aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Jueves, 18 de octubre de 2018
Huesca

8/10/2017

Lucía Guillén: "Me gustaría comprobar si los partidos nuevos, una vez que se pongan a gestionar, son eficaces"

La diputada del PAR por Huesca Lucía Guillén ha llegado a la política casi sin planteárselo. El partido ha apostado por ella y está defendiendo en Desarrollo Rural las criticas que Podemos y Ciudadanos reiteran a la gestión del PAR en legislaturas pasadas. Reconoce los errores, pero los considera fruto de "mojarse" y "gestionar".
Ana Sirvent Artal
La diputada del PAR por Huesca Lucía Guillén ha llegado a la política casi sin planteárselo

Zaragoza.- Lucía Guillén nació en 1984, vive en Sallent de Gállego (Huesca) y es licenciada en Ciencias Ambientales. Su carrera en el Partido Aragonés ha sido meteórica, y en apenas cuatro años ha pasado de ser concejal y diputada provincial a ocupar un escaño en las Cortes de Aragón. Como ella misma asegura, es una más de la apuesta del PAR por renovarse y escuchar a los jóvenes de su partido.

Por si no fuera poco, tras su desembarco esta legislatura al Parlamento aragonés, se ha hecho cargo de la Comisión de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, en la que ha hecho frente a muchas críticas de Podemos y Ciudadanos como consecuencia de los años de gestión ejecutiva que tuvo su partido durante casi una década.

Ella acepta las críticas al PAR porque reconoce que hay cosas que se hicieron mal, pero considera injustas las críticas porque son partidos que todavía no han gestionado. Es más, considera que Podemos ha sido cobarde al no “mojarse” en el Gobierno PSOE-CHA.

Guillén acepta las críticas al PAR porque reconoce que hay cosas que se hicieron mal
Guillén acepta las críticas al PAR porque reconoce que hay cosas que se hicieron mal

Pregunta.- ¿Cómo inició su vinculación con el PAR?
Respuesta.- En 2010 empecé a entablar conversaciones sobre política con un amigo que ya estaba en el PAR. Es un partido que siempre me ha gustado por la vinculación al territorio y por la preservación de nuestra tierra y lo que significa Aragón. Mi amigo me invitó a participar en la política local. Yo iba de número dos en las listas municipales y entré de concejal. Después fue el partido el que me propuso formar parte del equipo provincial. Yo no me atrevía porque llegué sin conocer nada, pero con el tiempo vas aprendiendo y te formas.

P.- En la siguiente legislatura ya estaba en un puesto alto en las listas al Parlamento ¿Se esperaba que la Dirección del partido contara con usted siendo tan joven?
R.- No me esperaba, pero hubo un proceso de renovación y Arturo Aliaga apostó por él al 200%. El resultado es un grupo parlamentario cohesionado, joven y con ideas nuevas. Y, en el partido tenemos debates internos de temas que van evolucionando porque hay que adecuarse a la evolución. Eso estamos haciendo los jóvenes en el PAR.

P.- ¿Le ha costado adaptarse a la vida parlamentaria o ha descubierto su vocación?
R.- Como he llegado accidentalmente, igual me voy accidentalmente. Nunca me lo propuse, pero estoy muy a gusto y me gusta lo que hago. Trato de plasmar lo que me piden los ciudadanos para acercar esa realidad de la calle al Parlamento. La verdad es que ni siquiera me lo planteo ni hago planes porque no sabes dónde te va a llevar la vida. Hace diez años esto ni me lo imaginaba. No tengo una línea trazada.

Lucía Guillén, en el lugar que ocupa en las comisiones parlamentarias
Lucía Guillén, en el lugar que ocupa en las comisiones parlamentarias

P.- Es la titular de la Comisión de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ¿Se siente cómoda en ella?
R.- Estudié Ciencias Ambiéntales. El reparto de áreas se hizo pensando en la formación de cada uno y hemos tenido suerte ya que somos seis personas de ámbitos diferentes, por lo que fue fácil.
Desarrollo Rural y Sostenibilidad está directamente relacionado con el ámbito en el que me he movido, aunque no todos. Por ejemplo, en agricultura me he movido menos porque en el Pirineo es residual, pero me he ido informando a través de las organizaciones agrarias.

