aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Lunes, 22 de octubre de 2018
Economía

13/6/2018

La nueva planta de Industrias Químicas del Ebro permitirá producir 20.000 toneladas anuales de sílice precipitada

Industrias Químicas del Ebro ha inaugurado su nueva planta de sílice precipitada en Zaragoza. Tras 27 millones de inversión, esta infraestructura permitirá a IQE producir 20.000 toneladas métricas anuales de sílice precipitada, además de palpar nuevos mercados. La intención del grupo es abrirse camino en el sector del neumático.
Lara Escudero Manchado

Zaragoza-. Industrias Químicas del Ebro (IQE) ha inaugurado este miércoles su nueva planta de sílice precipitada en el polígono Malpica de Zaragoza, coincidiendo con el 60 aniversario de la empresa. Después de tres años de obras, y 27 millones de inversión, esta infraestructura -con una superficie de 30.000 metros cuadrados- permitirá a IQE producir 20.000 toneladas métricas anuales de sílice precipitada, trabajar con grandes compañías del sector, y aventurarse a palpar nuevos mercados y sectores, como el del neumático. Estrategias comerciales, según ha revelado su director gerente, Eduardo Villarroya, que exponenciarán su capacidad exportadora "hasta incluso rozar el 90%".

Durante el acto inaugural, que ha reunido a autoridades y representantes del tejido industrial y empresarial de la Comunidad, el Gobierno de Aragón ha destacado la actividad de IQE en este tiempo como "innovadora compañía" de importante contribución al entorno socioeconómico aragonés. Así, el presidente de Aragón, Javier Lambán, en compañía de la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, ha participado en el tour por el nuevo complejo, donde ha aprovechado para ensalzar el crecimiento de IQE "a través de la innovación, de la exportación y sintiéndose orgullosa de los reconocimientos obtenidos en su Comunidad".

Además, ha reconocido su capacidad de “aunar tradición y futuro” y ha recordado el compromiso del Gobierno que preside para “allanar el camino” a las empresas aragonesas, con el objetivo de que sigan tejiendo el “excelente” tapiz industrial aragonés. Lambán, asimismo, ha subrayado los "saludables" indicadores que reflejan la evolución de la economía aragonesa, y que permiten "seguir planteándonos retos y desafíos ambiciosos”.

En este sentido, el presidente autonómico se ha referido a la Expo Zaragoza 2008 –que en este momento cumple diez años- como muestra de que “Aragón se puede proponer cualquier desafío con posibilidades reales de hacerle frente con éxito, está capacitado para pensar a lo grande con éxito y ese éxito solo se alcanza a través del camino del acuerdo y del consenso”.

El grupo aragonés Industria Químicas del Ebro, que cuenta con más de 180 empleados, habilita con esta nueva infraestructura otros 30 empleos, ampliando, además, su variada cartera de productos. En ella figuran el silicato sódico, metasilicato, sílices y silicato de aluminio. También, productos “a la carta” para diversos mercados como los detergentes, la cerámica, la construcción o la pintura. Junto con la investigación, la diversificación ha marcado la trayectoria de esta empresa, convirtiéndose en un proveedor de referencia, tanto a nivel nacional como internacional, con presencia en más de 50 países.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Miguel Martínez Tomey

Miguel Martínez Tomey

Egibar y la ley de actualización de los derechos históricos de Aragón

El portavoz del PNV en el parlamento de Euskadi, Joseba Egibar, durante el último debate sobre el estado del País Vasco evocó la ley de derechos históricos de Aragón para reclamar a Podemos y PSE su apoyo a las modificaciones del Estatuto vasco que PNV y EH Bildu aprobaron en la Comisión para la reforma del Estatuto de autonomía.