aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Jueves, 14 de diciembre de 2017
Tribuna Digital

20/11/2017

Mediadores de consumo

Fernando Tirado Aznar

La entrada en vigor de la nueva Ley 7/2017, de 2 de noviembre, relativa a la Resolución alternativa de litigios en materia de Consumo (conocida como Ley ADR) transpuesta de una Directiva de la Unión Europea, ha puesto en valor la figura del mediador/a de consumo, incorporándola al ámbito de aplicación de la Ley 5/2012 de Mediación con todas sus consecuencias y efectos jurídicos. La cultura de la mediación está muy poco desarrollada en nuestro país, donde los ciudadanos están demasiado acostumbrados a trasladar sus conflictos y enfrentamientos a los juzgados con los riesgos y costes que un juicio puede suponer por su incertidumbre y tardanza.

La mediación de consumo es un procedimiento voluntario y gratuito por el que un tercero neutral e imparcial con conocimientos en materia de consumo (técnico de consumo) interviene para ayudar a las partes en litigio (consumidor y empresario) a alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto surgido. El objetivo principal de la mediación es facilitar los cauces para que las partes dialoguen y acerquen sus posturas para llegar a un acuerdo.

Es requisito imprescindible para realizar una mediación en el ámbito de consumo que las partes en conflicto sean un consumidor y un empresario, y que el conflicto que surja entre las partes tenga su base en un acto de consumo; es decir, debe ser derivado de la adquisición de un producto o la prestación de un servicio a un consumidor por un establecimiento comercial o persona jurídica.

La figura del mediador es la pieza esencial del modelo, puesto que es quien ayuda a encontrar una solución dialogada y voluntariamente querida por las partes. La actividad de mediación  requiere habilidades que dependen de la propia naturaleza del conflicto. El mediador ha de tener, pues, una formación general que le permita desempeñar esa tarea y sobre todo ofrecer garantía inequívoca a las partes por la responsabilidad civil en que pudiese incurrir. El papel del mediador es de suma importancia porque gracias a su pericia y saber hacer a la hora de dirigir la mediación se consiguen solucionar conflictos que, en muchos casos, estaban abocados a terminar en la vía judicial. Por ello, es clave que por un lado, sea un profesional dedicado al ámbito del derecho de consumo y por tanto, conocedor de la materia objeto de conflicto, y por otro lado, tenga cualidades personales para saber reconducir las situaciones que se vayan generando sin desviarse del asunto. El mediador ha de ser transparente y objetivo en la mediación, manteniendo una posición equilibrada ante la postura de ambas partes, sin decantarse por ninguna de ellas a lo largo del acto. El Estatuto legal del mediador establece las condiciones para ejercer de mediador, y debe suscribir un seguro o garantía equivalente que cubra la responsabilidad civil derivada de su actuación en los conflictos en que intervenga.

Las Administraciones de Consumo, especialmente las Oficinas del Consumidor (OMIC) y las Juntas Arbitrales (JAC),  donde trabajan los técnicos municipales de consumo, son los órganos especializados para esta clase de mediación. Tendrían la consideración legal de instituciones de mediación, pues tienen entre sus fines el impulso de la mediación, facilitando el acceso y administración de la misma, incluida la designación de mediadores, debiendo garantizar la transparencia en la referida designación. Si entre sus fines figurase también el arbitraje, adoptarán las medidas para asegurar la separación entre ambas actividades. Estas instituciones podrán implantar sistemas de mediación por medios electrónicos, en especial para aquellas controversias que consistan en reclamaciones dinerarias.

La Ley aragonesa de Consumo regula también la mediación al disponer el mandato de que las Administraciones públicas de Aragón propiciarán la disponibilidad para los consumidores, así como para los profesionales y empresarios, de sistemas operativos de resolución voluntaria de conflictos y reclamaciones en materia de consumo, y fomentarán la mediación en el procedimiento administrativo de tramitación de las denuncias y reclamaciones de los consumidores presentadas ante las oficinas municipales y comarcales de información al consumidor, así como ante las Administraciones con competencias en materia de consumo, sin perjuicio de las actuaciones inspectoras y sancionadoras que puedan corresponder.

Asimismo, dicha Ley establece entre las funciones de las oficinas de información al consumidor ejercer la actividad de mediación de consumo, e iniciar actuaciones de mediación cuando proceda para el caso de que no prosperen y denuncias y reclamaciones de los consumidores.

Las Administraciones competentes tienen aquí una asignatura pendiente que desarrollar para demostrar a la ciudadanía que defienden realmente los derechos e intereses de los consumidores/as, y favorecen el acuerdo y la conciliación en los conflictos, descargando de trabajo a la Administración de Justicia.


* Jurista
19
comentarios
  • 19|Mateo dijo
    Cuantas cosas se solucionarían si empleáramos el dialogo y un buen mediador. Los profesionales son los que nos pueden aconsejar
  • 18|Nadia dijo
    Animo Fer!. No podrán contigo estos caciques! Te tienen miedo todos los mediocres que te mandan.
  • 17|Pedro dijo
    Tendríamos que acostumbrarnos a resolver los problemas con este tipo de sistemas, para que se agilice las soluciones.
  • 16|IVANHOE dijo
    Santisteve tiene en este tema una excelente oportunidad para rehabilitar su mala imagen ante la ciudadanía. Si no la aprovecha ahora -se la ponen en bandeja los profesionales de consumo- sera su ruina política. Ya lo veran.
  • 15|PABLO ANGEL MORENO GALAN dijo
    mediadores de consumo o asesores para solucionar conflictos entre consumidores y empresas deberían estar siempre como alternativa antes de pasar por un juicio ya que para ambas partes supone un gasto desigual el de los consumidores que solo miran derechos y no obligaciones y las empresas no escuchan las obligaciones ni los derechos de los consumidores por ello siempre y cuando ambas partes asumieran derechos y obligaciones a la hora de solucionar un conflicto deberían presentarse ambas partes ante un asesor o mediador de consumo .
  • 14|toscahua dijo
    ES una gran oportunidad. Hay que aprovecharla. Si no nos lamentaremos luego.
  • 13|Loreto dijo
    Que se lo tomen en serio los responsables políticos y directivos pues la ciudadanía no consentirá mas abandonos y desidias.Las elecciones están a la vuelta de la esquina, y luego se lamentarán.
  • 12|chopin dijo
    la defensa dle cosumidor debe prevlaecer sobre cualquier otro interès
  • 11|Tana M. dijo
    A los juzgados les hace buena falta, así que muchos procesos evitarían pasar por aquí y podría dedicarse tiempo y recursos para otras cosas
  • 10|wenceslao dijo
    mças mediacion y menos cargados estarian los juzgados...
  • 9|Mariló dijo
    Desde luego que la cultura de la mediación está poco arraigada entre nosotros, a ver si de una vez por todas se fomenta más
  • 8|Lorén Martínez dijo
    Cuando ves que algo se dilata tanto en el tiempo te echa para atrás la próxima vez que emprendes una queja
  • 7|Lorén dijo
    Esto puede ayudar bastante a que no se colapsen los juzgados ya que con la mediación en muchos casos se llega a acuerdos
  • 6|Ihor dijo
    Ya veremos en lo que queda, me gusta que se piense un poco más en el consumidor
  • 5|Olga Munárriz dijo
    Imagino que esta figura ayudará mucho al proceso
  • 4|Alejandra Azcona dijo
    Más mano tenían que meterles a las empresas de telefonía porque no hay derecho que se salgan siempre con la suya
  • 3|Ulises dijo
    Todo lo que ayude a que se pueda reclamar unos derechos mejor que mejor
  • 2|Roger G dijo
    En muchos asuntos los consumidores estamos desprotegidos, si esto hace que los trámites sean menos costosos mejor que mejor
  • 1|Mikel dijo
    En definitiva, si está más amparado el consumidor bienvenido sea
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Parece mentira", de Juan del Val
Antonio Coscollar Santaliestra

Antonio Coscollar Santaliestra

Navidad: entre la ilusión y la esperanza

En el mundo actual aceptar la cultura cristiana ya no es lo mismo que profesar la fe católica. Desde los niños inocentes hasta los ateos recalcitrantes se han conmovido ante espectáculos de la cultura popular como E.T., el extraterrestre, Supermán, Robocop, o Terminator, por no alargar la lista. En estos y otros productos culturales late, bajo una envoltura de apariencia laica, un mensaje mesiánico.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Macugnaga. Alpes italianos.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra