aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Jueves, 25 de abril de 2019
Sucesos
21/3/2017

El jurado declara no culpables a García Becerril, Esco y al dueño del kartódromo por falta de pruebas

Rocío Solanas Sánchez

Zaragoza.- Tras casi seis horas de deliberación, el jurado popular ha declarado no culpables, ni de malversación ni de cohecho, al exgerente de Plaza Ricardo García Becerril, al exconsejero delegado Carlos Esco y al dueño del antiguo kartódromo junto a la A-2, Santiago Becerril.

El jurado popular considera que "existían varios indicios", pero "no se han proporcionado suficientes pruebas" y la confesión de Santiago Becerril "no es suficiente" para fundamentar una condena. Así, los nueve miembros del tribunal popular ven probado que García Becerril y el dueño del negocio acordaron proponer al Consejo de Administración de Plaza como precio de la finca el de 6.310.628 euros. Ahora bien, por mayoría, no ven probado que el exgerente exigiera a cambio que el vendedor le entregara 661.110 euros del dinero que cobrara de Plaza.

Alternativamente, el Gobierno de Aragón y de Plaza solicitaban una condena por un delito de apropiación indebida, en caso de no verse probada la malversación y el cohecho, pero el jurado también les ha declarado no culpables de éste.

Tras conocer el veredicto, la magistrada-presidenta, Esperanza de Pedro, ha dictado sentencia in voce absolviendo a los tres acusados que, a su salida de la Audiencia de Zaragoza, se han mostrado satisfechos con la decisión del jurado. "Estoy muy contento de que hayan absuelto a los tres", ha señalado Santiago Becerril, defendido por el abogado Valentín Romero.

También se han mostrado "contentos" Carlos Esco, defendido por el letrado Juan Monclús, y Ricardo García Becerril, defendido por los abogados José María Gimeno del Busto y José María Paván. "Yo sabía que tenía la razón y no esperaba otro tipo de sentencia", ha añadido el que fuera gerente de Plaza.

Sin embargo, el fiscal, Javier Checa, ha considerado decepcionante el veredicto. Considera "muy grande" la credibilidad de Santiago Becerril, que se autoinculpó "sin tener necesidad" y "si este señor se hubiera callado, nunca habríamos seguido adelante". "Eso es importante y creo que no lo han valorado", ha apuntado. Además, ha recordado que existe "otro indicio": el dinero en efectivo que manejaban los acusados.

En cualquier caso, el representante del Ministerio Público ha anunciado que, en principio, no recurrirá el fallo. "Lo estudiaré, pero no sé por donde cogerlo. Están diciendo que las pruebas no son suficientes, eso es una valoración y la valoración de las pruebas siempre es inatacable", ha señalado. 

3
comentarios
  • 3|Albert dijo
    El plato del día: 300 de Esco, 300 de García y Becerril al gusto. Todo bien aderezado con TSJA indicando Jurado y tendrás una exquisita ENSALADA DE MIERDA que no defrauda. Qué hay en la DGA ? Tontos, corruptos, o las dos cosas?
  • 2|UN CIUDADANO INDIGNADO Y PERPLEJO dijo
    Yo siempre he dicho que una cosa es que una persona sea inocente y otra muy distinta que no se haya podido probar su culpabilidad.
  • 1|Eduardo dijo
    Menuda papeleta la del fiscal, para que acusa tanto, la excusa es que esta sorprendido que siempre los jurados condenaban. Mal Señor Fiscal, hay que preparar mejor el juicio, sino no acuse, que no juzgaba el colega del juez, que son ciudadanos y hay que ser didáctico y serio.
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Javier Barreiro

Javier Barreiro

Un escritor de Utebo cumple 150 años

No digo que se trate de otro centenario que se olvida –en este caso, sesquicentenario- porque, a pesar de su nombre tan rimbombante, a Atanasio Melantuche (1869-1927), hace mucho tiempo que nadie lo recuerda. Ni siquiera en su Utebo natal, donde no tiene calle ni tampoco en Zaragoza, donde sí la disfrutan otros escritores del costumbrismo aragonés que fueron sus contemporáneos, como Pablo Parellada, García-Arista o Alberto Casañal. Melantuche había nacido el 14 de abril de 1869 y siempre ejerció de republicano militante, aunque no llegó a ver la proclamación de la II República, el día en que hubiera cumplido 63 años.