aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Viernes, 22 de septiembre de 2017
Zaragoza

13/6/2013

Zaragoza sale a la calle en repulsa de la última víctima de violencia de género

Concejales y representantes sindicales del Ayuntamiento de Zaragoza se han concentrado este jueves a las puertas del Consistorio para mostrar su rechazo ante la violencia de género. En el acto, Belloch ha apelado a la cooperación ciudadana para denunciar este tipo de actos y ha aseverado que responde a una “obligación cívica”.
Claudia Ortín Sancho
La concentración ha tenido lugar en las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza
La concentración ha tenido lugar en las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza

Zaragoza.- Representantes de todos los grupos y sindicatos municipales se han concentrado esta mañana a las puertas del Ayuntamiento para manifestar su rechazo a la violencia de género. Una iniciativa que ha surgido a raíz del último caso que se ha producido en Zaragoza, con el asesinato de una mujer en el barrio de las Fuentes.

En el acto, al que han asistido decenas de personas, se ha guardado un minuto silencio en recuerdo de todas víctimas de esta lacra social. Encabezando el cartel reivindicativo estaba el alcalde Juan Alberto Belloch, quien ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana.

Un total de 26 mujeres han sido víctimas de la violencia de género en lo que va de año en España. El Ayuntamiento ha querido solidarizarse con las familias y amigos con este acto en el que Belloch ha destacado algunos de los factores que pueden ayudar a acabar con esta problemática.

Entre ellas, ha recordado, “acciones preventivas, represión severa y eficiente y también apoyar con solidaridad a las mujeres maltratadas”. Además, el primer edil ha querido destacar la cooperación ciudadana.

En este sentido, Belloch ha lamentado que en muchas ocasiones las mujeres víctimas de la violencia de género “por diversos motivos no quieren o no se atreven a denunciar”. Al margen de que buenas campañas educativas pueden convencer a estas mujeres de que es la única manera de salvar su vida, “todos podemos colaborar”, ha apuntado.

El alcalde ha sido rotundo al manifestar que cuando cualquier ciudadano tenga “un indicio sensato o noticia de que una mujer está siendo víctima de violencia de género la obligación cívica es ir a la Policía y denunciar estas conductas”.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, se ha mostrado esta mañana en las Cortes “más preocupado cada día” ante “el incremento de violencia de género en edades adolescentes”. “Va a más, aún siendo incipiente, de una forma muy rápida. Preocupa y hay que actuar”, ha expresado.

comentarios
Sin comentarios en la noticia
tu comentario
 

Muchas gracias por tu envío que ayuda a construir Aragón Digital entre todos. El material será revisado en breve para ser publicado cuanto antes. Para cualquier duda, comentario o sugerencia, contacta con nosotros.

Este espacio se rige por unas normas simples con objeto de permitir que cada uno exprese su opinión sin ofender a los usuarios. Por favor, téngalas en cuenta cuando contribuya con la suya.

La semana en imágenes
agenda
Últimos estrenos de cine
Envíanos tus noticias con fotos, vídeos...
Próximo premio: 1 ejemplar de "Después del amor", de Sonsoles Ónega
José Luis Mateos Barrionuevo

José Luis Mateos Barrionuevo

Oferta y demanda

La economía española actual –por lo menos teóricamente- está basada en la economía libre de mercado. Esa economía que, como dejó bien claro Adam Smith (1723-1790), tiene sus pilares en la ley de la oferta y la demanda. Es decir, que es preciso sacar al mercado un producto que la gente reclame. Visto así, todo parece muy sencillo. No se venderá algo que no se desea. Por el contrario, todo lo que el personal necesita desaparecerá enseguida en manos de los consumidores (entendidos estos en sentido amplio).

Los blogs de nuestros colaboradores
Un paisaje, Una mirada
Por Ramón Tejedor
La Espelongueta. Pirineo aragonés.
Desafía tu mente
Por Virginia Coscollar Escartín y Antonio Coscollar Santaliestra