aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Sábado, 20 de octubre de 2018
Zaragoza

14/5/2018

Delicias quiere su calle Alfonso con tranvía

En los últimos 10 años, los vecinos del barrio zaragozano de Las Delicias han aumentado el número de reivindicaciones. Exigen una mayor inversión en este distrito, empezando por una remodelación de la calle Delicias, que aspiran a que se convierta en "una calle Alfonso". También proponen nuevas líneas del tranvía para revitalizar la zona.
Noelia Tabanera Jiménez
Los vecinos reivindican una mayor partida presupuestaria
Los vecinos reivindican una mayor partida presupuestaria

Zaragoza.- En los primeros 80 metros de la calle Delicias, situada en el distrito zaragozano que lleva este mismo nombre, ya se refleja un diagnóstico de lo que presenta el barrio en su conjunto: locales vacíos, suciedad en las calles y mal estado de las aceras y carreteras. A esto hay que añadirle otras de las preocupaciones de los vecinos, como la escasez de equipamientos, tanto de colegios como para personas mayores, y es que más del 25% de sus habitantes es mayor de 65 años y la tasa de envejecimiento es muy alta. Casi 30 años llevan sus habitantes exigiendo una remodelación. Y todavía están esperando, pero no de brazos cruzados.

"Lo que más nos preocupa es la degradación del propio barrio en los últimos diez años", ha manifestado el presidente de la Asociación de Vecinos Manuel Viola, José Luis Zúniga.  "Si no se dan ayudas para reparar casas, si no hay políticas públicas lo suficientemente importantes como para que se revitalice el barrio en general y, sobre todo, las zonas centrales donde vive una población considerable, tenemos un problema", ha añadido.

Y es que los vecinos, entre las numerosas reivindicaciones, destacan la idea de que la calle Delicias, que vertebra la zona, "sea como una calle Alfonso". La asociación de vecinos estudia, junto al Consistorio zaragozano, una partida presupuestaria de 300.000 para que, entre otras cuestiones, la calle se ponga como mínimo a cota cero. "Aquí viven muchas personas con movilidad reducida -ha apuntado Zúñiga- queremos que los peatones no tengan que subir y bajar los bordillos". Pero la solución no pasa por "llenar la calle de pegotes y chapuzas", sino por mejorar el nivel estético y que se sitúe al nivel de las avenidas del centro de la ciudad. "Por aquí también pasa mucha gente y llevamos desde 1991 exigiendo una reforma", ha sentenciado Zúñiga.

Más del 25% de las personas que viven en el barrio son mayores de 65 años
Más del 25% de las personas que viven en el barrio son mayores de 65 años

Nueva línea del tranvía como propuesta

El estado de la mayoría de las calles "es penoso". "Queremos planes serios de renovación de calles enteras", han asegurado los vecinos. Pero sobre todo el objetivo es hacer desaparecer los coches y que se metan en los garajes. Así lo reflejan las peticiones que la Asociación Manuel Viola ha transmitido al Ayuntamiento de Zaragoza. Aprovechando una posible línea 2 del tranvía –con eje Conde Aranda-avenida Madrid- han apostado por convertir esta segunda vía en un espacio peatonal que "incremente la movilidad y genere una concatenación de beneficios", como ambientales, económicos o lúdicos. "En Delicias tenemos aceras que no miden más de 1,20 y es dificilísimo caminar por ahí", ha aseverado Zúñiga.

Además, los residentes han añadido otra propuesta más al informe de participación ciudadana: un tercer trazado del tranvía que siga un recorrido circular por los ejes de la línea del 24 y de los buses circulares que diese servicio a la Estación Intermodal, ya que la actual solución propuesta no le da servicio.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza, el concejal de CHA, Carmelo Asensio, ha criticado que una partida de "tan solo" 700.000 euros para los presupuestos participativos es "insuficiente". "Sobre todo porque el Gobierno de la ciudad ha hecho una pequeña trampa -ha apuntado el concejal- no van a ser cinco millones anuales, sino que van a ser siete entre este y el que viene. No está cumpliendo el compromiso". Por ello, CHA le ha pedido a ZeC que aligere el Plan de Barrios "ya que llevamos ya dos años con el diagnóstico". "Queremos que se acelere y que se haga y que se haga de forma comunitaria con la asociación", ha añadido.

El 40% de los niños estudian en colegios de otros barrios

En la lista de los Presupuestos Participativos se pueden leer algunas propuestas como "Patios escolares seguros", en referencia al pavimento del colegio José María Mir, situado en la calle Duquesa Villahermosa, que sufre un gran deterioro. "El estado actual provoca graves heridas en los alumnos", describe la proposición.

Alguno de los centros escolares de este barrio tiene casi 90 años, como es el caso del C.E.I.P Andrés Manjón, que fue construido en 1936. "Los colegios públicos son muy viejos y más del 40% de la población se va a otros barrios", ha explicado Zúñiga. Uno de los motivos es porque no hay plazas suficientes para todos, y además, algunos no tienen canchas deportivas o comedor, como el C.E.I.P. Emilio Moreno Calvete, situado en el paseo Calanda. "Dicen que el año que viene tendrá, aunque de momento estos niños tampoco disponen del servicio de becas de comedor para el verano", ha indicado.

El 20% de los locales de Las Delicias están vacíos
El 20% de los locales de Las Delicias están vacíos

Pero desde las instituciones no se lo ponen fácil a este barrio para construir nuevos centros escolares. La DGA exige que el solar tenga como mínimo un espacio de 12.000 metros cuadrados. "¿Y si no los tenemos pero necesitamos el colegio?", se ha preguntado Zúñiga". "En la calle Moncayo hay un local de 5.000 metros cuadrados y a 20 metros otros de 2.000", ha señalado. Para el presidente de la asociación se trata de una cuestión de planificación y que se debe realizar a largo plazo ya que, "para lo que interesa sí que se ha invertido", ha denunciado. Además, Delicias es un distrito que se caracteriza por su multiculturalidad. Incluso hay centros en los que el 90% del alumnado es extranjero y, en el que menos, el 50%. "Los hijos de padres autóctonos se van a estudiar a otros barrios, y eso no es integración real", ha sentenciado Zúñiga.

Los equipamientos son una de las asignaturas pendientes para este distrito ya que no se corresponden con la cantidad de gente que habita en la zona. Ni por los colegios, ni por los centros para mayores, "que ya casi no quedan", ha señalado Asensio. De momento, sobrevive el centro cívico situado en la avenida Navarra, pero "como está a las afueras no es accesible para la mayoría", ha añadido Zúñiga.

A esto hay que sumarle la suciedad. El propio presidente de la asociación de vecinos ha reconocido que el problema reside "más que en la limpieza, en la basura", que se trata de un asunto de responsabilidad personal de cada ciudadano. "Aunque hay zonas que no tienen contenedores grandes y dejan las bolsas en la calle y queda todo esparcido", ha recriminado Zúñiga.

El 20% de los locales están vacíos

La inversión pública en nuevas líneas del tranvía podrían solucionar tanto la remodelación de las aceras y carreteras, como también una "adecuación exitosa de nuevos negocios y la rehabilitación de los existentes", han apuntado los vecinos. Y es que el 20% de los locales de este barrio están vacíos.

"Es necesario dinamizar las calles que como consecuencia de la crisis han quedado apagadas", ha asegurado Asensio. Y para ello es importante que desde el consistorio se faciliten ayudas a emprendedores para que "sean capaces de instalarse en estos locales". También, ha criticado que es el barrio que menos dinero recibe de los presupuestos participativos si se tiene en cuenta el número de habitantes.

Pero los vecinos no se quedarán esperando en silencio. Y es que la transformación de Las Delicias y la revitalización del barrio empieza siempre en la calle. De la mano de sus habitantes, con sus ideas y propuestas.

 

10
comentarios
  • 10|angel dijo
    La verdad es que ese barrio cada vez da mas penica, pero por las noches.... ufffffffff es qué da un miedo ir¡¡¡¡¡¡¡¡¡
  • 9|manuel jor dijo
    En delicias faltan muchas cosas como n otros sitios y el ayuntamiento no puede esta ra todo, para q nos vamos a engañar
  • 8|edu dijo
    normal la gente se queja pero es muy util y muy necesasrio para moverse rápdo por la ciudad
  • 7|FEr Calonge dijo
    Dudo mucho de que un tranvía pueda cambiar esto, la gente necesita comprar en un barrio y no en centros comerciales, eso es lo que se debe fomentar
  • 6|Lope dijo
    En tiempos los estudiantes revitalizábamos la zona, ahora el perfil de ha cambiado y tienen otro concepto de compra
  • 5|Antonio dijo
    Eso es como pretender que la calle San Juan de la Peña sea también la milla de oro de la ciudad, son los comercios que son y vive la gente que vive
  • 4|Melero dijo
    Lo que hacía distinta a la calle Delicias era el tipo de comercio que ofrecía, ha cambiado mucho y ya ha perdido toda su personalidad
  • 3|Mariló dijo
    La calle Delicias no es lo que era y tampoco puede pretender que se convierta en una calle Alfonso porque el perfil de gente que pueda comprar allí es totalmente distinta
  • 2|Belenchu dijo
    La gente que vivimos en la zona lo que queremos es ir a pie a compra que las aceras estén adaptadas para poder ir con carritos de niños o sillas de ruedas
  • 1|Manolo dijo
    Pues de verdad que yo más que un adelanto lo veo un retraso eso de poner el tranvía
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Vicente Franco Gil

Vicente Franco Gil

50 años de revolución

En este año se cumple el cincuentenario de dos revoluciones antagónicas que, de alguna forma, han marcado el curso de la historia. Una la de mayo del 68, que segregó del acto procreativo matrimonial, mediante métodos anticonceptivos, el mero goce sexual; y otra, la que apoyó la transmisión de la vida humana en el seno conyugal soslayando impedimentos espurios, reafirmada en la encíclica “Humanae Vitae” del Papa Pablo VI, hoy declarado santo.