aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 16 de octubre de 2018
Cartas al director

7/3/2018

Feminismo sin hombres

La sociedad está haciendo grandes esfuerzos por equiparar derechos de hombres y mujeres, sin embargo, todos sabemos que aún queda mucho por hacer;  comenzando por el uso del idioma ("zorros" y "zorras" no son equivalentes), los micromachismos (“no llores como una niña”), para no hablar de problemas mayores como abusos y violaciones.

El día 8 de marzo tendremos otra oportunidad de equilibrar la balanza. No obstante, tenemos que tener cuidado en no inclinarla del lado contrario. Me explico con un ejemplo:

En el instituto de mi hija reconocen el derecho de las jóvenes a acogerse al paro parcial convocado por asociaciones feministas en los centros educativos. Sin embargo, no reconocen a los chicos el mismo derecho que otorgan a las féminas. 

Y yo me pregunto si no estarán equivocando el planteamiento, ya que no se trata de polarizar la sociedad en “mujeres contra hombres”, sino en luchar todos juntos, hombres y mujeres contra actitudes machistas provocadas por hombres, pero también por mujeres.

Para finalizar y abundando en la búsqueda de equilibrio, ¿soy la única persona que opina que se debería haber encontrado una palabra más neutral  para definir el “feminismo”, como por ejemplo “igualitarismo”?


Esther Alonso

Cartas al director

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Antonio Coscollar Santaliestra

Antonio Coscollar Santaliestra

Con Sender en el camino

Según Ramón J. Sender, no pasamos de aficionados: la vida es tan corta que no da para más, excepto para los héroes, los santos y los guerreros. Creía Sender que cuantos más años cumplimos, antes nos damos cuenta de que la misión de una buena persona, incluso de un político (porque ambas cosas pueden darse en un mismo espíritu), esa misión, decía, es cumplir con nuestro deber, que es hacer bien nuestro trabajo y no traicionar la palabra dada. Dudaba de que hubiera otro quehacer que tuviera mayor importancia.