aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Jueves, 14 de diciembre de 2017
Tribuna Digital

6/12/2017

El enredo de las redes

Francisco Javier Aguirre

Hace 80 años, uno era nadie si no aparecía en los periódicos. Hace 40, seguía siendo nadie si no salía en la tele, en una de las dos únicas cadenas existentes entonces. 40 años después, todo el mundo es alguien, o puede serlo, gracias a las redes sociales.

La conciencia de la propia identidad es una demanda natural. Hay quien la soluciona adecuadamente consiguiendo personalizar su programa vital, su contexto social, sus demandas laborales, sus proyectos creativos o sus aspiraciones de cualquier tipo. Pero también se da con frecuencia la búsqueda de refugio en una identidad colectiva que redima de los esfuerzos que requiere la construcción de la propia personalidad. Es el caso de quienes se aferran obsesivamente a una ideología, una creencia, una entidad territorial, un idioma u otras superestructuras que despojan al sujeto de su individualidad propia y lo sepultan en la masa, bien sea a través de un fanatismo deportivo, cultural, religioso, lingüístico o escamoteado bajo un hipotético ‘hecho diferencial’.

Conocí en Madrid hace 40 años a un señor que fue convocado en la segunda cadena de Televisión Española para una intervención eventual, y que mantuvo durante días en su solapa la tarjeta de identificación necesaria para deambular por Prado del Rey como exponente glorioso de su personalidad televisiva. Hoy es ya tan frecuente la presencia en los estudios de cualquiera de las múltiples cadenas existentes, que resultaría aún más ridículo que alguien exhibiera su tarjeta identificativa como un título de honor. Sobre todo porque hay una fórmula de presencia pública mucho más fácil y extendida: las redes sociales.

Cualquier persona, con un mínimo de instrucción y entrenamiento, puede abrir su cuenta en una o varias de ellas. A partir de ese momento se convierte en un miembro activo capaz de opinar sobre multiplicidad de temas, de enviar mensajes indiscriminados, de crear fantasías o noticias sin fundamento, de halagar o insultar a discreción, y todo ello impunemente. A través de las redes circulan propuestas solidarias, iniciativas útiles, aportaciones valiosas en los diferentes ámbitos de la cultura, pero también bulos, falsedades, injurias, amenazas y toda una sarta de mezquindades que han convertido a este sistema de comunicación, en principio útil para la concordia emocional y el desarrollo intelectual, en un abigarrado mercadillo que necesita urgentemente un alambique purificador, que ojalá proceda del consenso social sin que tengan que intervenir los estamentos legales oficiales que, desafortunadamente, muchas veces derivan en limitaciones de la libertad de expresión.


* Escritor
10
comentarios
  • 10|Jasón dijo
    La red de internet en sí misma puede ser un extraordinario beneficio para el desarrollo intelectual de los seres humanos. Actualmente un escritor puede acceder a la información que en otro tiempo se necesitaría toda una caterva de ayudantes. Se puede crear mucho más rápidamente que antiguamente, porque existen herramientas de dibujo y pintura que permiten hacer una ilustración en horas o días, cuando un cuadro pintado al óleo podía costar uno, dos, tres meses o un año. Permite escuchar más música a una sola persona que todos los habitantes de un pais entero en la Edad Media. Podría ser una herramienta eficaz para saber si la telepatía es real o no, porque las confirmaciones, entre experimentadores son instantáneas. Pero... ya sabemos el pero. Un ser humano puede disponer de la pornografía que nadie hubiese imaginado jamás. Puede desatar los más bajos instintos, solapados por la cortesía y el nombre de la democracia... Puede hundir a una persona hasta llevarla al suicidio como ocurrió no hace muchos meses por los ataques de un grupo contrario... Puede hacer millonarios a gente con una canción que guste a millones y millones... Puede hundir negocios de toda la vida y costumbres... Y puede hacer a la gente que no tenga ocasión de pensar porque los momentos de soledad han desaparecido. Como todo en el mundo puede ser una bendición o una maldición. Todavía se escapan los que desean hacer el mal, pero poco a poco, todo lo que se diga, será castigado. Las nuevas leyes y los nuevos controles deberán ser férreos ante algunas palabras que atenten contra las personas. Si alguien espera que cierta parte de humanos sea culta, positiva y no tenga malas intenciones, que espere sentado mil o dos mil millones de años. La humanidad tiene un gran corazón y también un pozo infinito de rencor, odio y profundos sentimientos que jamás serán desterrados. Como mucho, controlados.
  • 9|dass dijo
    y luego que hay chicas y chicos que se suicidan porque representan una falsa vida en las redes.. son un peligro la verdad
  • 8|eduardo dijo
    bueno yo creo que la gente aún se sigue matando por entrar en la televisión al fin y al cabo en tw, fb e instagram solo existes si tienes millones de seguidores y eres famoso, sino te das con un canto en los dientes jajajaja
  • 7|jaime dijo
    enohrabuena por el artículo, quizás habría que incidir un poco más en las consecuencias que tienen, pero me parece muy acertado hablar de este tema
  • 6|CARCM dijo
    y han permitido poner en contacto a personas que teniamos olvidadas o que habiamos peridido, a mi me parece una maravilla y no solo por su poder de alcance versus medios tradicionales, sino por todas las capacidades que ofrece
  • 5|pedro dijo
    esto me recuerda al capítulo de black mirror en el que todos se guian segun sus seguidores y la puntuacion que se ponen entre ellos y la verdad que da bastante lástima.... me da miedo que la sociedad se convierta en eso, en una dependendiente de su presencia en las redes sociales
  • 4|ani dijo
    el futuro en el que todos somos iguales ha llegado :D
  • 3|Quino dijo
    las rrss están dando demasiados problemas si bien son una herramienta muy util como cuentas, es cierto que el hecho de que cualquiera pueda tener una, incluido menores o vándalos da mucho que pensar
  • 2|alberto j. p . dijo
    manejar el tuiter no me parece tan facil como se pinta... puedes poner tus comentarios y decir lo que quieras, pero de ahí a llegar a la altura de otras personas me parece muy poco real. Por mucho que escribas no vas a ser tan afamado como s sales en la television
  • 1|R.M.S dijo
    me parece muy acertado el comentario, es una lástima que haya gente que use esas redes sociales solamente para hacer el mal.... o insultar o decir barbaridades deberían estar más vigiladas
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Parece mentira", de Juan del Val
Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Macugnaga. Alpes italianos.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra