aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Sábado, 22 de septiembre de 2018
Sucesos

10/2/2016

García Becerril, Esco y Agapito Iglesias, condenados a cuatro años de cárcel por el caso Codesport

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a cuatro años de cárcel al exgerente de Plaza Ricardo García Becerril, al exconsejero delegado Carlos Esco y al empresario Agapito Iglesias como coautores de un delito de malversación de caudales públicos por el caso Codesport. Además, deberán indemnizar a Plaza con 8,7 millones de euros.
Rocío Solanas Sánchez
Los magistrados les condenan como coautores de un delito de malversación de caudales públicos
Los magistrados les condenan como coautores de un delito de malversación de caudales públicos

Zaragoza.- Cuatro años de prisión y diez de inhabilitación. Es la pena que ha impuesto la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Zaragoza al exgerente de Plaza Ricardo García Becerril, al exconsejero delegado y exviceconsejero socialista de Obras Públicas, Carlos Esco, y al empresario Agapito Iglesias por el caso Codesport. Les condena como coautores de un delito de malversación de caudales públicos y les obliga a indemnizar a Plaza con 8.740.140,80 euros, ya que considera que es el precio que Plaza pagó de más a Codesport, propiedad de Iglesias, por la construcción de 119 naves en la plataforma logística.

Los magistrados absuelven asimismo al exdirector técnico de Plaza Miguel Ángel Pérez Cervantes, defendido por la letrada Carmen Cifuentes. Éste fue juzgado junto a García Becerril -defendido por José María Gimeno del Busto y José María Paván-, Esco -defendido por el letrado Juan Monclús- e Iglesias -asistido por Miguel Ángel Alemán- en septiembre del año pasado.

La sentencia, que se puede recurrir ante el Tribunal Supremo, incluye el voto particular del magistrado Alfonso Ballestín, quien considera que sólo se debería haber condenado a García Becerril. La defensa de éste ya ha anunciado que recurrirá dicha sentencia, según ha podido saber ARAGÓN PRESS.

Los hechos juzgados se remontan a julio de 2005 cuando Plaza y Codesport firmaron un contrato por valor de 14,5 millones de euros para construir 78 naves en la Plataforma Logística de Zaragoza. En febrero de 2006, Plaza firmó un "novedoso contrato" con Autocity en virtud del cual se vendía toda la promoción de naves, pactando un aumento de 78 a 119. Nuevas condiciones que aceptó Codesport.

La sentencia, de 73 páginas, reconoce que aunque Plaza, como promotora, fue abonando a Codesport los importes de la obra a medida que ésta se fue ejecutando, "previa presentación de facturas debidamente conformadas y certificaciones de obra", finalmente se abonó, no el importe inicial de 14,5 millones de euros, sino el de 32,4. Teniendo en cuenta que el nuevo contrato con Autocity sólo justificaba un incremento hasta los 22,3 millones de euros.

Ninguna cláusula del contrato con Autocity autorizaba sobreprecios ni revisiones de los precios pactados entre Plaza y Codesport, sino únicamente "un neto incremento del precio total por mero incremento de los metros cuadrados construidos de techo de nave y por mero incremento de suelo urbanizado".

Sin embargo, desde julio de 2008, Agapito Iglesias llevaba pidiendo "insistentemente" a García Becerril y a Esco que le pagaran 8.740.140,80 euros por "sobrecostes, revisiones de precios y por modificaciones de obras", reza la sentencia, puesto que Autocity no se las pagaba por haber entrado tal mercantil en una mala situación económica, y de hecho entró en concurso de acreedores en 2010.

García Becerril y Esco se negaron, "pues sabían que ese pago no le correspondía a Plaza, sino a Autocity", apuntan los magistrados. Sin embargo, a finales de noviembre de 2008, accedieron a pagarle esos 8,7 millones de euros. Entonces, Agapito Iglesias presentó cuatro facturas, fechadas a 1 de diciembre de 2008, "que no estaban apoyadas en certificación alguna" -reza la sentencia- y Plaza libró cuatro pagarés a favor de Codesport, causando un "notorio perjuicio" a la sociedad pública.

