aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Jueves, 19 de enero de 2017
Cartas al director

26/10/2016

Sobre la disciplina de voto. De dónde viene y cómo será en la segunda votación de investidura

¿De dónde viene la disciplina de voto? No está en la Constitución. Tampoco está en los Reglamentos del Congreso ni del Senado. Os remito unas breves consideraciones para que os puedan informar sobre su origen, sobre su práctica y sobre todo de  las consecuencias que puede tener el próximo sábado o domingo 22 o 23 de octubre.

En el año 1977, después de las primeras elecciones democráticas llegamos 350 nuevos diputados al Congreso, diputados nuevos y sin ninguna experiencia. Yo pertenecía a la UCD. El grupo parlamentario de la UCD estaba formado por diputados que procedían de bastantes partidos políticos y en cada una de las votaciones, el portavoz del grupo indicaba el sentido de la votación, pero no obstante, dentro del grupo existía bastante intercambio de opiniones. Había un cierto nivel de debate en cada una de nuestras votaciones donde se exponían bastantes posiciones, a veces contrapuestas y funcionábamos con un cierto nivel de debate. En cierta manera, lo que muchos comentaristas políticos actuales echan hoy en día en falta en el funcionamiento de nuestras cámaras, era como funcionaba la UCD.

No obstante, ya en ese mismo año 1977, y siendo nuevos  y sin experiencia como los demás, el grupo socialista, que se sentaba donde actualmente se sienta, funcionaba en la cámara con una unidad y una uniformidad total. Y conforme avanzaba la legislatura nos fuimos dando cuenta de que si el grupo socialista votaba a favor en una votación, los 118 diputados socialistas votaban sí a esa votación. Y si por el contrario votaban no o se abstenían, eran los 118 diputados socialistas lo que votaban no o 118 diputados los que se abstenían. Fuera cual fuera la votación, el grupo parlamentario socialista siempre votaba 118 votos a favor, en contra, o de abstención. Si existía algún tipo de debate en el partido socialista era interno porque en el Congreso de los Diputados, el grupo socialista era como una falange macedónica o como una centuria de las legiones romana: protegiéndose mutuamente, en orden cerrado, unos detrás de otros con los escudos plegados y las lanzas desplegadas por los que iban en primera línea.

Después de que apareciera la legión romana, los bárbaros y otros enemigos tuvieron  que adaptarse al orden cerrado si no querían que los aplastaran en la batalla. Y lo mismo sucedió en el Congreso: los demás grupos tuvimos que responder con la misma unidad y uniformidad e incorporarnos a órdenes cerrados. Y así, nació el sistema de votos de dedos (han pasado muchos años y si no creo recordar mal, con un dedo se votaba sí, con dos no, y si levantabas tres dedos era abstención)

El sistema de disciplina de votos también ha sido ayudado por otros factores como el procedimiento para la formación de listas, pero en los primeros tiempos y en la primera legislatura, este factor influyó menos y por eso es interesante explicar el origen de la disciplina de voto. No está en ningún texto y tampoco lo recoge ningún reglamento, porque de hecho, la Constitución lo prohíbe. La disciplina de voto nació como dicen los de izquierdas, de la "praxis". Y la "praxis" ha seguido desde entonces en el PSOE al que no se lo conoce (yo al menos no lo recuerdo) que se haya separado de una total disciplina de voto. El partido socialista ha podido cambiar de políticas en función de sus propios intereses y llevar la tasa de paro en España tres veces por encima del 20% (en  los años 1984, 1995 y 2011) pero este partido "progresista" y paradigma de lo "democrático" siempre ha mantenido como principio fundamental la disciplina de voto.

El PSOE ha mantenido tajantemente hasta ahora la disciplina de voto. La cuestión que se plantea en estos momentos es qué pasará el próximo sábado o domingo (días 29 o 30 de octubre de 2016) en la segunda votación de investidura y aparentemente el tema está completamente abierto.

Mi opinión personal es que el PSOE mantendrá la disciplina de voto en esa votación aunque todas las informaciones apuntan a que pueda suceder todo lo contrario. Pero amigos, el PSOE es el PSOE y siempre seguirá siendo el PSOE. Los socialistas son primero socialistas, y después, a bastante distancia, son las demás cosas. El tema de Rajoy sí o Rajoy no, es importante, pero mucho más importante es ser socialista y saltándose la disciplina de voto establecida por el partido se deja de ser un buen socialista. En consecuencia, yo creo que la disciplina de voto se mantendrá en el PSOE. Otra cosa es, que las partes estén tomando posiciones personales e interesadas de cara a un futuro congreso del partido sabiendo por su propia experiencia que estos congresos socialistas están llenos de luchas y peleas casi peores que las de la época de los godos.

Sin embargo, podría suceder, que en la próxima votación de investidura, no se cumpla la disciplina de voto en el PSOE y, esto sí que sería un acontecimiento histórico en la historia de nuestra democracia. Elegir a un presidente de gobierno es importante. Y, si esta elección ha tardado un año, lo hace todavía más significativo. Pero desde 1977 se han elegido a doce o trece presidentes de gobierno y, por tanto, siendo todas las elecciones muy importantes, desde el punto de vista del análisis de la experiencia democrática española no tienen el inusual y novedoso acontecimiento de la pérdida de disciplina de voto por el PSOE. Estad atentos, porque si eso sucede, podemos ver un suceso único. Si eso pasara, no sé muy bien qué pasará después.

Yo personalmente insisto en que el PSOE mantendrá la disciplina de voto. Las cosas creo que serán como la experiencia y la tradición nos dicen que tienen que ser. Posiblemente sea la menos mala de las soluciones.

Feliz e interesante sábado o domingo.


Mariano Alierta. Economista, exprofesor de Economía Política, diputado constituyente y exsenador

Cartas al director

2
comentarios
  • 2|Pilar dijo
    Curioso, de dónde viene esto. ¿Quién lo iba a decir?
  • 1|Arturo dijo
    Muy interesante. Yo que pensaba que estaba en el reglamento porque lo aplican todos los partidos.
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 2 entradas para Titanic The Exhibition
Javier Barreiro

Javier Barreiro

Inventos recientes que parecen de toda la vida

¿Qué coche no lleva hoy Airbag para proteger a los pasajeros? Como no sea alguno de colección... Pero fue sólo en 1981 cuando Mercedes lo patentó aplicándolo al modelo SW126. El año anterior Volkswagen -¡ah, los alemanes!- había dado cauce casi definitivo al coche eléctrico con la patente de una batería capaz de cargar combustible para 255 kilómetros.