P.- Precisamente es un aspecto en el que el PAR ha tenido importantes responsabilidades de gestión esta última década, la cual ha sido fuertemente criticada por los partidos nuevos: Podemos y Ciudadanos ¿Cómo ha sido lidiar con ello, sobre todo teniendo poca experiencia parlamentaria?
R.- La gestión depende del momento en que se gestiona. Si hay un momento económico boyante es normal que se sea más ambicioso. Luego hubo esa crisis tan grave y había que adaptar esas inversiones al momento actual. De los partidos nuevos que no han gestionado, entiendo que me digan que se han hecho cosas mal, pero también se han hecho muchas bien. Acepto la responsabilidad del PAR, pero nos hemos mojado y hemos gestionado. Sin embargo, no sabemos cómo gestionan ellos.

Guillén ha tenido que lidiar con las críticas a las gestión del PAR al frente de Medio Ambiente
Guillén ha tenido que lidiar con las críticas a las gestión del PAR al frente de Medio Ambiente

Es difícil lidiar con ello y más para los que no estábamos cuando se estaba haciendo esa gestión. Me recriminan cosas que tengo que asumir como partido, pero me parece injusto porque yo no puedo juzgar qué tan mal lo han hecho Podemos o Ciudadanos. Eso sí, puedo juzgar que Podemos no entrara en el Gobierno PSOE-CHA para corresponsabilizarse de ello. Decidieron quedarse de medio lado y les critican, pero luego les aprueban los presupuestos. Eso es muy fácil. Me gustaría ve si estos partidos nuevos, una vez que se pongan a gestionar, son eficaces. Cometerán errores porque es normal.

P.- ¿Está rodeada de dos pesos pesados de la política aragonesa que, además, son mujeres: María Herrero y Elena Allué. ¿Cómo es trabajar con ellas?
R.- Ambas son dos referentes, no solo a nivel político, sino personal. Son dos máquinas, con unas capacidades tremendas. Evito compararme con ellas porque están a un nivel muy alto. De ellas coges referencias todos los días. Sus ganas, su tesón, esa pasión con lo que lo viven…, es como si acabaran de llegar. No han perdido esa pasión por lo que están haciendo y me parece de admirar. Estar rodeada de ellas es un impulso porque hace que te sientas apoyada. Muchas veces necesitan una segunda opinión y en cualquier momento puedes tirar de ellas.

 

8
comentarios
  • 8|j dijo
    Uy si, que miedo meten con los partidos nuevos... con lo bien que gestionó el PAR por ejemplo en la Muela, parece que deberían tener más miedo de ellos mismos.
  • 7|LORENA dijo
    Que majica esta chica ya se esta haciendo la camica para vivir del cuento, que lo que hacen los que se meten en el PAR . Otras a su edad están reponiendo estanterías en un supermercado o vendiendo pan los domingos con horarios y sueldos esclavos. Pero estos cachorricos son mas listos aquí en los partidos el cuscurro esta asegurado sobre todo si tienes padrino. Haber si somos mas espabilados que solo miran por ellos mismos. LA PARTITOCRACIA.
  • 6|FEDE dijo
    El PAR tiene mucho que cambiar
  • 5|Pepín dijo
    la gente joven te llena de aire fresco, así que seguro que se nota
  • 4|Chummy dijo
    estar en política es bien difícil, le deseo lo mejor
  • 3|Lurón dijo
    Las mujeres están tomando mucho peso en este partido
  • 2|Machín dijo
    Muy buena carrera tiene esta chica
  • 1|Fer dijo
    hace falta gente nueva en este partido
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
José R. Garitagoitia

José R. Garitagoitia

40 años de una elección que cambió Europa

Con la elección de Karol Wojtyla, el 16 de octubre de 1978, las naciones al otro lado del telón de acero cobraron una importancia especial. El primer papa eslavo de la historia aceleró la transformación de la Europa surgida tras la II Guerra Mundial, y culminó con el fin de la guerra fría.