de enseñar a todos los habitantes de este planeta cómo deberían vestirse, con el fin de hacer de la piel de serpiente el material más cotizado para la fabricación de bolsos y zapatos, hasta que, de nuevo, la vergüenza apareció y devolvió la dignidad a las serpientes. Por eso ahora compramos bolsos y zapatos de piel de ternera, animales cuya carne nos zampamos.

Fue por cosas como estas que la civilización occidental se volvió particularmente agresiva y orgullosa de ser superior. Pero es una superioridad confusa, pues (según dice Mario Vaquerizo, una autoridad en el asunto) solo hay una regla para estar de moda: evitar todo aquello que está de moda. Y sin embargo, los diseñadores de moda siguen ahí.

Al parecer, estos diseñadores, para satisfacer las ansias del mercado, o la avaricia de los inversores, y para mantener los estándares físicos exigidos, podrían haber inducido a las modelos más frágiles a tragarse bolas de algodón empapadas en aceite de oliva para reducir el apetito y hacerse (según tendencias de cada momento) implantes quirúrgicos para visibilizar protuberancias colgando de un palillo. Que Dios y los maestros del toreo me perdonen por lo que voy a decir, pero los expertos en moda han pretendido crear una imagen de la mujer del modo como los ganaderos han hecho con los toros de lidia.

Sé que ahora debería bajar el tono, porque sé también que mis mejores virtudes deberían ser la humildad y la ironía. De la segunda he dado muestra en exceso, y de la primera solo me queda pedir humildemente disculpas.
 


* Maestro de escuela
10
comentarios
  • 10|carla D.A dijo
    Bolas de algodón con aceite??? Qué barbaridad!!
  • 9|rebequita dijo
    La sociedad siempre ha tenido una imagen de la mujer errónea e hipersexualizada. Ojalá cambie la mentalidad de mucha gente.
  • 8|valeria dijo
    Mario Vaquerizo, buen filósofo mejor persona.
  • 7|Gonzalo dijo
    Y aquí todos nos creemos abanderados de la salud. Por un lado si son delgadas, decimos que no pueden estar sanas o que les hace falta un buen cocido; pero si están gordas decimos que promueven hábitos de vida no saludables. Y la culpa de todo la tiene la sociedad y esa industria que nos ha lavado el cerebro.
  • 6|francisco javier dijo
    Qué gracia! Criticamos a las modelos por "palillos" pero si luego salen las gordas las criticamos también. Doble rasero...
  • 5|vbt dijo
    Pues doy gracias a que ahora existe el movimiento curvy, donde todas las mujeres tenemos cabida.
  • 4|BEGOÑA dijo
    Creo que ahí está la gracia de la tribuna, que la industria de la moda se dedica a decirle a estas pobres modelos cómo tiene que ser su cuerpo y ellas no son libres de tener el que les venga en gana.
  • 3|Vicky dijo
    Hombre pues no me parece normal que se juzgue así el cuerpo de las mujeres, ni el de las modelos, ni el de nadie. Aquí cada uno tiene el cuerpo que quiere o desea. Y si no es así, en sus manos está cambiarlo. Pero nadie somos ni tú ni yo para decirle a la gente cómo ha de ser su culo.
  • 2|rosana dijo
    Qué grandes frases nos deja siempre Mario Vaquerizo!
  • 1|TRG dijo
    Me parece horrible que sigamos utilizando a los animales para esto... Como alimento tiene su sentido, es supervivencia. Pero, bolsos?
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine