aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Sábado, 27 de mayo de 2017
Zaragoza

18/9/2013

El Mirador Princess ya ofrece vistas aéreas espectaculares de Zaragoza

Los zaragozanos pueden desde este miércoles contemplar vistas espectaculares de la ciudad desde la noria Mirador Princess, que ha comenzado a girar y estará en funcionamiento hasta el 27 de octubre. La atracción tiene 72 metros de altura, el viaje cuesta 5 euros y dura 20 minutos. Belloch destaca que es una experiencia “impresionante”.
Guillermo Pemán Portella
El Mirador Princess funcionará hasta el 27 de octubre

Zaragoza.- ¿Quién no ha soñado alguna vez con ver Zaragoza a vista de pájaro? La noria panorámica Mirador Princess ya ha comenzado a girar desde este miércoles y ofrece una nueva perspectiva aérea de la ciudad unas vistas inmejorables desde la ribera del Ebro.

Con sus 72 metros de altura será uno de los platos fuertes de las Fiestas del Pilar, sobre todo, gracias a su espectacular iluminación compuesta por 20.000 bombillas led de bajo consumo, con la que se pueden hacer juegos de luces muy atractivos y espectaculares.

El responsable de comunicación del Mirador Princess, Rafael Llamas, ha destacado que es la noria transportable más alta de toda Europa con sus 300 toneladas de acero y que requiere para su instalación entre 25 y 30 camiones y una grúa de enormes dimensiones.

Durante la presentación, Llamas ha recalcado que es la única atracción de España que está catalogada para personas con discapacidad y acceso a minusválidos y personas con movilidad reducida.

La noria ha comenzado a girar desde las 11.00 horas y funcionará de forma continuada hasta las 23.00 horas todos los días. Está previsto que se retire el 27 de octubre, aunque dependerá del éxito que haya tenido entre sus visitantes. La atracción tiene 72 metros de altura, el viaje cuesta 5 euros y dura 20 minutos.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, no ha querido perderse la oportunidad de montarse y ha destacado que es una experiencia “impresionante”. “Espero que los vecinos de mi ciudad vengan a verlo porque vale mucho la pena y no hay que tener miedo a las alturas porque da una mirada nueva a Zaragoza nunca vista”, ha subarayado.

El Pilar visto desde la noria
El Pilar visto desde la noria

Por su parte, el responsable de Cultura, Jerónimo Blasco, ha subrayado que este año será una de las novedades de las Fiestas del Pilar junto a poder subir a fotografiarse con la Virgen.

Blasco está convencido de que la noria mirador va a encantar a zaragozanos y visitantes y se consolidará como un nuevo atractivo turístico y una novedad de las más llamativas.

El Mirador Turístico Princess cuenta con proyecto técnico, plan de seguridad, estudio geológico de su nuevo emplazamiento y seguro. Además, la atracción ha recibido ya la pertinente licencia, por la que ha abonado 10.000 euros.

Los viajes en esta atracción tendrán un precio de 5 euros para adultos y de 3 euros para niños.

El Mirador Princess está compuesto por 42 cabinas totalmente climatizas, adaptadas para la entrada con sillas de ruedas y tienen una capacidad de ocho personas por cabina.
 

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Voluntad de comprensión", de Diego Gracia
Jorge Garris Mozota

Jorge Garris Mozota

Trump y los trompetistas

En estos últimos días se están transmitiendo dos conceptos: el renacimiento de la UE y el acabose de Trump. Ambos deben ser analizados, aunque sea de forma resumida en este artículo, y en unos momentos en los que casi todo el mundo parece tener clara su opinión acerca del asunto, pues así se lo han contado.