aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Viernes, 24 de marzo de 2017
Sociedad

11/1/2017

Èggo Kitchen House abre nueva tienda en Puerto Venecia

La firma de muebles de cocina alemanes Èggo Kitchen House abre las puertas de su tercer establecimiento en Puerto Venecia. Se trata del primer establecimiento que opera fuera de Madrid y también el primero en régimen de franquicia. Se estima una facturación de 1,5 millones de euros durante el primer año con la venta de 250 cocinas.
Redacción
Interior del establecimiento
Interior del establecimiento

Zaragoza.- La firma Èggo Kitchen House, especializada en la comercialización de muebles de cocina alemanes hechos a medida en su propia fábrica, acaba de inaugurar su tercera tienda en España en Puerto Venecia.

Este es el primer establecimiento de la alemana que opera fuera de Madrid y también el primero que lo hace en régimen de franquicia estándar; es decir, que su propiedad está al cien por cien en manos del franquiciado.

Por la experiencia acumulada hasta ahora en otros locales, los responsables de la firma calculan una facturación de esta tienda de 1,5 millones de euros en su primer año de andadura, lo que supondrá la venta de alrededor de 250 cocinas.

La inauguración de la nueva tienda es un paso más en el proceso de expansión de la compañía.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 2 entradas para Titanic The Exhibition
Javier Barreiro

Javier Barreiro

No más coach, please

Cuando oigo la palabra coach no echo la mano a la pistola, tal como decía Albert Leo Schlageter que obraba al escuchar la palabra cultura –luego, la frasecita se la han atribuido a otros- pero sí que me prevengo con la guardia alta y el uniforme de soportar chorradas. Cuanto más ignorante es la persona y menos títulos ostenta, más tiende a colocar el feo barbarismo en su tarjeta o como se diga ahora, que se dirá en inglés.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Tawoche y Cholatse. Himalaya. Nepal.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra