aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Domingo, 22 de octubre de 2017
Tribuna Digital

25/9/2017

Confusionismo como marca

José Luis Labat

La primera vez que escuché la expresión “¡qué confusionismo!”, reconozco que me provocó algo más que una sonrisa. Han pasado ya bastantes años de aquella circunstancia, y quién me iba a decir que el término en cuestión, además de provocar aquel brote de hilaridad, con el paso del tiempo, podía llegar a convertirse en todo un icono, pásmese usted, de lo que hoy se entiende, increíblemente, por verdad, en estos tiempos de la posverdad.

Sea cual sea el ámbito al que nos refiramos, ya sea del conocimiento, de la opinión, de lo publicado, o incluso de lo desconocido, parece que la confusión, convertida en dinamismo motor, ha alcanzado con sus resortes toda la realidad o ficción, tiñéndola y oscureciéndola hasta extremos más que preocupantes.

Tal es así, que la pregunta por la verdad de las cosas pareciera que se ha batido en retirada, y ya no ocupa su lugar, ni tan siquiera mínimamente, en el proceso racional de la elaboración del discurso, o en el modo de alcanzar el saber como expresión de conocimiento.

¿Resultado de todo ello?, pues que aquí cada uno tiene su verdad, como si también ésta se hubiera convertido también, básicamente, en un derecho.

Por más que nos recordara Antonio Machado aquello de: “¿Tú verdad? no, la verdad; y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela”, parece que preferimos suscribirnos a lo que se lleva o delegar en prescriptores sociales que marcan tendencia, ya que nos ahorran el esfuerzo necesario que supone toda búsqueda, y nos evitan el ejercicio de la confrontación, con la realidad o con la historia.

Y no crea que la nómina de cuestiones a las que se pueda hacer referencia a este respecto resulta exigua. Piense si no en conceptos como “democracia”, “derecho”, “libertades”, “persona”, “bien común” … Verá cómo, sorprendentemente, el grado de confusionismo se incrementa en la misma medida en que el nivel conceptual abarca en particular aspectos de carácter general.

Por eso, frente al confusionismo reinante, y no hay que mirar muy lejos, no dejan de ser necesarias grandes dosis de clarificación, de volver a llamar al pan, pan, y al vino, vino. Y esto se consigue por medio de cultura, pensamiento, reflexión…

Para ello serán necesarios hombres y mujeres que sean capaces de arrojar luz sobre la sociedad sin generar cegueras, o de abrir caminos sin necesidad de transitar itinerarios engañosos, marcados desde el ejercicio de un poder malentendido.

El confusionismo como marca nos convierte en una sociedad vulnerable, menos libre. Y siempre, al acecho, se encuentran los tiranos.


* Periodista. Responsable de Comunicación del Colegio de Médicos de Zaragoza
11
comentarios
  • 11|JOSE RODRIGUEZ dijo
    Estoy con Hugo, ahora lo que pasa doctor que hay muchos demagogas y demagogos y pocos pensantes y es lo que tenemos .
  • 10|P.M.G dijo
    no me entero de nada... alguien que me lo traduzca a cristiano? jajajaja
  • 9|olivia dijo
    si alguien ha leído obras de renombre de la antigua Grecia o estudios de esa época, se sabría que el tiranismo no tiene por qué ser negativo, los tiranos están mal vistos, lo que tenemos ahora son demonios, no tiranos
  • 8|Jero dijo
    El mal gobierno contradice el orden natural, nada más cerca de la realidad que estamos padeciendo
  • 7|Vanesa Romero dijo
    Estamos en una época en la que lo fácil es pensar como el de al lado. Y con el de al lado me refiero a lo que leemos/vemos en Internet. No contrastamos, no creamos nuestra propia luz, si no que nos dejamos alumbrar por la de otros.
  • 6|Tárraco dijo
    Cierto, cualquier momento es utilizado por los tiranos para aprovecharse de una situación vulnerable
  • 5|Rocío G dijo
    Cada vez educamos más en la incultura, no fomentamos el pensamiento propio. Es una pena que esta sociedad se esté perdiendo...
  • 4|Fernando dijo
    Qué poco me gusta cuando la gente usa la expresión "es mi verdad". La verdad no tiene propiedad, lo es o no lo es, es única, no hay dos verdades.
  • 3|HOLY dijo
    Solo hay que ver el panorama político que hay para pasmarse y bien pasmado
  • 2|HUgo dijo
    ¡pues es que tiene usted toda la razón!
  • 1|Lucas dijo
    Es que son tiempos muy confusos, en política, en la sociedad en general, y claro, de ahí que se haya creado este término que cada vez está mas en uso
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Después del amor", de Sonsoles Ónega
Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Valle de Aísa. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra