aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Domingo, 20 de agosto de 2017
Sucesos

19/6/2017

"No prendí fuego a la residencia. Me echaron las culpas a mí"

La mujer de 64 años acusada de provocar el incendio en la residencia de Santa Fe en julio de 2015, en el que murieron nueve ancianos y otras tantas personas resultaron heridas, ha negado los hechos e incluso ha explicado que ayudó a salir a una anciana. "Me echan las culpas a mí", ha dicho. La fiscal pide más de 62 años de cárcel.
Rocío Solanas Sánchez
La acusada reconoce que antes del incendio había discutido con su hijo, pero niega que premeditara el incendio
La acusada reconoce que antes del incendio había discutido con su hijo, pero niega que premeditara el incendio

Zaragoza.- Casi dos años después del incendio en la residencia de Santa Fe (Zaragoza), en el que murieron nueve ancianos y otras tantas personas resultaron heridas, este lunes se ha sentado en el banquillo María del Carmen A. S., la mujer de 64 años acusada de provocar ese fuego, que se encuentra en prisión provisional. En varias ocasiones, e incluso entre sollozos, ha negado ser la autora de la tragedia.

"Yo no lo hice y me echan las culpas a mí. Lo juro por lo que más quiero en este mundo que es mi hijo deficiente de 42 años. Yo no fui", ha asegurado la acusada ante el jurado popular que la juzgará durante toda la semana en la Audiencia de Zaragoza.

Lamenta que la culpen a pesar de que fue ella quien avisó del fuego la noche del 11 de julio de 2015: "Noté algo de humo y pensé que sería Sara [la única cuidadora del centro en esos momentos] haciendo algún postre y que se quemaba el azúcar. Ya no le di más importancia, pero me eché a la cama y no me gustó. Me asomé descalza, vi fuego y llamé".

Según ha explicado, la cuidadora subió entonces al primer piso, donde había comenzado el fuego, y ella bajó al jardín. "Yo saqué a una señora que se llama Julia en una silla", ha agregado. Después, según su declaración, le ordenaron que se sentara y así lo hizo. Desde un columpio vio cómo ardía la residencia de Santa Fe, de la que supuestamente iba a marcharse el 1 de agosto y a la que había llegado en febrero de 2014. Un año antes había sido condenada por un delito de lesiones por clavarle un cuchillo a su marido.

La acusada reconoce que antes del incendio había discutido con su hijo, pero niega que premeditara el incendio. Asimismo, ha explicado que no fumaba y no tenía mechero, aunque "podía haber cogido 20 porque las empleadas los dejaban por allí".

La fiscal pide más de 62 años de cárcel

No lo ven así las acusaciones, que consideran que solo la acusada pudo quemar un colchón de la primera planta y provocar así el incendio. La fiscal, Pilar Cavero, reclama más de 62 años de prisión y más de 300.000 euros en indemnizaciones por nueve delitos de homicidio, otros nueve de lesiones y uno más de incendio. El escrito de la Fiscalía señala que la acusada presenta un déficit intelectivo leve, pero esto no le impide valorar el riesgo de sus actos.

La investigación de lo sucedido reveló que la residencia de Santa Fe funcionaba sin licencia de actividad por parte del Ayuntamiento de Zaragoza ni permiso de apertura favorable por parte del Gobierno de Aragón.

Ambas instituciones fueron inicialmente procesadas como responsables civiles subsidiarias. Nadie encontró responsabilidad en la primera y en el caso del Ejecutivo autonómico la fiscal tampoco ve culpa. No lo consideran así algunas familias de las víctimas, que creen que la institución es responsable al haber permitido que el centro ejerciera su actividad.

Así lo lamenta, por ejemplo, María del Carmen L., que perdió a su hermana en el incendio. Considera que "todavía podría seguir viviendo" y "no tiene derecho a morir así". "La muerte tuvo que ser horrible", ha añadido. "Había una señorita muy bonita que aparentemente atendía bien, pero claro lo que había allí nosotros no lo sabíamos", ha explicado esta mujer.

Algunas acusaciones particulares se reservan la posibilidad de emprender acciones contra la DGA por este suceso por la vía Contencioso-Administrativa.

7
comentarios
  • 7|CUCUTRAS dijo
    Cuanto peor mejor para todos, cuanto peor para todos mejor para mi. a la cárcel todos que malismos somos.
  • 6|damián dijo
    a fin de qué iba la pobrem ujer a quemar la residencia? esto huele muy mal y van a pagar justos por pecadores.
  • 5|carlos j dijo
    y tan pocas personas tuvieron la culpa? habrá que preguntars quien es el responsable de que la institucion estuviera así
  • 4|vivi dijo
    pues si piden 62 años luego que no sean dos sin entrar en la cárcel!! que lo paguen pero bien
  • 3|RALPH dijo
    las responsabilidades de estas cosas siempre caen en los soldados rasos como en el prestige o en el madrid arena cuando mas poder tienes mas facil es encubrirlo
  • 2|ani dijo
    es muy fácil que los jefes echen la culpa
  • 1|cano dijo
    que paguen todos los que tienen que pagar!!
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Después del amor", de Sonsoles Ónega
José Carlos Fuertes Rocañín

José Carlos Fuertes Rocañín

El terrorismo azota Barcelona

Cuando los psiquiatras vemos a un enfermo que presenta ideas absurdas, ideas que además son irrebatibles a cualquier razonamiento lógico, que impregnan y condicionan toda su vida emocional llegando a dominar gran parte de sus acciones y sin que el enfermo tenga la más mínima conciencia de estarlo, decimos que nos encontramos en presencia de un enfermo psicótico. Es decir, estamos ante lo que se conoce popular y peyorativamente como "locura".

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Alanos y Peña Forca. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra