aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Miércoles, 15 de agosto de 2018
Tribuna Digital

9/6/2018

Funcionarios ricos, funcionarios pobres

Fernando Tirado Aznar

Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 prevén un incremento de las retribuciones de los empleados públicos de un 1,75%. Este posible aumento pudiera no compensar la pérdida de poder adquisitivo producida en la última década tras los recortes y congelaciones de los gobiernos en los años más duros de la crisis, que podría ascender de forma estimada al 17% como mínimo. Pero hay otras vías legales que han permitido a colectivos minoritarios saltarse la regla general existente para todos en la Ley para la Reforma de la Función Pública y el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) para alcanzar retribuciones de cuantía extraordinaria que marcan diferencias con el resto de funcionarios, creando agravios comparativos, dando lugar a conflictos judiciales y malestar en las organizaciones públicas que afectan al clima laboral, a la paz social, y por ende a la productividad y a la calidad de los servicios públicos, con incremento del gasto público.

La citada normativa establece las bases del régimen de retribuciones y los criterios para determinación de la cuantía de los conceptos retributivos. Las cuantías de las retribuciones básicas (sueldo, pagas extras y trienios) deben ser iguales en todas las Administraciones públicas, para cada uno de los grupos de titulación en que se clasifican los cuerpos, escalas, categorías o clases de funcionarios, y se reflejan en el Presupuesto de cada Administración públicas. No obstante, aparecen otros conceptos retributivos como el nivel de complemento de destino, el complemento específico del puesto (o estrato), el complemento de productividad cuya cuantía individual no es pública, reclasificaciones o reconversiones de puestos, complementos de alto cargo, gratificaciones, dietas, etc., que permiten a los equipos de gobierno de cada Administración establecer, con un gran margen de discrecionalidad,  en las Relaciones de puestos de trabajo (RPT), cuantías al margen de la evolución retributiva anual que marca el Gobierno, asignadas de forma individual a determinados puestos ocupados por determinadas personas, difícilmente fiscalizables si no es por la vía judicial, en su caso. Se dice con sorpresa que “tal o cual funcionario, directivo o jefe, cobra mas que el Presidente del Gobierno”. ¿Como es posible que esto suceda?. ¿Se está generalizando esta sistemática en los altos niveles de muchas administraciones?.

Recordemos como ya la mencionada Ley de la Función Pública de 1984 establecía que el sueldo de los funcionarios del grupo A (funcionarios de titulación superior) no podría exceder en más de tres veces al sueldo de los funcionarios del grupo E. ¿Se está cumpliendo realmente esta prescripción legal?

Determinados colectivos en el Estado español vienen reivindicando desde hace tiempo la equiparación salarial en todo el territorio para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad (policía nacional y guardia civil  con policías autonómicas), funcionarios de prisiones, médicos y funcionarios de justicia, etc., pues no todos los empleados públicos están siendo tratados por igual según en que territorio y en que administración, departamento o puesto trabajen a igualdad de funciones y carga de trabajo. Ello es una asignatura pendiente.

El EBEP de 2007, en su texto refundido de 2015, establece un nuevo sistema retributivo ligado a la evaluación del desempeño, donde las retribuciones complementarias fijadas por cada Administración tendrán en cuenta factores como la progresión alcanzada por el funcionario dentro del sistema de carrera administrativa, la especial dificultad técnica, responsabilidad, dedicación, incompatibilidad exigible para el desempeño de determinados puestos de trabajo o las condiciones en que se desarrolla el trabajo, el grado de interés, iniciativa o esfuerzo con que el funcionario desempeña su trabajo y el rendimiento o resultados obtenidos, y los servicios extraordinarios prestados fuera de la jornada normal de trabajo.

Las Administraciones Públicas deben establecer sistemas que permitan la evaluación del desempeño de sus empleados. La evaluación del desempeño es el procedimiento mediante el cual se mide y valora la conducta profesional y el rendimiento o el logro de resultados. Estos sistemas tienen que adecuarse a criterios de transparencia, objetividad, imparcialidad y no discriminación y deben aplicarse sin menoscabo de los derechos de los empleados públicos. Las Administraciones Públicas tienen que determinar los efectos de la evaluación en la carrera profesional horizontal, la formación, la provisión de puestos de trabajo y en la percepción de las retribuciones complementarias. La continuidad en un puesto de trabajo obtenido por concurso quedaría también vinculada a la evaluación del desempeño de acuerdo con los sistemas de evaluación. La aplicación de la carrera profesional horizontal, de las retribuciones complementarias y el cese del puesto de trabajo obtenido por el procedimiento de concurso requerirán la aprobación previa, de sistemas objetivos que permitan evaluar el desempeño.

