aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Jueves, 26 de abril de 2018
Zaragoza

11/12/2017

Raquel Cabeza: "Si dejamos morir al pequeño comercio, nuestras calles se volverán oscuras"

Raquel Cabeza tenía claro que si continuaba el negocio de su padre, Juguetes Tradicionales, tenía que renovarlo. Por ello, participó en el proyecto MIZ-LAB, y durante dos meses ha recibido asesoramiento para relanzarlo. Raquel apela a la ciudadanía para "no dejar morir" al pequeño comercio porque las calles, dice, "se volverán oscuras".
Claudia Ortín Sancho
Raquel Cabeza forma parte de un negocio familiar dedicado a los juegos tradicionales

Zaragoza.- Raquel Cabeza forma parte de un negocio familiar dedicado a los juegos tradicionales. Fue su padre quien empezó a recuperar estos juegos y juguetes por todo Aragón con el objetivo de no dejar que estas prácticas se perdieran en el tiempo. La historia de su tienda nace en el año 2000, cuando decidió poner en marcha su comercio y no sólo crear juguetes, sino también venderlos.

Ahora el negocio se encuentra en un momento "crucial", dice Raquel, ya que su padre alcanza ya la edad de jubilación y sobre la mesa está el dilema de "seguir o no seguir". Ella reconoce que le gusta el negocio y tanto su familia como ella tiene "mucha ilusión" en continuarlo. Pero para ello, Raquel tenía claro que había que renovarlo…

Pregunta.- ¿Qué le llevó a querer participar en este proyecto?
Respuesta.- Buscando por las redes, conocí el proyecto del Laboratorio MIZ-LAB, para dar una vuelta al negocio. Les escribí una carta donde plasmé mi situación y les pedí que hicieran magia para que me ayudaran a reactivar la empresa que lleva años en mi familia. Les gustó mucho mi carta, porque nos eligieron, y han sido dos meses con profesionales que nos han ayudado mucho.

P.- Una vez seleccionada su empresa, le harían un análisis para saber cómo actuar. ¿Qué conclusiones sacaron?
R.- Ha tenido tres vertientes: el proyecto empresarial, la comunicación y el diseño de interiores. La conclusión que hemos sacado, una vez analizada cada parte, ha sido que, en el fondo, teníamos que volver al origen. Mi padre empezó a construir los elementos de juego porque la gente jugaba, pero no los tenía; y ahora pasa lo contrario, que tenemos los elementos pero ya no juegan. El ocio ha cambiado y las nuevas generaciones no juegan como antes. Por ello, nos hemos centrado en potenciar las actividades para sacar los juegos a la calle.

Raquel Cabeza tenía claro que si continuaba el negocio de su padre tenía que renovarlo
Raquel Cabeza tenía claro que si continuaba el negocio de su padre tenía que renovarlo

P.- Una vez que se ponen manos a la obra, ¿en qué se materializaron estas ayudas?
R.- Han sido varias asesorías. He tenido a tres mentores prácticamente a mi plena disposición. Han sido Ana Hernández, Fernando Cebolla y Recreando Estudio Creativo. Con ellos he tenido varias sesiones en las que hemos analizado cada una de las partes. Hemos realizado una exposición de juegos infantiles, un nuevo logotipo, renovado la web (www.juegostradicionales.es/), impulsado las redes sociales y también hemos creado paneles explicativos que acompañarán las jornadas de juegos que vamos a hacer para difundir la práctica de juegos tradicionales.

P.- Extrapolando su experiencia a otros pequeños comercios, ¿cree que sólo se centran en las ventas físicas del local?
R.- Sí. Creo que el cliente ha cambiado y tenemos que ser conscientes de ello. Hay que renovarse o morir. La comunicación está ahora en las redes y hay que amoldarse. Aunque para nosotros Internet es un poco frío, lo usamos para potenciarnos porque para nosotros es importante el hecho de reunirse, jugar alrededor de un juego y hablar mientas tanto. Queremos darle un empujón a las actividades y sacar los juegos a la calle, que es su sitio natural.

"Ha sido una experiencia muy positiva e intensa"

P.- ¿Qué tal fue la experiencia durante los dos meses que duró el seguimiento?
R.- Ha sido muy positiva y muy intensa. Comenzamos de la nada y tuvimos que analizar las carencias y definir hacia dónde queríamos dirigirnos. Una vez claras estas directrices, empezamos a trabajar como locos porque sólo teníamos dos meses. Hemos terminado la primera parte, pero de aquí a seis meses nos hacen un análisis. Tengo ese margen de tiempo para trabajar todo lo aprendido.

P.- El programa tiene por objetivo mejorar los resultados y sostenibilidad de las pequeñas empresas de la ciudad ¿Se ha traducido este programa en un incremento en sus ventas?
R.- Hemos visto algo de incremento en las ventas como tal, pero estamos muy ansiosos por la campaña de Navidad de este año. Este mes resulta crucial. También es verdad que en las redes hemos tenido un aumento considerable de seguidores. También mucha gente se ha interesado por las actividades.

 Jugando a La Rana. Foto: Juegos Tradicionales
Jugando a La Rana. Foto: Juegos Tradicionales

P.- Supongo que encaran la campaña de Navidad de este año con más ilusión que nunca…
R.- Sí porque hemos trabajado el diseño del empaquetado, hemos añadido algún plus como las explicaciones de cómo se juega a los juegos, en las redes hemos hecho mucho hincapié y vamos a crear vídeos para que se vea cómo jugar… Queremos acercar la riqueza de estos juegos a las nuevas generaciones y a los padres de las nuevas generaciones, que también son para nosotros nuevos clientes, para que vean el beneficio que tiene jugar como antes.

Objetivos cumplidos

P.- ¿Diría que se han conseguido sus objetivos?
R.- La verdad es que sí porque andábamos un poco perdidos. En un negocio familiar hay temas que la rutina del día a día no te permite sentarte a reflexionar. Nos ha servido para reflexionar y para llevar adelante proyectos que queríamos hacer y que nunca había tiempo material. Pero ahora había que aprovechar la oportunidad, y ha salido bien.

P.- Y ahora, ¿qué retos se plantean?
R.- Pues ahora, yo estoy muy ilusionada y mi padre también porque ve que el negocio no se va a acabar. Primero porque es algo que lleva muchos años en la familia y segundo porque realmente creo que es necesario. Yo tengo un niño de un año y aunque sé que vive en el siglo XXI y que hay cosas contra las que no puedo luchar, sí me gustaría que desarrollara su imaginación a la hora de jugar, y que fueran juegos abiertos y espontáneos y creo que eso es lo que aportan los juegos tradicionales.

Jugando al Siete y Medio. Foto: Nacho Bueno Gil
Jugando al Siete y Medio. Foto: Nacho Bueno Gil

P.- ¿Qué valoración hace del Plan de Apoyo al Comercio de Proximidad?
R.- La propia red de Made in Zaragoza es una entidad en la que estamos todo el pequeño comercio y nos apoyamos entre todos. Crearon este MID-LAB y estamos muy contentos. Yo soy una fan del pequeño comercio. El pequeño comercio te da una cercanía que las grandes superficies no van a poder superar nunca. Si lo dejamos morir, nuestras calles empezarán a ser oscuras, así que espero que reaccionemos como ciudadanía. Espero que este plan del Ayuntamiento sea muy positivo para la ciudad.

P.- Sin tener en cuenta este programa municipal, ¿cree que el comercio local está teniendo el respaldo suficiente?
R.- Por pedir, podemos pedir muchas cosas, pero es verdad que el gobierno de la ciudad está teniendo guiños y apoyos. Yo estoy en Zaragoza Activa no sólo con el programa de Made in Zaragoza, sino con otros como La Colaboradora, que te ofrece muchas posibilidades y mucha comunicación con otras personas que están en tu misma situación, que a veces ayuda mucho. 

10
comentarios
  • 10|teresa dijo
    Pero si es que ningún niño quiere esos juguetes, al principio sienten curiosidad pero les dura un par de días. Están atontados con las vídeoconsolas.
  • 9|luis dijo
    Lo bueno es que el gusto por lo tradicional y lo "retro" nunca se va. Muchos padres compran este tipo de juguetes a sus hijos por simple nostalgia, así que de una forma u otra estos negocios funcionan.
  • 8|Gorka dijo
    todas las iniciativas vienen bien, se ponen en común muchas cosas que quizás de otra manera no se pondrían
  • 7|Mariló dijo
    y dónde te van a asesorar mejor que en un comercio tradicional, sobre todo cuando buscas algo especializado
  • 6|Jimena Rocío dijo
    Alguas zonas de la ciudad dan verdadera pena, hace tiempo que están ya los comercios con las persianas echadas, una pena auténtica
  • 5|Matilde S. dijo
    Si no hay vida en las calles con las puertas de los comercios abiertos da mucha pena pasear por ellas
  • 4|Jaime Ochoa dijo
    Está bien que desde los ayuntamientos apoyen al comercio y pongan en marcha nuevas iniciativas
  • 3|Rossi dijo
    A mí dame una tienda y no me lleves a un centro comercial, no aguanto tanta gente comprando a la vez
  • 2|Lorena dijo
    Hoy en día cuesta mucho tener una puerta abierta, no son tiempos buenos y la gente cada dia da menos importancia al comercio tradicional
  • 1|Noemí C dijo
    Renovarse o morir, esta es la diferencia entre querer salir adelante o anclarse en lo que ya se tienen
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Parece Mentira", de Juan del Val
José Carlos Fuertes Rocañín

José Carlos Fuertes Rocañín

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado

Conozco al magistrado Dolado desde hace algunos años. No somos amigos íntimos, pero siempre que he pedido su colaboración para actividades docentes me la ha dado de forma desinteresada y generosa, lo que ha fraguado entre nosotros una relación cordial y altruista.