aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Viernes, 22 de septiembre de 2017
Huesca

6/8/2016

Una empresa oscense crea el pacharán con trufa negra

El pacharán con trufa negra ya es una realidad. La empresa encargada de su desarrollo, Pacharán Layán, ha apuntado que se van a embotellar 800 litros durante este primer año y que, aunque inicialmente sólo se comercializará en la Hoya de Huesca, la Jacetania y el Alto Gállego, se prevé que se ampliarán los puntos de venta más adelante.
Redacción
Los socios de la empresa Pacharán Layán no descartan contratar personal si el negocio crece
Los socios de la empresa Pacharán Layán no descartan contratar personal si el negocio crece

Zaragoza.- Endrinas recogidas en Loarre maceradas con anís en barricas de roble francés y con un ingrediente “gourmet”: la trufa negra. Ésta es la última creación de Pacharán Layán, instalada en el Vivero de Empresas Agroalimentarias de Adecuara en Biescas.

Este año se van a embotellar 800 litros y, aunque la empresa está empezando a comercializar el pacharán trufado, aseguran que este nuevo producto podrá adquirirse en cualquier punto de la provincia, aunque inicialmente se centrarán en la Hoya de Huesca, la Jacetania y el Alto Gállego.

De momento, Pacharán Layán está integrado por dos socios, Carlos y Lola, aunque no descartan contratar personal si el negocio sigue creciendo. De los dos años que llevan formando parte de la Asociación para el Desarrollo Integral de la Cuna de Aragón (Adecuara) ambos hacen un balance "muy positivo", pues han podido producir este pacharán en las instalaciones del Vivero de Biescas. También destacan que el Grupo Leader ha facilitado la relación entre la empresa y las instituciones y se encargó, en su momento, de "canalizar todos los trámites legales que había que seguir para poner en marcha la empresa".

En el vivero de Biescas, ubicado en el Polígono Las Pasaderas, hay un obrador de lácteos para quesos curados y semicurados, queso fresco y cuajadas. También una planta de extracción y envasado de miel, en el que se envasa miel de diferentes tipos además de elaborar otros productos apícolas como el polen o tintura de propóleo. Por último, una bodega para vinos y licores.

En Jaca, el vivero, ubicado en el Polígono Llano de La Victoria, cuenta con una sala de despiece para carnes frescas, preparada para canales, despiece y empaquetado al vacío y de carne picada de porcino, ovino, vacuno, equino y caprino, así como para elaboración de embutidos. También hay un obrador de platos preparados, para la elaboración de platos cocinados cárnicos y vegetales, envasados al vacío y/o esterilizados, y un obrador de repostería y mermeladas.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Después del amor", de Sonsoles Ónega
José Luis Mateos Barrionuevo

José Luis Mateos Barrionuevo

Oferta y demanda

La economía española actual –por lo menos teóricamente- está basada en la economía libre de mercado. Esa economía que, como dejó bien claro Adam Smith (1723-1790), tiene sus pilares en la ley de la oferta y la demanda. Es decir, que es preciso sacar al mercado un producto que la gente reclame. Visto así, todo parece muy sencillo. No se venderá algo que no se desea. Por el contrario, todo lo que el personal necesita desaparecerá enseguida en manos de los consumidores (entendidos estos en sentido amplio).

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Alto valle de Hecho. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra