aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 19 de marzo de 2019
Sociedad
13/1/2014

Homicidios prueba un "drone" en la búsqueda de Víctor da Silva

Luis Miguel Gabás
Homicidios prueba este "drone" cedido por la empresa SRF by Adrip
Homicidios prueba este "drone" cedido por la empresa SRF by Adrip

Zaragoza.- El tifón Haiyán a su paso por Filipinas dejó más de 5.000 muertos y 1.600 desaparecidos. En las labores de búsqueda se utilizaron los denominados “drone”, aviones no tripulados provistos de cámara. Un aparato que la Brigada de Homicidios de la Policía Nacional ha decidido utilizar en la búsqueda de Víctor da Silva, el joven de 19 años desaparecido durante la Nochevieja de Zaragoza.

El aparato, que ha sido cedido por la empresa SRF by Adrip, ha rastreado el Ebro en la zona del Puente de la Unión de la capital aragonesa y por la parte de la presa de Pina de Ebro. No ha habido éxito, pero, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía en Aragón, se ha avanzado en las zonas de remolinos donde es más difícil visualizar entre la maleza.

Los miembros de la empresa privada han enseñado el uso de este aparato, que hasta ahora se usa para fotografías aéreas, de cara a implantar este método de busca en más jornadas y en otros casos futuros. Homicidios está también a la espera de que las condiciones meteorológicas permitan que el helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía con base en Madrid se pueda sumar a la búsqueda.

Mientras se realizaba esta particular búsqueda, los bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza han mantenido su operativo en la zona de la desembocadura del río Gállego y los de la Diputación Provincial de Zaragoza siguen peinando las orillas hasta que lleguen a Caspe.

Asimismo, la Policía Nacional está pendiente no sólo de que las nieblas desaparezcan, sino de que baje el nivel del río. De hecho, ya baja menos agua (190 metros cúbicos por segundo con una altura de 1,30, según los datos del SAIH Ebro), por lo que está más cerca que los Grupos Especiales Operativos (GEO) comiencen a mirar debajo del agua.

Víctor da Silva se encontraba celebrando el Año Nuevo en el Pabellón de Ceremonias de la Expo junto a un grupo de doce amigos. De repente desapareció. Esto fue a escasos minutos de que la fiesta finalizara, sin haberse producido ningún tipo de incidente. Al principio sus compañeros no le dieron importancia, pero sí cuando no volvieron a saber nada de él. La plaza Mozart fue la zona donde su teléfono móvil registró la última señal sobre las 12.30 horas.

Este joven es moreno, mide 1,78 centímetros y vestía un traje oscuro, camisa rosa clarita y una pajarita negra. Sus amigos han colocado carteles por toda Zaragoza para pedir ayuda.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
Sí, acepto la política de privacidad de Actualidad Media S.L.
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
José Carlos Fuertes Rocañín

José Carlos Fuertes Rocañín

El suceso de Godella: ¿incompetencia social?

Hace mucho tiempo que desde la Sociedad Aragonesa de Psiquiatría Legal y Ciencias Forenses, a la que tengo el honor de pertenecer y de ser miembro fundador, venimos reclamando “otras” medidas para abordar el tratamiento del enfermo mental grave que comete acciones violentas y antisociales. Enfermo que, a la sazón, no tiene, ni puede tener, conciencia de la ilicitud de su acción, cuyo pensamiento está sumido en una estructura delirante y de cuya conducta se pueden derivar hechos horripilantes.

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
Ötzi. Alpes del Tirol. Italia.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra
Semana Teatral
Por Francisco Javier Aguirre