aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Martes, 21 de noviembre de 2017
Sucesos

17/7/2017

"No tiene sentido que intente pinchar a un policía por un radiocasete que voy a vender por 50 o 60 euros"

Fiscalía pide más de doce años de cárcel para un hombre acusado de intentar robar el radiocasete de un coche en el barrio de La Jota, en Zaragoza, y agredir con un destornillador a uno de los policías que le sorprendieron. El acusado, que se encuentra en prisión, ha admitido que intentaba robar, pero ha negado la agresión al agente.
Rocío Solanas Sánchez

Zaragoza.- Isaías B. R., que cuenta con varios antecedentes y se encuentra interno en la prisión de Zuera, ha regresado este lunes al banquillo. En esta ocasión, acusado de intentar robar un radiocasete y agredir con el destornillador que portaba a uno de los policías que le sorprendieron la tarde del 13 de abril del año pasado. 

El acusado ha admitido que intentaba robar el radiocasete de un vehículo aparcado en un solar entre las calles Manuel Viola y Mariano Malandía, en La Jota. Ahora bien, ha negado que agrediera a los agentes: "No tiene sentido que intente pinchar a una persona, policía o lo que sea, por un radiocasete que voy a vender por 50 o 60 euros para quitarme el síndrome de abstinencia". "¿Para que le voy a intentar pinchar, para que me pegue un tiro?", ha agregado.

Sin embargo, los dos agentes que intervinieron en el operativo han ofrecido otra versión. Ambos han coincidido en que el acusado intentó abalanzarse, en primer lugar, sobre la agente que se acercó por la puerta del copiloto y, a continuación, golpeó al otro agente que se acercó por el lado del conductor. Isaías B. R. logró huir con la bicicleta que llevaba, pero cayó al suelo y fue reducido.

En el forcejeó resultó dolorida, en una muñeca, la agente. A su compañero le golpeo en la zona toraco-abdominal, le rompió la camisa y le perforó el chaleco antibalas, lo que evitó que sufriera una lesión de gravedad. Es por este hecho por lo que el fiscal le acusa, además de por el intento de robo, por un delito de tentativa de homicidio. Por todo ello le pide más de doce años de prisión.

El informe de los médicos forenses señala al respecto que si el policía no hubiese llevado el chaleco se habría producido "una herida muy grave penetrante en la región toraco-abdominal" que habría requerido "una intervención quirúrgica muy amplia" al desconocer la trayectoria del destornillador, que tenía trece centímetros de hoja y diez de mango. En esa zona se encuentra la arteria aorta y la vena cava, cuyas perforaciones "habrían provocado la muerte inmediata". 

La defensa del acusado ha solicitado la absolución porque argumenta que "en ningún momento quiso matar" sino que todo fue "consecuencia del forcejeo". En caso de condena ha solicitado que esta sea de diez años, tres meses y un día de prisión.

3
comentarios
  • 3|fff dijo
    mentirosoooo dos policías dicen que no!!!
  • 2|sil dijo
    sí tiene sentido, la droga hace hacer cosas muy malas!!!!
  • 1|Indignada dijo
    Lo peor es que a este tipo de personajes les pagamos todos. Tienes comida y una cama y si me apuras recibirán alguna ayuda económica... Y mientras, el resto de los mortales a trabajar cada día y alguno por mil míseros euros con los que tenemos que comer, pagar facturas y los más afortunados hipoteca. Es VERGONZOSO.
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Parece mentira", de Juan del Val
Fernando Tirado Aznar

Fernando Tirado Aznar

Mediadores de consumo

La entrada en vigor de la nueva Ley 7/2017, de 2 de noviembre, relativa a la Resolución alternativa de litigios en materia de Consumo (conocida como Ley ADR) transpuesta de una Directiva de la Unión Europea, ha puesto en valor la figura del mediador/a de consumo, incorporándola al ámbito de aplicación de la Ley 5/2012 de Mediación con todas sus consecuencias y efectos jurídicos. La cultura de la mediación está muy poco desarrollada en nuestro país, donde los ciudadanos están demasiado acostumbrados a trasladar sus conflictos y enfrentamientos a los juzgados con los riesgos y costes que un juicio puede suponer por su incertidumbre y tardanza.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
El Dom. Alpes suizos.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra