aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Miércoles, 17 de octubre de 2018
Cartas al director

28/1/2018

La posverdad

En lenguaje político se entiende como posverdad el discurso donde pesa lo mismo una verdad que una mentira, y la realidad apenas cuenta. Entonces, el programa de acción política deja de basarse en hechos objetivos y datos comprobables, para fundamentarse sólo en ideología y emociones. Tergiversa la historia y relativiza todo, hasta que sólo prevalece la subjetividad de la gente, cabreada mediante motivaciones que apelan a la visceralidad, no a la razón.  Este procedimiento se convierte en herramienta que usan individuos y colectivos exaltados que, sin respetar opiniones contrarias, pretenden imponer la suya, por las bravas si es preciso.

La palabra “Posverdad” se ha reconocido en el Diccionario de la Lengua Española, pero no dejará de ser el nombre de una forma de mentir. Resulta paradójico que ahora, que existen sofisticadas tecnologías para detectar fraudes y falsificaciones, se utilicen como si fuesen éticamente aceptables maneras de embaucar que configuran opiniones y se convierten en herramientas de manipulación masiva. En esta vida existen cosas opinables y cosas impepinables, y aparecen problemas cuando se tratan cosas opinables como impepinables, o viceversa,


José Murillo. Foro Independiente de Opinión

Cartas al director

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
José R. Garitagoitia

José R. Garitagoitia

40 años de una elección que cambió Europa

Con la elección de Karol Wojtyla, el 16 de octubre de 1978, las naciones al otro lado del telón de acero cobraron una importancia especial. El primer papa eslavo de la historia aceleró la transformación de la Europa surgida tras la II Guerra Mundial, y culminó con el fin de la guerra fría.