El Estatuto entró ya en vigor en 2007, pero cada Comunidad Autónoma debía aprobar una Ley de Ordenación de la Función Pública autonómica y local para aplicar estos sistemas, que constituye un derecho de los empleados públicos. Lo que actualmente se encuentra todavía pendiente en la Comunidad de Aragón por razones políticas, demorándose “sine die” la aplicación de un sistema legal complejo pero necesario, objetivo y más justo. Mientras tanto, lo que la sabiduría popular dice: “a río revuelto ganancia de pescadores”.


* Jurista
15
comentarios
  • 15|ANA CRUZ dijo
    Los sueldos de los funcionarios tienen que ser claros, transparentes y públicos. La discrepancia entre los salarios que pagan muchas autonomías (la aragonesa también) y lo que paga el estado es abismal. En Aragón, si la antigüedad supera los 15 años, por las mismas tareas (o equivalentes) y categoría profesional, el funcionario autonómico puede llegar a ganar hasta 1000 euros más al mes. También habría que vigilar el modo de acceso y promoción. En los puestos autonómicos hay vertiginosos ascensos que sitúan a un auxiliar (con sólo una oposición de auxiliar aprobada) en el grupo superior (Técnicos o grupo A1) mediante pruebas internas bastante dudosas y sin publicidad.
  • 14|Thera dijo
    Estamos asistiendo a una descomposición de instituciones, formas de convivencia o sustitución por otras nuevas, que me temo no mejores, por cuanto percibimos que la arbitrariedad y el creciente nepotismo crece exponencialmente. La Administración Pública aragonesa no escapa, pues ya en sus inicios los primeros arribistas políticos vieron en las oposiciones y concursos la forma torticera de favorecer a los suyos y enraizarlos al poder... Hay historias e historietas de contar y no acabar que todos conocemos... Y esto en todos los ámbitos de actuación..., sobe todo en la Universidad, donden no pueden venir excelentes profesionales españoles que triunfan en Universidades foráneas, pero que llegar a las españolas les es imposible por el sistema viciado de acceso. Así nos va. Este artículo explica bien las circunstancias retributivas actuales, pero pensar en introducir en la Función Pública conceptos que son lógicos y estimulantes, como el desempeño, la productividad... sería añadir más desajustes, abusos, amiguismos..., esto queda para cuando los españolitos, colectivamente, incrementemos algo la inteligencia social, objetivamente crítica, y, sobre todo, la conciencia personal y social. Y de momento, ni está ni se le espera...
  • 13|La BARBIE GERIATRICA dijo
    Santisteve y Cubero en vez de bajar los sueldos a directivos y jefes se los sube injustificadamente un 10%, y aumenta su numero de los nombrados a dedo. De vergüenza.
  • 12|Helena Herrera dijo
    En cuanto al ayuntamiento de Zaragoza, hay que pertenecer al sector de los que mandan para ascender y que suban el sueldo. Y si no que les pregunten lo bien que les va a los amigos del concejal Cubero
  • 11|Francisco Esteban dijo
    no se puede dejar en manos de partidismos la carrera y sueldo de los funcionarios. Ya está bien que siempre se tenga que depender "del amo"
  • 10|Tere dijo
    Yo conozco casos de punta a punta de España que por las mismas funciones cobran sueldos totalmente distintos... ¿Por qué esos privilegios en función de cada Comunidad Autónoma?
  • 9|raul tr dijo
    A ver quién tiene narices a regular esto como Dios manda y quitarles lo "suyo" a algunos funcionarios...
  • 8|urries dijo
    Y luego están esos funcionarios que ni aparecen por sus puestos de trabajo...
  • 7|iris m dijo
    Al final nadie cobra lo que merece, pero yo planteo lo siguiente: ¿Quién tiene capacidad para decidir lo que merece cada uno?
  • 6|LANZAROTE dijo
    Que se lo digan a esa que distribuye los muebles en la Santa Casa; 85.000 euros del ala por hacer mudanzas.
  • 5|ctr dijo
    Bueno, Carlos, a mi como si el presidente del Gobierno no cobra. Me parece vergonzoso que Sánchez vaya a tener un sueldo vitalicio para lo que va a hacer por España, que, ya os adelanto, va a ser NADA.
  • 4|carlos dijo
    Lo que no es normal, y en eso estaremos de acuerdo todos, es que haya funcionarios que cobren más que el presidente del gobierno...
  • 3|rocio dijo
    Y luego cada Ayuntamiento es un mundo, en uno puedes cobrar muchísimo y en otro, incluso con mayor carga de trabajo, ganas muy por debajo de lo justo.
  • 2|francisco javier dijo
    Hombre es que no todos vamos a cobrar lo mismo. Me parece lo normal.
  • 1|carlos dijo
    Yo ya les digo a mis hijos que se hagan funcionarios! Que eso es la mejor vida...
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine