aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Martes, 27 de septiembre de 2016
M. Ambiente

20/1/2014

Después de la riada

Lluvias torrenciales provocaron crecidas en los ríos en 2013 que anegaron campos, viviendas y destrozaron infraestructuras. Los alcaldes del tramo medio del Ebro reclaman ayudas para arreglar sus equipamientos y la limpieza de cauces, mientras en Teruel se piden sistemas de aviso y Benasque agradece la actuación de las Administraciones.
Noelia Fragoso Delgado
Los alcaldes del tramo medio del Ebro, en una reunión en la FAMCP
Los alcaldes del tramo medio del Ebro, en una reunión en la FAMCP

Zaragoza.- El pasado año 2013 fue un periodo especialmente complicado en lo que a inclemencias meteorológicas se refiere. Se produjeron tres episodios de crecidas de ríos que provocaron inundaciones que han afectado a las zonas del tramo medio del Ebro en los primeros meses; en el Valle de Benasque en junio; y en los Ríos Martín y Seco en agosto.

Dentro del tramo medio del Ebro, la Confederación Hidrográfica del Ebro aportó 2,3 millones de inversión en reparaciones. En Boquiñeni se ha arreglado totalmente la filtración de la defensa y se ha retirado la isla de sedimentos, 8.000 metros cúbicos de gravas y otros tantos en la parte de la orilla que afecta al casco urbano, como se comprometió el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, en su visita a la zona en los días punta, requiriendo para ello permisos especiales para actuar en áreas protegidas por medio ambiente. Eso sí, los daños causados por las riadas en caminos municipales, riegos, una barca o el cuadro eléctrico de un edificio municipal no han sido arreglados por falta de ayudas para ello.

En Novillas esperan la llegada de ayudas por parte de la Diputación Provincial de Zaragoza para poder arreglar su pasarela sobre el río Huecha, ya que no tienen presupuesto para proceder a ello como les ha instado la Confederación Hidrográfica. La fuerza del agua socavó la pasarela con las lluvias de principios de 2013. Asimismo, los terraplenes siguen destruidos al ser en parte zonas particulares; y en cuanto a los daños en la agricultura con la pérdida de trigo, maíz y alfalfa, los seguros han cubierto parte de lo destrozado. Su alcalde, José Ayesa, lamenta que la situación no se ha mejorado a pesar de la quita de gravas que considera mínima y advierte de que el pueblo se volverá a ver afectado si llueve en demasía, por la suciedad que acumula.

Mientras, en Gallur se ha recibido parte del programa de ayudas para reparación de daños en zonas municipales por parte del Gobierno de Aragón, que han servido para que en estos momentos se esté acondicionando el entorno de la zona deportiva y de ocio al pie de la margen izquierda del pueblo. Sin embargo, su alcalde, Antonio Liz, se muestra insatisfecho con la actitud “que está tomando la Confederación Hidrográfica del Ebro y las demás instituciones ante las riadas” y dice sentirse desamparado. En el cauce del río a su paso por Gallur se ha sacado grava en anteriores ocasiones, pero Liz propone actuaciones en todo el área, no sólo en las zonas que no son LIC, porque “probablemente, si llueve mucho, nos volverá a pasar lo mismo, porque el año pasado se demostró del todo insuficiente”.

Las excavadoras trabajaron en Boquiñeni de manera urgente para reforzar su mota
Las excavadoras trabajaron en Boquiñeni de manera urgente para reforzar su mota

Otro de los municipios del tramo medio del Ebro afectados en 2013 fue Pradilla de Ebro. En verano la Confederación ha eliminado una lengua de gravas en el centro del cauce que orientaba la corriente del río hacia la mota que protege el casco urbano, usándola para reforzar la misma defensa. Luis Eduardo Moncín, su primer edil, subraya que también se ha retirado una pequeña isla formada aguas abajo, aún así reivindica que con ello no está todo solucionado y reclama a la CHE que mantenga el río en condiciones para que no se produzcan daños en los cascos urbanos. El Ayuntamiento presentó un proyecto al Gobierno de Aragón para el arreglo de las infraestructuras municipales, pero no ha sido aprobado. De este modo, el Consistorio ha adecentado lo que ha podido en el parque con limpieza o pintura, pero sin ayudas no podrá continuar.

En Pina de Ebro, la CHE ha retirado grava aguas abajo y en el puente, pero una mota que fue reforzada de emergencia no ha tenido una reparación definitiva. Su alcaldesa, Teresa Martínez, teme que vuelva a ocurrir lo mismo si hubiese una riada importante por el punto débil de la mota y el gran número de grava. El Ayuntamiento no ha recibido ninguna ayuda para los daños, solamente la Diputación Provincial de Zaragoza les cedió una máquina motoniveladora para arreglar caminos. Se dañaron efectos del Ayuntamiento por valor de 65.000 euros: un parque de cuatro hectáreas donde cayeron 220 árboles, una chopera en monte de utilidad pública con los riegos e infraestructuras rotas y caminos de la zona de la huerta.

Hasta 17 ayuntamientos del tramo medio del Ebro interpondrán una reclamación administrativa individual ante la Confederación Hidrográfica del Ebro para solicitar indemnizaciones o pagos por los daños provocados por las riadas. Quieren que la Institución se haga responsable, ya que es quien regula el cauce.

La Diputación Provincial de Zaragoza ha invertido más de 285.000 euros en actuaciones de reparación de caminos y acequias y ha aportado maquinaria.

Ésera

Las crecidas del Ésera en el mes de junio afectaron a Benasque, donde los daños causados han sido reparados en un 90%, quedando únicamente las escolleras, muros de contención y reconducción del cauce del río por parte de la Confederación. Las vías de comunicación y los servicios de agua potable han sido restablecidos completamente con canalización y una nueva potabilizadora así como los arreglos en la A-139 desde Castejón de Sos a Benasque, en dirección a Cerler y al fondo del valle al Hospital de Benasque.

Asimismo, las diversas pistas forestales y accesos a La Resurta o el valle de Estós, de donde parten numerosas excursiones, han sido reparados. Así, todos los servicios están operativos y las infraestructuras dañadas están recuperadas, por lo que esta pasada Navidad ha habido una gran afluencia de visitantes “y no han tenido ningún problema para acceder”, indica el concejal Javier Abadía. Este mismo asegura que se han dado incluso mejoras con la creación de un nuevo pozo que aporta mayor caudal para momentos con mayor población así como una nueva rotonda en la A-139 que ha aportado mayor seguridad en la circulación y mayor fluidez en el tráfico. “Se ha cumplido desde todas las Administraciones Públicas y también desde la parte empresarial de Benasque, con actuaciones coordinadas, rápidas y eficaces”, asegura el concejal. Abadía espera que no haya avenidas similares este año y remarca que existen mejoras en el cauce del río y los muros de contención. “En junio se dieron circunstancias excepcionales con abundantes precipitaciones”, concluye.

La zona deportiva de Castejón quedó anegada
La zona deportiva de Castejón quedó anegada

En Castejón de Sos, su alcalde, José Manuel Abad, destaca que lo único que no se ha conseguido reparar ha sido el camping por problemas de seguridad y piensan en una alternativa más segura para su ubicación. El abastecimiento se reparó y cada una de las Administraciones “han respondido con una nota muy alta”, aún así están pendientes de zonas en las que no se ha actuado con un proyecto “con sentido común”, porque “lo que no queremos es que venga una avenida o crecida del río en primavera con el deshielo y encontrarnos con un cauce sucio, en el que no se ha actuado y sin un plan para que no pase lo mismo que en 2013”. Así, Abad apuesta por sentarse con Confederación para establecer un plan que limpie tramos del cauce, aunque remarca su satisfacción con la Institución con sus actuaciones en la defensa del camping y en el altipuerto. “También estamos contentos con el Inaga, la Diputación Provincial de Huesca, que nos ha ayudado con las infraestructuras de la piscina o deportivas; así como con el servicio provincial de Agricultura”, sentencia Abad.

La inversión de la Diputación de Huesca para recuperar las infraestructuras dañadas alcanza los 600.00 euros. El Gobierno de Aragón destinó siete millones de euros para obras de emergencia y cuatro millones la CHE.

Río Seco y Martín

Las riadas continuaron en agosto. El área de infraestructuras de la Diputación Provincial de Teruel se encargó de recuperar los caminos y las pistas forestales; de limpiar las carreteras y repasar sus pavimentos; de ayudar a recolocar determinadas pasarelas que habían desaparecido o habían sido arrancadas; de limpiar los cauces a su paso por los cascos urbanos y de retirar sedimentos; de reforzar los cimientos de algunos puentes y de reparar las acequias y las calles municipales. Mientras, la CHE ha hecho una inversión de 300.000 euros.