Los magistrados, que absuelven al exdirector técnico Miguel Ángel Pérez Cervantes al entender que no certificó esos sobrecostes y revisiones de precios, consideran que "era perfectamente evitable el pago de esas cuatro facturas" y que Agapito Iglesias podía haber reclamado su cobro en los tribunales.

Señalan además los magistrados de la Sección Sexta que el Consejo de Administración de Plaza "no fue avisado previamente" de esas cuatro facturas y de esos cuatro pagarés ni por el exgerente, ni por el exconsejero delegado, a pesar de tratarse de un tema "más que vidrioso".

La Audiencia Provincial de Zaragoza entiende que lo 8,7 millones de euros abonados a Codesport eran "caudales públicos de una sociedad pública con forma mercantil, pero sociedad pública", y, por lo tanto, se trata de "una malversación de especial gravedad" atendiendo al valor de la cantidad.

Asimismo, consideran que Agapito Iglesias es "coautor por inducción directa" sobre García Becerril y Esco y que "actuó con evidente ánimo de lucro ilícito", al obtener los 8,7 millones de euros sabiendo que Plaza "no se los debía", "pero este detalle le importó muy poco, porque lo único que él quería era cobrar", añade la sentencia.

Ésta es la primera sentencia de uno de los casos que tienen como escenario a la Plataforma Logística de Zaragoza. Todavía existen otras dos causas pendientes de juicio.

12
comentarios
  • 12|Sísifo dijo
    Pedro Sáncez no se ha enterado de esto.¿A que no? ¿Y Lambán? ¿ Y Sumelzo? Y el señor Soro...¿ha dicho algo? ¡ Marcelinooooo! Explícale a Rita cómo se hace uno el avestruz con tanto arte.
  • 11|Braulio dijo
    Van a devolver el dinero, van a ir a la càrcel?
  • 10|Isidro dijo
    Aquí falta un señor X, pero estas aforado. Dicho esto Segun parece no están muy disgustados este trio que acaba de ser procesados, nadie entiende que su vida social se haya visto mermada, al contrario se dejan ver y bien en los mejores restaurantes y no esconden su aparente felicidad.
  • 9|FEOTON dijo
    No me puedo creer lo de Esco, un tipo tan amable, tan simpático, tan amigable, tan buena persona, tan preocupado por la justicia social, una lumbrera intelectual, además... en fin que no me lo puedo creer.
  • 8|federico t. dijo
    menuda panda de chorizos, que paguen!!! aunque poca pena les ha caido,
  • 7|LUISA LA BRUTA dijo
    Recuerden que fue UPYD y la abogada IRENE ROMEA quienes ejercieron la ACUSACION POPULAR y consiguieron importantes pruebas para EL JUEZ PICAZO.
  • 6|matarile dijo
    injustisima la sentencia, cuatro años solo??? no me jodas, lo de esco y agapito aun, pero lo de becerril??? que fiscalia pedia 23 años y el pajaro se va quedar con 4, que luego no llegaran ni a estar dos años en el trullo... ya habran pagado bien ya...
  • 5|Luisito dijo
    Anda, anda, que por robar un jamón te echan más años, en fin
  • 4|Jaime Peña dijo
    Qué poco dirán ahora algunos medios de comunicación de esos que miran mucho por erradicar la corrupción que aquí hay socialistas
  • 3|héctor dijo
    y eva almnuia no sabía nada??? claro, la infanta sí y ella no, no? vamos no me jodas! todos o ninguno
  • 2|Manresa Gil dijo
    Y a Eva Almunia no la juzgan como a la Infanta???
  • 1|Luci dijo
    Mira la Eva qué contenta estará¡¡¡ 4 años sin marido
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Luis Iribarren

Luis Iribarren

Zaragoza-Napoli: la verdadera Vía Pignatelli

Me está tocando navegar con placer y delectación por un verano napolitano, casual, no porque lo haya decidido. Pero es que unos amigos muy queridos allí han ido y a la maravillosa costa amalfitana y Capri, y me han mandado unas fotos fantásticas.