aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Domingo, 22 de julio de 2018
Sociedad

31/12/2017

Cambiar de año por todo lo alto

Cenar por todo lo alto, brindar con un buen cava y cambiar de año con la mejor compañía son tres elementos que nunca deben faltar en Nochevieja. Lo que sí que se puede elegir es dónde celebrarla: grandes espacios, pequeños bares, casas rurales, estaciones de esquí... Cualquier lugar es bueno para despedir 2017 y dar la bienvenida a 2018.
Raquel Hernández Bernal
La Sala Multiusos de Zaragoza acoge el cotillón más multitudinario de la Comunidad
La Sala Multiusos de Zaragoza acoge el cotillón más multitudinario de la Comunidad

Zaragoza.- En Nochevieja, una de las noches más especiales del año para muchos, toca despedir 2017 y dar la bienvenida a 2018. Algunos lo hacen con pena por dejar atrás un año bueno en todos los sentidos y para otros supone un punto de inflexión en el que coger impulso para intentar que el año entrante sea mejor, a poder ser, que el anterior.

Se afronte con ilusión o no, los aragoneses coinciden en que en Nochevieja no hay que escatimar. Y para eso, cualquier lugar es bueno si se hace con la compañía adecuada: cotillones, bares, casas rurales, en la nieve…

Eso sí, el ritual con el que comienza la noche del 31 de diciembre no suele variar. Una buena cena en la que recordar lo mejor y lo peor de los últimos doce meses, comer las uvas a tiempo y brindar con cava por los mejores propósitos. Todo esto, por supuesto, rodeado de la mejor compañía.

Los cotillones llenan Zaragoza

La Sala Multiusos de Zaragoza vuelve a ser el cotillón más multitudinario de Aragón, ya que ha conseguido agotar las 4.000 entradas que pusieron a la venta por un precio de 48 euros. Como en todo gran cotillón que se precie, el escenario dispondrá de una gran puesta de escena con música, performance y cuerpo de baile. Además, se lanzarán grandes globos blancos iluminados entre el público durante toda la noche.

La plaza del Pilar acoge desde 1999 un gran cotillón
La plaza del Pilar acoge desde 1999 un gran cotillón

La recena no puede faltar en Nochevieja, por lo que sobre las cuatro de la mañana se podrá picar algo. Otro indispensable en la noche son los guardarropas, que este año se han ampliado a tres con distintos colores para una mayor fluidez tanto a la llegada como a la salida, según explica uno de los organizadores, Rafa Torres.

El Espacio Ebro acogerá a 1.450 personas y sus entradas, que se agotaron también con mucha antelación, tenían un precio de 45 euros. Como el parque del Agua está lejos del centro de Zaragoza, se añade un servicio de autobús. Una vez que se agotaron, los mismos organizadores prepararon el cotillón del pabellón de Ceremonias en el mismo lugar. Es un espacio más acogedor en el que habrá presentes 850 personas.

La sala Supernova se ha sumado a la tradición del cambio de año y agotó también sus entradas de 45 euros, aunque a pocos días de Nochevieja todavía quedaban de 50 y 55 euros. Además, Supernova cuenta con una zona VIP cuya entrada tiene un precio de 100 euros.

Los bares se alejan de los grandes cotillones

La Nochevieja también piensa en los que quieren celebrarla por todo lo alto pero con un coste menor. Para eso los bares aragoneses abren sus puertas y, por un precio de 20 o 30 euros, puedes escuchar la mejor música y bailar pero rodeado de menos gente.

Eso sí, según cuenta el presidente de la Asociación de Bares de Zaragoza, Luis Femia, cada vez la oferta es "más amplia" y hay algunos bares que se han desvinculado del cotillón totalmente y ofrecen lo mismo que un sábado cualquiera.

Además, desde hace unos años hay bares que ofrecen por un mismo precio la entrada a varios establecimientos "porque siempre hay gente a la que le gusta cambiar". Es el caso, por ejemplo, de Canterbury, Point, Tabern y 16, aunque el precio ya asciende a 45 euros, igual que los cotillones.

 
Celebrar la Nochevieja en grupo en una casa rural puede tener un precio de 20 euros por persona
Celebrar la Nochevieja en grupo en una casa rural puede tener un precio de 20 euros por persona

Las casas rurales, a pleno rendimiento

Los planes alternativos y diferentes siguen llamando la atención de jóvenes y no tan jóvenes. Por lo que alejarse para cambiar de año en una casa rural está de moda. Así lo asegura el presidente de la Asociación Aragonesa de Turismo Rural, Jesús Marco, ya que rozarán el 100% de ocupación para el 31 de diciembre.

Los primeros grupos que comienzan a buscar casas rurales en las tres provincias demandan casas de mucha capacidad, según Marco, por lo que primero se llenan las casas de doce personas y luego se van llenando el resto. Como algunos grupos alcanzan las 16 personas, "aprovechan y se quedan en algún pueblo cogiendo dos casas y se reúnen y cenan en una de ellas".

"Lo primero que demandan son las zonas de montaña y nieve con alguna actividad complementaria para realizar esos días, aunque lo principal es pasarlo bien y estar juntos", destaca Marco. Además, al ser grupos tan grandes, el precio ronda los 15 o 20 euros por persona y noche.

La nieve, un destino predilecto

Si las casas rurales rozarán el 100% de ocupación, no serán menos los Pirineos. Cada vez son más las personas que aprovechando los días libres y la nieve del invierno se reúne a celebrar el cambio de año en las principales estaciones de esquí de Aragón.

Formigal-Panticosa celebra todos los años la Nochevieja
Formigal-Panticosa celebra todos los años la Nochevieja

Además, Formigal-Panticosa despide al año durante todo el día. Desde las doce del mediodía y coincidiendo con los países del Pacífico, habrá campanadas y uvas cada hora. La fiesta seguirá en Marchica y a las siete de la tarde tendrá lugar la popular bajada de antorchas en Sextas.

A comer las uvas bajo el frío

Siempre hay quien prefiere una despedida de año gratuita, por lo que los cotillones al aire libre son la mejor opción. La plaza del Pilar y la plaza del Torico se suman a esta celebración donde los vecinos pueden comer las uvas todos juntos aunque, eso sí, aguantando el frío. La plaza de Toros de Huesca ofrecía esta opción todos los años, aunque 2017 será una excepción.

La plaza del Pilar celebra este cotillón gratuito desde 1999, donde miles de personas se reúnen para tomar las uvas al ritmo de música en directo y con fuegos artificiales. 

10
comentarios
  • 10|Pepín dijo
    Cuando eres joven aún, pero ya de mayor lo único que quieres es no salir de casa y alejarte de los tumultos
  • 9|Tomás G. dijo
    Es un robo el dineral que te hacen pagar en Nochevieja
  • 8|Lucas dijo
    No me parece muy caro si son esos precios en las casas rurales
  • 7|Rull dijo
    Estar toda la noche en un garito sin más!! no lo voy a hacer más
  • 6|Merche dijo
    Ir de cotillón es dejarte el dinero sin disfrutar, no lo hago más
  • 5|Álex dijo
    EStá genial lo que hacen en las estaciones
  • 4|Vicky dijo
    Aquí en Zaragoza tampoco es que tengamos una tradición tremenda
  • 3|Mariló dijo
    lo mejor es irse de casa rural con los amigos y pasárselo en grande, cada día huyo de las aglomeraciones
  • 2|Felipe dijo
    van a hacer corto en la plaza del Pilar con los cotillones que van a dar, con la de gente que se junta
  • 1|Marcos dijo
    no voy yo de cotillón ni harto de vino
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Vicente Franco Gil

Vicente Franco Gil

La mala educación 2.0

Las imposiciones progresistas, en el ámbito educativo, vuelven a la carga tras un paréntesis legislativo. El neófito Gobierno de la nación arremeterá impaciente y en loor de obligatoriedad con la versionada asignatura de Educación para la Ciudadanía, esta vez titulada "Valores Cívicos". El nuevo gobierno, no surgido de las urnas, exige con insistencia la creación ideológica de una ética de Estado.