aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Viernes, 30 de septiembre de 2016
Política

13/1/2014

Biel cree que el debate sobre su sucesor debilita a la formación

La primera fase informativa del proceso de renovación del PAR ya ha alcanzado su ecuador. El presidente de la formación, José Ángel Biel, cree que es el momento de la captación de ideas y que aún no ha llegado la época para “hablar de personas”. Asegura que esto último “tan sólo aporta morbo” y debilita al partido.
Emilio César Mera Gallego

Zaragoza.- El presidente del PAR, José Ángel Biel, ya ha mantenido reuniones con treces comités comarcales y cuatro locales, lo que hace que haya llegado al ecuador de la primera fase informativa del proceso de renovación. Biel ha subrayado que se está aún en la fase de captación de ideas, por lo que ha pedido que se establezcan los debates entorno a ella, según un argumentario interno remitido desde Presidencia de la fuerza política. Considera que no es época “para hablar de personas”, aunque “alguno quiera correr más de lo debido”. Ha subrayado que el proceso de los nombres llegará “cuando el partido haya adquirido músculo suficiente” como para poder elegir “a los equipos más capacitados”.

Ha afirmado que el debate de los nombres “tan sólo aporta morbo y espacio para medios de comunicación”, pero debilita al partido, que, según Biel, debe estar ahora centrado “en un proceso que ningún otro partido ha emprendido con tanta profundidad”. Cree que el liderazgo se reconoce por el resto de compañeros porque, “siendo necesaria la vocación de ejercerlo”, ésta “no es condición suficiente”.

El presidente ha calificado los encuentros mantenidos hasta el momento de “sumamente participativos” y ha recordado que tras ellas es cuando comienza “el trabajo verdaderamente importante” como es la elaboración de propuestas.

Cree que lo que toda ahora es “reflexionar, debatir y renovar ideas para generar el proyecto política más ambicioso” que pueda la formación, tanto internamente como de cara a la sociedad.

Un proceso para el que cree que es necesaria la implicación de todos los militantes, por lo que ha pedido a los comités que sea “permeables” con las bases y los simpatizantes que hagan llegar sus propuestas. De hecho, ha desvelado que ya ha empezado a recibir las primeras aportaciones la militancia.

Biel ha reiterado que, “lejos de tutelar nada ni a nadie”, se está limitando a convocar a los órganos e impulsar el proceso de “regeneración doctrinal” y de “renovación de personas”. Algo que empieza por él mismo, lo que considera que le otorga “una mayor legitimidad” para hablar con claridad. Estima que debe ser “el catalizador” que propicie “la reacción en cadena”, aunque el resultado de este proceso será el trabajo de los militantes, puesto que les corresponde a ellos “diseñar el partido de 2015”.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Los Austrias", de José Luis Corral
Pilar Novales Estallo

Pilar Novales Estallo

El soniquete

Algo más de un año de gobierno municipal. La oposición ha puesto en marcha el soniquete que hace repiquetear un día sí y otro también: este es el gobierno de las taifas, del desguace de la tradición, de la inoperancia, del totalitarismo, del acabose, un completo caos. Si para mantener vivo el soniquete hace falta defender un día una cosa y al siguiente la contraria, pues se hace, vale todo.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Alpes Julianos. Eslovenia.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra