aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Viernes, 18 de enero de 2019
Cartas al director

21/5/2018

Incels, la falta de responsabilidad patológica

Acostumbrados ya por desgracia a la violencia de grupos islamistas a mucha gente le sorprendió que los atentados sucedidos en Canadá y California no fuesen perpetrados por extremistas religiosos, sino por un nuevo grupo de hombres que al no poder conseguir relaciones sexuales culpa a la sociedad y a las mujeres. Aunque existe la tendencia de decir que estos actos fueron perpetrados por locos aislados, no es del todo cierto, pues además representan el reflejo oscuro y malévolo de una tendencia real: Culpar a la sociedad para así no aceptar ningún tipo de responsabilidad sobre tu vida y circunstancias.

Antiguamente solía ser tu propia responsabilidad y orgullo poder sobrevivir, conseguir comida, trabajo y alojamiento, pero ahora, en una sociedad en la que paradójicamente mas fácil es conseguir estas cosas, culpamos a la sociedad por no proveernos de riqueza, comida, felicidad, satisfacción sexual o entretenimiento. Y aunque la sociedad juega un rol importante como proveedor, somos nosotros los que al fin del día debemos saber utilizar los recursos que la civilización nos brinda para construir nuestra vida. Quien quiere hacer algo encuentra el medio, quien no, la excusa. 


Cristina Castro Escudero

Cartas al director

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Eugenio Calleja

Eugenio Calleja

El carbón

Cuando llegué a Zaragoza, en octubre de 1982, para comenzar a trabajar en General Motors España (GME) había superado en Asturias el reconocimiento médico para empezar a trabajar en la minería privada.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Glanderspitze. Alpes austríacos.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra
Semana Teatral
Por Francisco Javier Aguirre