En Oliete, Ramiro Alfonso, su alcalde, resalta que las infraestructuras municipales dañadas siguen igual. El parque, el puente de madera, vallas, merenderos… continúan sin arreglar por la falta de fondos. No han recibido ninguna ayuda económica por parte de ninguna Administración. Sin embargo, sí que se ha actuado en el cauce y las márgenes del río por parte del Gobierno de Aragón y la Confederación. El Ayuntamiento ha solicitado una entrevista con la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, pero no han recibido contestación. Alfonso solicita también la limpieza del cauce y la mejora del sistema de prevención, que ya pidió a la presidenta con nuevos instrumentos de aviso a las poblaciones en los cauces sin regular. Tras el duelo por la pérdida del vecino arrastrado por la riada, Carlos Trallero, las labores municipales se centraron en ayudar a los vecinos a recuperar sus bienes poco a poco. “Ha pasado un tiempo prudencial y no veo a las Administraciones muy receptivas”, lamenta el alcalde.

Imagen de las inundaciones en Novillas
Imagen de las inundaciones en Novillas

En Hoz de la Vieja se sigue trabajando para acabar con los desperfectos. Han tenido ayuda de la Diputación Provincial de Teruel que limpió todo el fango del río y el Inaga, que ha repuesto las pasarelas, los desagües y las tuberías rotas. Faltan unos retoques en las barandillas, y los vecinos que han podido han reconstruido sus casas, en las que entró el río. Eso sí, los que tenían seguro, el resto han cobrado poco, “un asunto que va lento”. En cuanto a los daños en la agricultura, la cosecha estaba asegurada, aunque les ha abonado la parte de gastos. En medidas de protección se ha realizado una escollera y el alcalde, Antonio Lahoz, cree que una tormenta como la ocurrida el año pasado volvería a hacer los mismos destrozos.

Mientras, en Ariño, el propio Ayuntamiento se tendrá que hacer cargo de los daños en el manantial del balneario. Su proyecto para solicitar ayudas al Gobierno de Aragón no ha recibido contestación positiva para restaurar los merenderos y un puente colgante y su alcalde, Joaquín Noé, critica que no se ha cumplido lo que se prometió en esos días, ya que asegura que “únicamente hemos tenido alguna ayuda con maquinaria de la Diputación Provincial, porque las laderas del río y los destrozos no han sido tocados por Confederación. Tampoco hemos tenido notificación de la solicitud de ayudas al Gobierno de Aragón”. Noé pide que no se pongan trabas al arreglo que realizarán ellos mismos en el manantial, que tendrá un coste de unos 50.000 euros, adecuando además un camino de acceso, ya que es una zona muy visitada. “Muchos políticos, mucha fotografía, pero al final de cuentas, nada”, subraya. Sin embargo, lo que más preocupa a Noé es que vuelva a ocurrir lo mismo, porque “no se han asumido responsabilidades y no han puesto ningún sistema de aviso nuevo”. “No buscamos cabeza de turco, pero sí que si vuelve a ocurrir, que se avise. En Oliete no se avisó a nadie y pudo haber más muertos y desaparecidos. Hay tecnología para ello y métodos para poner en un sitio determinado”, sentencia. “Corrieron mucho los del Gobierno de Aragón para Benasque, pero para la zona nuestra…”, concluye Noé.

Agricultura

Riegos, caminos, acequias, han tenido que ser asumidos por los agricultores y los seguros agrarios han cubierto sólo al 40% del daño. Así, el portavoz de la Plataforma de Afectados por las Inundaciones, Antonio Manero, solicita que alguna Administración realice un seguro para pagar lo que no cubren los seguros privados y pagar de este modo el 100% de los daños a los agricultores. “¿Con qué comemos durante todo el año si sólo nos pagan los gastos?”, se pregunta Manero, quien atribuye la responsabilidad a la Confederación.

CHE

El 90% de las actuaciones de la Confederación están terminadas en el Valle del Ésera y han finalizado en el río Seco y Martín y en el tramo medio del Ebro. “Estamos en una condiciones mejores que las que se tenían anteriormente tras la reparación de defensas y motas y se ha aprendido del fenómeno y sacado conclusiones para hacerlas más eficaces”, subraya el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Los Austrias", de José Luis Corral
Francisco Javier Aguirre

Francisco Javier Aguirre

Audiencias

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las cadenas televisivas, públicas o privadas, es el de las audiencias. La porfía afecta en menor medida a las emisoras de radio, y es aún menor en los medios escritos, que tienen sus propios canales de cálculo.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Alpes Julianos. Eslovenia.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra