aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Domingo, 18 de noviembre de 2018
Tribuna Digital

27/6/2018

Fin de la era hipster

Luis Iribarren

Pues sí, legal pero ilegítimamente, volvemos a luchar por el centro sociológico. Volvemos a las chaquetas con un poco de hombrera y las camisas blancas sin corbata confeccionadas por multinacionales gallegas. Ni caras ni baratas, portadas con camisa y trajes chaqueta ligeramente pastel en el caso de los discriminados positivamente… Cuidado con el color, pero para determinados y puntuales actos, todo al rojo…

                  - Vaya, qué hago ahora con el pantalón caqui y la chaqueta de camuflaje. La ropa me dura 20 años, aún lavo a mano el negro Durruti…

Sí, Pablo, fin de la era hipster y de los besos en la boca Domènech. En Zaragoza, los carriles bicis que no usa Maricruz corren el riesgo de quedar vacíos por descarrilamiento. La sección de camisas monocromáticas cosidas en Camboya de los grandes muelles comerciales no llegará al Congreso ni a las Cortes de Aragón, sino con cuentagotas. Son camisas incompatibles con determinadas hipotecas. Son camisas incompatibles para camuflar la gestión del Real Zaragoza.

Pablo, nadie te quiere como modelo de yerno. Tienes un techo electoral camisero y de serraje que te indica el tupé de Pedro Santisteve tapando tu momento Cubero.

                 - Qué cosa, ahora que volvían mis 90, mis comidas con un 40% de amigos reconvertidos desempleados… Todos nos colocamos con Aznar, peor o mejor… Esos 80 tan sobrevalorados y que crearon tanta brecha de injusticia social (ista) que refleja la ausencia de liderazgo del partido en Zaragoza. Allí nos hemos quedao, en Mercazaragoza…

Parece que vamos hacia la estética que no moleste a nadie portada por derechas e izquierdas. La que no asuste, aunque tampoco hace muy atractivo, menos en el caso de Clooney. La que porta la izquierda exquisita judía neoyorkina. Mis muy queridos Woody y Philip Roth, otra de mis grandes pérdidas… Ante la duda, que el candidato o candidata se parezca a Macron. Incluso en Italia y en la presidencia del Reino Unido se abomina de sus cortes inglés y milanés… Se dejan para macarras italoamericanos y aristócratas en recesión.

                  - Hillary, no supiste adaptarte. Obama lo vio y todos incorporamos a nuestras vidas al negro rico y bueno… La caída de Tiger Woods rompió el mito por mito, Ofrah… Tenemos que ver en el Miguel Servet todavía a la primera matrona china o aficana… Puede que todos sean refugiados…

Pero, volviendo a España, la clave de bóveda la marca la indefinición estética ciudadana (C+). Hemos pasado por el neopobrismo de la pana llevada por la élite, la camisa de copones almodovariana de seda valenciana tardo-sociata, asistido y padecido estéticamente el rebrote de la camisa de cuadros, las botas de cazador urbano pour elles y el zapato castellano travestido de gestión impecable contable. Todo lo  que comprado en 1960 se puede incluso heredar si es de calidad (véase las niñas adoptadas chinas llevando abriguitos modo Audrey). También se ha pasado por el pragmatismo zapateril hasta que tuvieron sastre tanto él como sus ministras posantes… Después vino el rebrote falso grunge y hípster que acabamos de vivir y en el que yo definitivamente me quedaré.

                  - No sé ser de otra manera. Quien me quiera que me acepte como soy, preparado para entrecavar cualquier jardín de Valdefierro mal cuidado… Preparado para amasar en todo momento mi pan de cada día…

Fin de la moda franciscana y cátara, fin de las tiendas de campaña en las plazas y sustitución por jubilados de extracción felipista bien planchados. Hasta en India se aburrieron de la indumentaria sin coser pero de casta de Gandhi que acabo por ser trendy y carísima… La veneración paria se fue hacia Nehru y hacia cualquiera que de origen intocable, que llevara un traje humilde y ralo pero de corte inglés… Que no predicara el pobrismo mendicante ni el Madrás Existe…

Las madres pobres siempre nos han querido intentando salir del agujero de la falta de igualdad material de oportunidades, nos han querido limpios, afeitados, de domingo de padre con hombros anchos… De Pedro Sánchez y Pepe Borrell, sin estridencias y con amigos hasta en el infierno.

Pues eso, como en el fin de la revolución francesa, asistimos al santo advenimiento de una no indumentaria y la esclerosis y techo de cristal del jacobinismo camisero… Vuelve la camisa por dentro, Errejón…


* Licenciado en Derecho
7
comentarios
  • 7|Jimeno T. dijo
    Pues mi madre siempre me ha dicho que sobre todo limpito, en fin... lo que se ve es siempre lo que primero por lo que te juzgan
  • 6|Ruper dijo
    A mí con tal de que muchos tengan limpias las manos y los bolsillos... me da igual si llevan camisa de cuadros o camisetas de tirantes
  • 5|Pancho dijo
    Camisas grises, camisas de rayas... qué importan los colores, más importan los hechos
  • 4|Teresita Martínez dijo
    Dime cómo vas vestido y te diré a quién votas, se suele decir
  • 3|Gorka dijo
    Como suelen decir las madres, siempre bien limpios...
  • 2|Rona dijo
    y cómo me gustaba a mí la chaqueta de pana de la era socialista
  • 1|Antonio M. dijo
    Ya se sabe, cambio de chaqueta solía decir mi abuela
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Jasa. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra